domingo, 17 de agosto de 2014

Inflan costos de remodelación

DEL PALACIO LEGISLATIVO


Los montos rebasan de dos a siete veces lo presupuestado originalmente por un despacho especializado
Inflan costos de remodelación
La remodelación del Palacio Legislativo de San Lázaro ha costado de dos a siete veces más lo presupuestado inicialmente.
domingo, 17 de agosto de 2014
MÉXICO, DF (Apro).- Inmersos aún en el descrédito, los diputados federales pretenden adjudicarse otro pago extraordinario de 100 millones de pesos y seguir cubriendo obras de remodelación cuyos montos rebasan de dos a siete veces lo presupuestado originalmente por un despacho especializado.
Estas erogaciones están contenidas en el "anteproyecto de presupuesto 2015" —en la propia Cámara de Diputados se le denominó incluso "versión de un documento de trabajo"—, así como en un estudio cuya copia tiene Proceso. Ambos revelan que la actual legislatura, la LXII, ha pagado obras que no corresponden a lo presupuestado por su predecesora.
En su edición 1969, este semanario detalló la entrega "extraordinaria" o "especial" de 359 millones 202 mil pesos a las fracciones del PRI, PAN, PRD, PVEM y Panal entre septiembre de 2012 y febrero de 2014.
Entre enero y abril de este año los cinco partidos recibieron 56 millones 568 mil pesos. Ahora, en la página nueve del "anteproyecto de presupuesto de 2015" se establece que han solicitado 100 millones de pesos más por concepto de "subvención" especial "equivalente a febrero de 2014".
Esos 100 millones se sumarían a los 500 millones por fin de legislatura y como "bono de desempeño a diputados".
Y aun cuando en su comunicado del martes 12 el secretario general de la cámara, Mauricio Farah Gebara, no desmintió el contenido del anteproyecto, expuso que es sólo un documento de trabajo elaborado por la Dirección General de Programación, Presupuesto y Contabilidad —como lo señaló Proceso—, una posición del PRI a cargo de Alejandro Somuano Ventura.
CARAS COMO ABECEDARIO
En su edición del pasado 20 de julio, este semanario publicó un reportaje en el que aludió a las obras de reedificación de San Lázaro, en cuya primera etapa se invertirían 400 millones de pesos para la restitución de los elevadores, la remodelación de los ocho edificios y el cambio de "celosías" mejor conocidas como "XXX".
Sin embargo, de acuerdo con otro documento consultado por la reportera, el pago autorizado se elevó siete veces.
Las convocatorias a los concursos de licitación se realizaron el año pasado. El 20 de septiembre, por ejemplo, se publicó la correspondiente a la "restauración, conservación de las celosías ‘equis’ del patio central del Palacio Legislativo".
Semanas después, el 29 de octubre, el Comité de Administración informó que la empresa Sackbe, así como Ingeniería, Arquitectura y Diseño Integral presentaron propuestas que fueron descalificadas. Sin embargo, como se tenía previsto ejercer 20 millones de pesos para esas obras, provenientes del Ramo 23, debían ejercerse o regresarse a la Secretaría de Hacienda.
"La Secretaría General (encabezada por Farah Gebara), vía económica, solicitó a este Comité de Administración autorización —como caso de excepción— la adjudicación directa con la sociedad mercantil Sackbe por un monto de 19 millones 360 mil 523 pesos", dice el acta redactada por el comité para evitar restituir el dinero a Hacienda.
No obstante, el documento no menciona por qué designó a esa empresa que había sido descalificada. El acuerdo lo firmaron el presidente del comité, Guillermo Sánchez Torres (PRD), Manuel Añorve Baños (PRI) y José Martín López Cisneros (PAN), este último es uno de los legisladores que asistieron a la fiesta privada de panistas en enero pasado en Puerto Vallarta, cuya difusión dio como resultado la remoción del coordinador de la fracción, Luis Alberto Villarreal.
El 5 de noviembre último Sánchez Torres, Añorve Baños y Enrique Aubry de Castro, del PVEM, autorizaron una partida adicional superior a los 7 millones 186 mil pesos, pues la arquitecta Virginia Arroyo Rodríguez, de Sackbe, observó un alto grado de deterioro de las piezas de mármol que conforman los faldones sobre los que se erigen las celosías de aluminio.
El 17 de diciembre siguiente, el mismo comité firmó el acuerdo, aunque sólo participaron Sánchez Torres y Añorve Baños, con la empresa Vagacor Consultores para que ésta supervisara la obra con un costo de 1 millón 169 mil 296 pesos. En total, el cambio de celosías costó 27 millones 719 mil 216 pesos.
Lo que resulta extraño es que en ninguna parte de los acuerdos del comité se haga referencia a un estudio ya existente para hacer un amplio trabajo de remoción de San Lázaro y que fue elaborado por la anterior legislatura.
Según las presentaciones del documento, el trabajo es mucho mayor del que actualmente se realiza en San Lázaro. Fechado en junio de 2010 el proyecto se denomina "Programa de obras para la Cámara de Diputados, enero 2010-agosto 2012" y señala que el director de Recursos Materiales solicitó al despacho Calbun Profesionales "el presupuesto para definir prioridades, costos, tiempos de ejecución y otros factores del programa".
Y éste lo hizo. El cambio de celosías "equis", expuso, costaba 3.5 millones de pesos, lejos de los 19.3 millones que contabilizó la actual legislatura al principio.
Pero además, el área de contraloría de la Cámara de Diputados emitió un dictamen sobre el mismo asunto. Destacó que desde 2008 se intentó hacer el trabajo con un presupuesto de apenas 500 mil pesos, pero la licitación se declaró desierta. Al año siguiente y en 2010 no se presupuestó la obra, a pesar de que el despacho Calbun había hecho su análisis, mientras que en 2011 se estaba pidiendo un presupuesto de 3.7 millones de pesos.
Y pese a que la única diferencia con el trabajo realizado por Sackbe en esta legislatura es la reposición de piezas de mármol sobre las que se ubican las "equis", el costo es mucho mayor, como si en lugar de colocar X hubieran puesto todo el abecedario, comentó una de las personas que auditó el presupuesto inicial.
ELEVADOS ELEVADORES
En junio de 2010, la misma Calbun, a petición de la Dirección General de Recursos Materiales de la cámara, presupuestó el cambio de los 17 elevadores que había en el recinto legislativo. Su costo: 19 millones 890 mil pesos. El trabajo incluía, según el programa, "renovación de los equipos de control electrónico y eléctrico, mantenimiento de motores, cables y equipos mecánicos, así como la renovación de acabados interiores".
El 24 de septiembre de 2013, el Comité de Administración de la LXII Legislatura autorizó el pago de 12 millones de pesos para cambiar 10 elevadores. El trabajo fue asignado a Elevadores Schindler.
En su página 13, el "anteproyecto de presupuesto 2015", elaborado por la Dirección de Programación, Presupuesto y Contabilidad de la Cámara de Diputados, pide 30 millones de pesos más para la "segunda etapa" del programa de elevadores, aunque no aclara cuánto costarán las dos etapas restantes.
Así, el pago de sustitución de elevadores alcanzaría 42 millones de pesos, es decir, más de doble de lo que presupuestó la pasada legislatura: 20 millones.
De acuerdo con el estudio realizado por Calbun Profesionales —que contrató la LXI Legislatura—, por el "reforzamiento estructural de cimentación de los inmuebles (pilotes de inclusión)" se presentó un presupuesto de 20 millones 114 mil 565 pesos. En 2011 la misma Dirección de Recursos Materiales y Servicios "llegó a la conclusión de que la ejecución integral de la obra civil ascendería a más de 70 millones, lo que motivó que no se ejecutara.
La misma empresa presupuestó otros 27 millones 300 mil pesos para la "rehabilitación del recubrimiento de las fachadas de la Cámara de Diputados, sustituyendo los tableros de cantera por tableros de panel de aluminio".
El cambio se hizo "para disminuir el peso de los edificios". Además, la inclusión de pilotes, la fachada de material de placa de aluminio, la planta de árboles, el retiro de terraplenes, la colocación de bastidor metálico y la colocación de panel de aluminio se presupuestaron en 47 millones 300 mil pesos, la mitad de lo que invirtió la actual Legislatura en la primera de las cuatro etapas que autorizó el Comité de Administración. Además, las obras que se están ejecutando no incluyen cambio de pilotes (sostén) de los edificios.
El "anteproyecto de presupuesto de 2015" incluye 80 millones de pesos en una segunda etapa por la "restauración de las fachadas de los edificios". Esto es, los 94 millones gastados este año, más los 80 millones presupuestados para 2015, darían un subtotal de 174 millones.
OTRAS MINUCIAS
Cada inicio de legislatura, los grupos parlamentarios "renuevan" sus oficinas. Para la siguiente, la Cámara de Diputados está solicitando 20 millones de pesos y 4.5 millones de pesos para "cambio de alfombra en galerías, palcos y auditorios y retapizado de butacas en salón de sesiones".
Tanto los 80 millones para las fachadas, los 20 millones para la remodelación de los grupos parlamentarios y el retapizado son proyectos "de alta prioridad", que junto con otros conceptos de menor cuantía suman 205 millones 600 mil pesos.
Existen otros como los 500 millones para la "construcción de la ampliación del Palacio Legislativo", los 57 millones para "cambio de piso y trabajos complementarios de la Bibliotewca Legislativa", e incluso la sustitución de elevadores por 30 millones de pesos, que se consideran "proyectos de baja prioridad y aún se desconoce si se autorizarán.
JESUSA CERVANTES