jueves, 14 de agosto de 2014

En Coahuila, despide GM a 400 empleados


General Motors Ramos Arizpe ajustará su producción a la baja un 22.7 por ciento en la planta ensamble, lo que representará la desocupación directa de 400 personas que tenían un contrato temporal, anunció Héctor de Hoyos Muñoz, director de la empresa.
jueves, 14 de agosto de 2014
La medida aplicada tendrá un efecto dominó en sus proveedores a través de los cuales podrían perderse hasta 2 mil 800 empleos, porque mantienen una relación de 5 y hasta 7 a uno en cada ocupación perdida en el complejo automotriz.
A la par la empresa aplicará un paro técnico de verano de dos semanas que iniciará el 18 y terminará el 29 de agosto, durante este espacio se ajustará la línea de producción de las camionetas Captiva Sport, las cuales pasarán de 44 unidades producidas por hora a 34, dijo De Hoyos en entrevista telefónica desde el corporativo de la automotriz en la Ciudad de México.
La disminución en la producción es atribuida a que se manufacturaban flotillas del producto para arrendadoras de autos y el contrato concluyó a la mitad de este año, por lo que este proceso de desaceleración se había previsto desde el inicio del año, expresó el director del complejo.
El principal ajuste es en la planta de ensamble donde 320 trabajadores serán dados de baja y 80 más de la línea de la unidad productiva de transmisiones o Powertrain, mientras la división motores no tiene problemas en este momento.
Los trabajadores que regresarán a laborar al término del paro técnico, se van con el cien por ciento de sus prestaciones pagadas y su salario, porque se tomará como vacaciones, mientras que para diciembre se determina hacer una nueva detención de actividades productivas de una semana o semana y media.
Antonio Gutiérrez Jardón, secretario de Desarrollo Económico y Competitividad de Coahuila aseguró que no habría un efecto en los proveedores de la empresa ensambladora de autos, porque eran trabajadores temporales y esto de ninguna manera se reflejaría en bajas de personal en las diferentes compañías abastecedoras de autopartes.
El presidente de la Asociación de Industriales y Empresarios de Ramos Arizpe, Antonio Domínguez Lara, lamentó el ajuste a la baja que aplicará General Motors y comentó que esto presiona a la región, pero confió en poder absorber al personal que sea desocupado.
Por Javier Medina Pastén