miércoles, 28 de enero de 2015

Salazar acusa de peculado; revira Riquelme

POR: FABIOLA P. CANEDO Y YOLANDA RÍOS / EL SIGLO DE TORREÓN/ TORREÓN
El senador panista Luis Fernando Salazar acusó ayer al alcalde priista de Torreón, Miguel Ángel Riquelme, de ejercicio indebido del recurso público, abuso de autoridad y peculado, ante la Procuraduría General de la República (PGR), pues dijo que las retenciones del 3.5 % del sueldo de los trabajadores de confianza no llegaron al PRI y a Fundación Colosio, como se informó al personal.








En respuesta, el munícipe aseguró que las transferencias fueron hechas al PRI y que cuenta con comprobantes de ello.
El senador amplió la denuncia que había presentado en octubre de 2014 en contra del alcalde por las cuotas al PRI. Dijo que Riquelme afirmó haber retenido el salario de los trabajadores y transferirlo al PRI, pero la Comisión Nacional Bancaria y de Valores informó que no se registran transferencias a dicho partido ni a la Fundación, "por lo que el alcalde realizó informes que no corresponden a la realidad, de modo que es un ejercicio indebido del servicio público".
Al no llegar el recurso al supuesto destino, dijo, el alcalde ha dispuesto de los recursos de sus subalternos, "lo que constituye abuso de autoridad". Y finalmente, consideró que existe peculado porque Riquelme hasta el momento no ha probado en ninguna instancia cuál ha sido el destino de los fondos retenidos a los trabajadores.
Por su parte, el Ayuntamiento de Torreón mostró comprobantes de transferencias electrónicas mensuales que el año pasado hizo a través de BBVA Bancomer a nombre del PRI, pero no mostró las de la Fundación Colosio.
Las transferencias son por 65 mil pesos y se suspendieron en diciembre, luego de una resolución del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.
Ante las acusaciones lanzadas por el senador, Riquelme dijo que la configuración del delito "sencillamente no procede".