sábado, 31 de enero de 2015

Confirma ICA disolución del grupo que participaría en licitación del aeropuerto

Recorte preventivo
La asociación la integraban Carso y Constructora Teya asociada con China Railway

Foto
Susana González G.
 
Periódico La Jornada
Sábado 31 de enero de 2015, p. 5
Horas después de que el titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, aseguró que la construcción del nuevo aeropuerto para la ciudad de México no resultará afectado con el recorte presupuestal, el presidente de ICA, Alfonso Quintana, confirmó la disolución del grupo de nueve empresas mexicanas que habían decidido participar en conjunto en la licitación del proyecto. Además de ICA, Grupo Carso, de Carlos Slim, lideraba esta asociación, que integraban Constructora Teya, de Grupo Higa, asociada a China Railway, la cual ganó la licitación original del tren México-Querétaro.
En tanto, la Asociación Mexicana de Ferrocarriles (AMF), a la que pertenecen 19 empresas de trenes de carga y de pasajeros, respaldó la decisión del gobierno federal de cancelar el Tren Transpeninsular y posponer la construcción del México-Querétaro.
Los integrantes de la AMF respaldamos cualquier acción del gobierno federal que tenga como fin mantener la estabilidad económica de las familias mexicanas, señaló en escueto comunicado la organización, creada en 1995, a partir de que se privatizaron los ferrocarriles en el país.
La organización El Poder del Consumidor (EPC) demandó que la construcción del México-Querétaro sea cancelada definitivamente, y no de manera indefinida como se anunció, pues insistió en que es una obra injustificada, contraria a cualquier evaluación costo-beneficio y que compromete los recursos de la nación.
El titular de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, ratificó que la construcción del aeropuerto continuará, porque es indispensable para el país. En tanto, el México-Querétaro se difiere de manera indefinida, pero no se cancela.
El Grupo Financiero BBVA- Bancomer informó que el recorte presupuestal anunciado equivale a 2.6 por ciento del gasto neto de la Federación y calificó de positiva la medida porque mitigará los efectos negativos que los bajos precios del petróleo pudieran tener en 2016.
La versión sobre la disolución del grupo de constructoras mexicanas que participaría en la licitación del aeropuerto comenzó a circular antes de la conferencia de prensa de Videgaray. La agencia Bloomberg reveló en su portal que ICA y Grupo Carso abandonaban los planes para trabajar juntos debido a que el gobierno federal está interesado en atraer contratistas extranjeros. Sólo hasta la tarde, Alfonso Quintana, director general de ICA, confirmó la disolución del grupo en entrevista radiofónica.
Foto
El pasado 3 de septiembre se presentó la maqueta de lo que será el nuevo aeropuerto de la ciudad de MéxicoFoto Carlos Ramos Mamahua
Se aclaró que dicha ruptura no impide que algunas de las empresas busquen participar por su cuenta en la licitación del proyecto.
Desde 2013, las nueve empresas firmaron un memorando de entendimiento para participar en la licitación aeroportuaria, pero la unión se dio a conocer apenas el año pasado. ICA tenía originalmente una participación de 18 por ciento, Grupo Carso de 11 por ciento, y la Constructora Teya de Grupo Higa 11 por ciento.
La falta de apoyo del gobierno para el consorcio de todo México ayudó a estimular la disolución del grupo, antes de que se emitan las bases de licitación previstas para febrero, dijo una de las fuentes de Bloomberg. Desde septiembre el propio Ruiz Esparza manifestó que seguramente habrá compañías de talla internacional porque requerimos que los que lo llevan a cabo, especialmente los proyectos clave, nos dan certeza y garantías de su capacidad técnica, refirió la agencia.
Bloomberg consideró que la construcción del aeropuerto resultaun punto brillante para las empresas constructoras de México, después del anuncio que hizo Videgaray, con el cual desenchufó los proyectos para construir el tren de alta velocidad México-Querétaro y uno de pasajeros en la península de Yucatán.
La versión sobre la ruptura del grupo no fue confirmada sino hasta que la Bolsa Mexicana de Valores cerró operaciones. Las acciones de ICA tuvieron fluctuaciones que provocaron que el grupo emitiera un comunicado donde asentaba que no tenía conocimiento de las causas que dieron origen a los movimientos inusitados presentados el día de hoy.
Al final de la jornada, ICA cerró con alza de 2.10 por ciento en sus acciones, pues su precio subió de 15.25 a 15.57 pesos, con lo que se colocó entre las empresas con mayor variación hacia arriba. En cambio, Grupo Carso no figuró en este listado ni tampoco en el de mayor variación a la baja, aunque sus acciones cayeron 2.8 por ciento y se vendieron en 65.57 pesos.