jueves, 30 de agosto de 2012

Un año sin avance en Caso de Megadeuda de Coahuila

Édgar González
30 agosto 2012

Federico Döring, quien interpuso denuncia penal ante la PGR, admite que no hay pistas de Javier Villarreal


Saltillo.- A más de un año de presentar la denuncia y a tres meses de culminar la administración federal, las investigaciones por la megadeuda de Coahuila por parte de la PGR parecen no haber avanzado en lo más mínimo, y Javier Villarreal Hernández, exsecretario ejecutivo del SATEC, sigue a salto de mata.

En junio de 2011, los senadores panistas Federico Döring y Rubén Camarillo presentaron denuncia penal por la megadeuda de 36 mil millones de pesos de Coahuila; sin embargo, hasta ahora no hay información sobre avance alguno.

VANGUARDIA entrevistó vía telefónica a Federico Döring, quien ahora será coordinador del PAN en la Asamblea Legislativa del DF, y reconoce que la búsqueda de Javier Villarreal es tardada porque intervienen instancias diplomáticas, tanto de México como de Estados Unidos.

Según Döring, México solicitó ya toda la información de Villarreal a EU por sus inversiones en Texas; no obstante no se sabe nada de su búsqueda.

“No te puedo decir que la PGR haya avanzado en algo”, dijo el legislador panista, “y cuando he platicado del tema en un par de ocasiones con Guillermo Anaya, quien también ha estado atento al asunto, buscando a la procuradora Marisela (Morales) para obtener información (…) me da la impresión de que no hay mayor avance, de que no han concretado mayor cosa”.

A decir del legislador, el interés es mantener vigente el delito de recursos de procedencia ilícita, porque los otros delitos por los cuales hubo denuncia como el cohecho y peculado, no son graves.

“El (delito) que a mí me interesa y en el que se le deben fincar responsabilidades es el de operaciones con recursos de procedencia ilícita”, expuso, “si los créditos fueron irregulares no se puede sostener bajo ninguna premisa, que lo que adquirió (Villarreal en Texas), porque está denunciado también es un delito no grave”.

De acuerdo con Döring, si Villarreal ya vendió o traspasó las propiedades y sus acciones en los medios de comunicación, eso no debe importar a la autoridad, sino cómo y con qué dinero las adquirió en su momento.