viernes, 31 de agosto de 2012

Llama Coldwell a López Obrador a respetar fallo del Tribunal Electoral

Tras destacar la “solidez jurídica” del tribunal, dijo que no conduce a nada la descalificación.

Rosa Elvira Vargas
Publicado: 31/08/2012 08:48

México, DF. Luego de reconocer la “solidez jurídica, el profesionalismo y la imparcialidad” del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, el PRI llamó esta mañana a Andrés Manuel López Obrador y a los partidos del Movimiento Progresista a respetar a las “sólidas” instituciones electorales y a dialogar.

La descalificación, “no conduce a nada”, dijo el presidente del tricolor, Pedro Joaquín Coldwell, “México no debe quedar atrapado en un conflicto post electoral de duración indefinida.

A las 7:30 de la mañana, en la sede nacional del PRI fue convocada una conferencia de prensa. Significativamente ésta se fijó una vez conocida la decisión de López Obrador de salir ante los medios de comunicación a las 8 horas.

Puntual, el hasta hoy senador Joaquín leyó primero un pronunciamiento en el cual ponderó la evaluación “ponderada, exhaustiva y con estricto apego a la ley” por parte del TEPJF de las “afirmaciones, argumentos y pruebas presentadas por el Movimiento Progresista”, para finalmente rechazar “la infundada petición de invalidez del triunfo obtenido en las urnas por Enrique Peña Nieto”.

Así, añadió, se da por concluida la fase contenciosa e impugnativa del proceso electoral federal de este año y “ha quedado plenamente acreditada la legitimidad” de la victoria de su candidato presidencial.

Aprovechó para hacer cierre final del proceso electoral, felicitó a los ciudadanos por su “ejemplar participación” y exhortar a los dirigentes y al candidato del Movimiento Progresista para acatar la resolución del Tribunal pues, “el cumplimiento de las sentencias judiciales definitiva es el sustento de la justicia, la armonía y la paz”.

Pedro Joaquín consideró además “censurable y criticable” la formulación de juicios descalificadores hacia los magistrados del Tribunal como los expuestos por representantes del Movimiento Progresista, porque “en nada contribuye a la civilidad”.

Luego, al preguntársele cómo hará el PRI para que se considere que su triunfo, más allá de legal, es también legítimo, el dirigente político puntualizó: “esta fue una elección regulada por una reforma electoral consensuada por todas las fuerzas, equitativa, organizada por un ente autónomo, con consejeros electos de manera unánime, vigilada por 3 millones de ciudadanos y sancionada también unánimemente por lo magistrados del Tribunal, ¿qué otra prueba debe pasar esta elección para que se considere válida y legítima?”

Finalmente, anunció que más tarde y una vez Peña Nieto reciba la constancia que lo acredita como presidente electo, dirigirá un mensaje al país.