jueves, 30 de agosto de 2012

Acusan fraude en venta de terreno en Torreón; Peligra hospital por engaño millonario

Francisco Rodríguez
30 agosto 2012

Denuncian al Registro Público de la Propiedad por borrar ilegalmente hipoteca de 12 mdp


TORREÓN.- Un presunto fraude realizado por funcionarios del Registro Público de la Propiedad (RPP) en Torreón, al eliminar sin sustento legal una hipoteca por 12 millones de pesos del predio donde hoy está edificado el Hospital Municipal, podría poner en peligro una de las obras más representativas de la presente administración.

El 1 de septiembre de 2011 Administradora Bríos S.A de C.V interpuso la demanda L1-P2-189/2011 (número de averiguación), en contra de Luis Alberto Ríos Quintana, quien supuestamente canceló ilegalmente la hipoteca en presunta complicidad con autoridades del Registro Público, para después vender la propiedad al Municipio.

Según datos del RPP, el 6 de marzo de 1992, los socios de la entonces Clínica Torreón vendieron los predios a Jesús Ríos Rosales, Luis Alberto Ríos Quintana y María Antonieta Moreno Torres.

En 1994, los nuevos dueños hipotecaron un predio por 12 millones de pesos a favor de la Unión de Crédito del Valle de México. Sin embargo, de acuerdo la Partida 24719, Libro 248, del Asiento Registral 746470, el 7 de febrero de 2005, Ríos Quintana canceló dicha hipoteca por sólo 12 mil pesos, sin conocimiento de la unión crediticia y con el aval de jefes del RPP.

VANGUARDIA corroboró la cancelación en el registro por computadora que tiene el RPP; sin embargo, cuando fue requerido el documento (que es público), éste no fue localizado en los archivos. Fuentes cercanas confirmaron que los documentos que utilizaron para cancelar la hipoteca fueron sustraídos ilegalmente.

La propiedad donde hoy se atiende a ciudadanos de escasos recursos, estaba en un listado del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAEB), por lo que en 2006, Administradora Bríos adquirió los derechos de cobro de la cartera, sin conocer que Luis Alberto Ríos y el RPP habían borrado la hipoteca fraudulentamente.

“El Registro Público se prestó a aceptar un documento que no era válido y borraron una hipoteca por 12 millones de pesos, por eso ya está la demanda en contra del Registro y de personas físicas”, ratificó a VANGUARDIA Antonio Yun, representante legal de la empresa Bríos.

Además, el RPP recibió un exhorto federal para reponer la inscripción del gravamen real en las partidas de los predios, lo cual no se ha cumplido.

El director del RPP en Torreón, Javier Lechuga, con dos semanas en el cargo, desconoce el problema y aseguró que en el Departamento Jurídico no tienen conocimiento de la demanda.

Cuando se presentó la aparente cancelación ilegal de la hipoteca, el director del RPP era José Luis Dovalina Romero, a quien la Secretaría de la Función Pública le detectó un quebranto por 20 millones de pesos, por lo que se le inhabilitó para desempeñar cargos públicos y se le sancionó por los delitos de cohecho, registros falsos y cancelación ilegal de gravámenes.



Alcaldía no es dueña de obra

En diciembre de 2010 el Ayuntamiento de Torreón inauguró el Hospital Municipal, donde invirtió 30 millones de pesos en equipamiento y 48 millones en la adquisición del inmueble, capital autorizado por el Cabildo.

De los 48 millones que se iban a destinar para la compra del inmueble, se pagaron 22 millones a Luis Alberto Ríos, con la idea que el resto del dinero se entregaría hasta que la escrituración quedara a nombre del Municipio.

A la fecha, por el gravamen que existe, la Alcaldía no aparece en el RPP como dueña del lugar, y por si fuera poco, tampoco han demandado a quien le vendió ilegalmente el inmueble.

VANGUARDIA acudió con el director Jurídico del Municipio, Claudio Antonio González Barroso, pero su personal aseguró que estaba de vacaciones.

También se buscó al contralor Lauro Villarreal, de quien dijeron que estaba en reunión con gente de la Auditoría Superior de la Federación. Villarreal fue quien operó el proceso de compra y legalidad del hospital.

Fuentes cercanas al Municipio confirmaron que tanto él como el tesorero Pablo Chávez Rossique, se han reunido con los abogados de Ríos Quintana; sin embargo, aún no existe un requerimiento oficial de devolución de dinero ni han iniciado ningún proceso legal contra quien les vendió el predio ilegalmente.

El hospital abarca una superficie de 4 mil 500 metros cuadrados, con un área de construcción de 5 mil metros cuadrados en dos pisos. Está destinado a personas de escasos recursos y atiende consulta externa, pediatría, nutrición, ginecología, rehabilitación física, imagenología, laboratorio y farmacia.

Cuenta con 50 camas, 10 quirófanos, zona de terapia intensiva, cuartos fríos, cocina y áreas administrativas. El hospital atiende en promedio a siete personas cada hora.