viernes, 31 de agosto de 2012

Tesorero ,Pablo Chávez Rosique dice que en el caso del Hospital Torreón,‘No es un fraude, es sólo un pleito’

‘No es un fraude, es sólo un pleito’, afirma tesorero

Sandra Gómez
31 agosto 2012

La Tesorería Municipal suspendió el pago de la deuda por la adquisición del predio donde está edificado el Hospital Municipal Torreón, hasta en tanto los particulares que reclaman la propiedad lleguen a un arreglo


TORREÓN.- El tesorero informó que el supuesto fraude perpetrado por la venta del terreno, es un conflicto entre la administradora Bríos, S. A. de C.V. y Luis Alberto Ríos Quintana, que debe ser aclarado entre ellos.

“Mientras un juzgado no nos invite y esto se clarifique ante las autoridades, no tenemos que concursar en el conflicto, nosotros no tenemos nada que ver, todo esto es un pleito entre señoras chirinoleras”, apuntó.

Manifestó que los certificados de libertad de gravamen que se solicitaron al momento de iniciar el procedimiento de compra-venta del inmueble, no se desprende nada que comprometa al municipio.

En ese certificado se señaló a las personas que tenían derecho a ese bien inmueble y con ellas nos entendimos para efectuar la operación, refirió.

Sin haber llegado a acuerdos definitivos, Chávez Rossique admitió que ha celebrado varias reuniones con Ríos Quintana, quien vendió el predio y la finca al municipio.

Nosotros, dijo, no tenemos nada que opinar al respecto, sólo suspendimos los pagos desde hace unas seis semanas, al advertir un riesgo.

Dejó en claro que a dos años de la inauguración del hospital, el inmueble pertenece al municipio, tal como lo avala el contrato de compra-venta, que no está inscrito en el Registro Público de la Propiedad porque no está pagado en su totalidad, que es una de las condicionantes que están asentadas en el contrato.

Esta operación inmobiliaria está blindada, desde el momento en que no se ponen los recursos municipales en riesgo, a través de mayores pagos.

En cifras

La operación de compra del edificio asciende a los 48 millones de pesos, de los cuales a la fecha se adeudan 22 millones.