jueves, 30 de agosto de 2012

Muere joven al recibir un balazo en el rostro

EL SIGLO DE TORREÓN/ TORREÓN

Crimen. La Delegación de la Procuraduría de Justicia del Estado, investiga el crimen contra una mujer.


LA MADRE DE 19 AñOS CAMINABA JUNTO A SU HIJO CUANDO RECIBIó EL DISPARO

Una jovencita de 19 años, perdió la vida al recibir un balazo 'a boca de jarro' en el rostro, cuando caminaba con su pequeño hijo de tres años de edad, por las inmediaciones de la colonia Pancho Villa, ayer por la mañana.


Trascendió que la Policía Investigadora del Estado anda tras la pista del presunto homicida.

IDENTIFICADA
La Delegación Laguna 1 de la Procuraduría General de Justicia del Estado, informa que la occisa llevaba por nombre, Perla Yazmín Ceniceros Viesca, de 19 años y con domicilio en calle Tacuba, de la colonia Carolinas.
De acuerdo a las primeras investigaciones del Ministerio Público y agentes policiacos, como a las 9:40 horas caminaba Perla Yazmín por la calle Tacuba -con su pequeño hijo tomado de la mano- y casi al llegar a la calzada Xochimilco, en la colonia Pancho Villa, a unas tres cuadras de la casa donde vivía la muchacha, se le acercó un sujeto que tenía un rato parado en la esquina, de acuerdo a versiones de algunos testigos.

A QUEMARROPA
Al tenerla de frente, el individuo algo le dijo a Perla Yazmín y de repente sacó de entre sus ropas una pistola tipo revólver y le disparó en el rostro, ante la inocente mirada del hijo de la víctima y de algunos testigos que se alarmaron al escuchar la detonación, algunos de los cuales reportaron el crimen al sistema 066 de Emergencias.
Poco después llegaron los paramédicos de la Cruz Roja, quienes revisaron los signos vitales de la muchacha y constataron que había muerto, por lo cual se dio parte al agente investigador del Ministerio Público de Delitos Contra la Vida y la Salud Personal, que se constituyó poco más tarde para dar fe.

Señalan las autoridades que a simple vista se le apreciaba a Perla Yazmín una herida de bala con orificio de entrada en el pómulo izquierdo, lesión que le quitó la vida en unos instantes, siendo trasladada al anfiteatro del Semefo del Hospital Universitario.

Trascendió que la jovencita laboraba como recamarera en el Motel del Paso, localizado por la calzada Ramón Méndez y Emilio Carranza, de la colonia Carolinas, por el área donde ocurrió el crimen.