martes, 30 de septiembre de 2014

Si se avalan bodas gay, después habrá matrimonios con perritos: obispo


El obispo de la diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre. Foto: Juan Manuel Robledo
El obispo de la diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre.
Foto: Juan Manuel Robledo
MÉXICO, D.F. (apro).- El obispo de la Diócesis de Aguascalientes, José María de la Torre, refrendó su oposición a la aprobación de los matrimonios gay en la entidad.
En conferencia de prensa, dijo que en caso de que eso suceda se abriría la puerta a “un experimento social peligrosísimo”, como casarse con animales.
Mientras en el Congreso local se debate una iniciativa para legislar el matrimonio entre personas del mismo sexo y la comunidad gay promueve amparos para que se legalicen las uniones civiles entre sus integrantes, el líder católico advirtió:
“El día de mañana cualquier cosa va a ser familia. Pero ya no va a ser familia ¿verdad? Y si por ahí vamos, el día de mañana se podrá casar un señor con un perrito o con una perrita y van a poder adoptar perritos, dar herencia a los perritos y así, o sea que se abre la puerta a un experimento social peligrosísimo”, dijo De la Torre en conferencia.
Y para justificar su declaración, agregó que en defensa de la familia tradicional, la Iglesia trata de hacer entender la ley natural.
En mayo pasado, el obispo de la Diócesis de Aguascalientes dijo que los homosexuales “no tienen derecho” al matrimonio, y legislar a favor de ellos “es injusto y antinatural”.
El pasado 16 de septiembre, llamó “invertidos” a los homosexuales. En declaraciones a la prensa, aseguró: “Mañana voy a leer los periódicos y voy a estar atento para ver qué escriben y para ver de qué parte están; si están de parte de la razón o están de parte precisamente de los invertidos. Ese es el problema: invertir valores. Hay una filosofía perversa abajo de destruir y volver a construir, pero al revés”.
Y de paso, criticó a los legisladores: “Mejor deberían erradicar la pobreza y no con iniciativas guajiras, electorales, temporales, voluntarias”.
Ante estas declaraciones, representantes de 15 organizaciones no gubernamentales (ONG), defensoras de los derechos de los homosexuales, entregaron un documento al obispado la semana pasada en rechazo a las declaraciones del religioso. También interpusieron una queja ante el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred).
Este lunes, De la Torre aseguró que no conoce ese documento y negó sus declaraciones: “Yo no les dije invertidos, yo estaba hablando de la inversión de valores, que si la legislatura pronuncia una ley que denigra a la familia, pues eso invierte los valores”.
Luego, destacó su compromiso para apoyar a las personas a “que retomen el camino del bien” e invitó a los legisladores a pensar en su familia y en la población que no olvida a quienes atentan o destruyen la institución de la familia.