martes, 23 de septiembre de 2014

No puede entenderse a la UNAM sin su autonomía: Narro Robles

La máxima casa de estudios festeja 85 años de haber obtenido esa categoría

Es un derecho que representa libertad, asegura el rector
Admite que existen amenazas constantes contra esa independencia, por lo que debe ejercerse permanentemente, buscando perfeccionarla
Foto
Javier Garciadiego, presidente de El Colegio de México y presidente en turno de la Junta de Gobierno de la UNAM; el rector de esa casa de estudios, José Narro, y José Meljem Moctezuma, quien encabeza el patronato universitario, durante la inaguración del coloquio sobre autonomía universitaria en MéxicoFoto Cristina Rodríguez
Emir Olivares Alonso
 
Periódico La Jornada
Martes 23 de septiembre de 2014, p. 36
El rector de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Narro Robles, aseveró que la libertad, la pluralidad y el compromiso social de esta casa de estudios no podrían entenderse sin su condición autónoma.
Al inaugurar el Coloquio sobre la autonomía universitaria en México, con el cual iniciaron los festejos por el 85 aniversario de que la UNAM obtuviera ese carácter, el rector agregó que esta condición nunca está terminada y siempre es perfectible, pero al mismo tiempo tiene amenazas permanentes, tanto de instituciones establecidas como de aquellas que están fuera de la legalidad. Y enfatizó que sería imposible entender a la máxima casa de estudios del país sin autonomía.
En 85 años se ha venido puliendo y fortaleciendo la idea de autonomía, y junto a ese derecho también se ha desarrollado y perfeccionado la responsabilidad que ella conlleva ante la sociedad mexicana: darnos mejores formas de organización, el mejor uso de recursos financieros, la obligación de hacer actos de rendición de cuentas e informar a la sociedad mexicana y a los órganos del Estado del uso de los recursos y su resultado en cuando a las tareas fundamentales de la institución: docencia, investigación y extensión, sostuvo.
La autonomía debe ejercerse
“No es un estado: se trata de un proceso, de algo cambiante, que se modifica, que tiene interrelación con otros poderes, con otras estructuras e instituciones y otros temas externos a la universidad. Sí, hay riesgos para la autonomía y nos preocupa que éstos se materialicen de alguna manera o forma. Por ello permanentemente debemos estar ejerciéndola, mejorándola, cuidándola, perfeccionándola y asegurarnos de que no exista ningún poder –de los establecidos o de los que por la vía de los hechos se registran y presentan, fuerzas ajenas a la universidad–, sectores que pueden tener apetitos diferentes a los que mueven a la universidad.”
Para Narro, la autonomía es libertad, y esta condición es un derecho que debe ejercerse. Derechos que no se ejercitan, derechos que se marchitan. La autonomía es un derecho, pero uno tiene que cultivarla, ejercerla permanentemente, reforzarla y fortalecerla. Y se refuerza mejor ese derecho cuando se cumple con responsabilidad, cuando hay transparencia y resultados, cuando se informa de lo que se consigue y también de lo que no se consigue, cuando se informa de los alcances, logros, metas cumplidas y de los problemas que se tienen en nuestras instituciones.
Durante el acto, que se efectuó en el auditorio Jorge Carpizo de la Coordinación de Humanidades, Narro Robles apuntó que tampoco se podría entender a esta casa de estudios sin el compromiso que tiene con todos los sectores de la nación mexicana, pero en particular, con aquellos que más requieren y más esfuerzo hacen para financiarla, sostenerla y aprovechar el trabajo de los universitarios.
Para la UNAM no puede haber una forma de entender su trabajo que no sea con libertad, y la autonomía es precisamente la condición que la asegura y garantiza. Para nosotros es impensable la comprensión de una institución que no tenga la pluralidad que tiene nuestra comunidad, y esa característica sólo se puede garantizar si se tiene autonomía.
El rector también alertó de los posibles riesgos que enfrenta esta condición en todas las instituciones de educación superior que gozan de la misma. Uno de ellos es la limitación presupuestal. Por ello celebró que en el anteproyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación enviado por el Ejecutivo federal a los diputados, haya incremento en la inversión para educación superior en lo general y en particular para la UNAM.
Por su parte, el secretario general de la UNAM, Eduardo Bárzana, aseveró que la autonomía es una de las grandes fortalezas de la casa de estudios, y ésta conlleva un sentido social, político, antropológico, cultural y ético.
Esta condición no sólo implica un ejercicio permanente de análisis de las tareas propias, sino de reflexión sobre las realidades del país, sus problemas y necesidades y, en especial, sus asimetrías y desigualdades, espacios en los que las universidades públicas deben trabajar para contribuir a resolverlas. Además, permite tener libertad de cátedra e investigación, para autogestionarse y regularse.