jueves, 25 de septiembre de 2014

Banda de asaltantes presumía sus viajes en Facebook


Víctor Morales Flores en una serie de fotos tomadas de su Facebook. Foto: Especial
Víctor Morales Flores en una serie de fotos tomadas de su Facebook.
Foto: Especial
MONTERREY, N.L. (apro).- La Procuraduría General de Justicia de la entidad (PGJ) dio a conocer la detención de una banda de delincuentes implicada en al menos seis asaltos a bancos que presumía sus aventuras por el mundo en la red social de Facebook.
En dicho grupo participaban dos colombianos y un mexicano, informó el titular de la dependencia, Adrián de la Garza Santos. Sus nombres: Víctor Morales Flores, de 39 años; Enrique Lima Jiménez, de 29, y Marco Antonio Rodríguez, de 28.
Según el funcionario, los asaltantes fueron capturados el pasado viernes 19, horas después de haber atracado una sucursal bancaria en el cruce de las calles Garza Sada y Rosario, en la colonia Alta Vista, al sur de la capital.
Los policías ministeriales que participaron en el operativo recuperaron 6 mil pesos que los delincuentes habían robado a un cliente.
De acuerdo con De la Garza Santos, los ladrones utilizaban el dinero robado para vivir al día y hacer viajes alrededor del planeta.
“Tenemos información que se está sacando en la investigación. Estas personas viajan por todo el mundo, tenemos fotografías de ellos, del Facebook en diferentes partes del mundo, en Rusia, en Europa. Bueno, prácticamente lo usan (el dinero) para vivir”.
El procurador expresó que ante el incremento de robos a cuentahabientes, se ha pedido a los municipios que activen las distintas corporaciones policiacas para efectuar recorridos preventivos en el exterior de las instituciones bancarias.
Además, dijo, en el interior de esos establecimientos se pondrá en marcha nuevamente la disposición de prohibir las llamadas por teléfono celular y el ingreso con gorras o lentes oscuros.
De la Garza reconoció que esa disposición –habilitada de manera permanente en todo el país– se relajó en los últimos años en la entidad, y ello ha permitido que los delincuentes ingresen al banco, detecten a quienes retiran cantidades significativas y lo notifican por teléfono a sus cómplices, quienes esperan afuera a sus víctimas para asaltarlas.