sábado, 27 de septiembre de 2014

Alerta en Coahuila por presunto asesino serial de homosexuales


Una pareja se besa durante una manifestación en Coahuila. Foto: Miguel Ángel Reyna
Una pareja se besa durante una manifestación en Coahuila.
Foto: Miguel Ángel Reyna
MÉXICO, D.F, (apro).- A raíz del asesinato de cinco homosexuales en Saltillo, Coahuila, miembros de la comunidad gay alertaron sobre la posible existencia de un “asesino serial” con tendencias homofóbicas.
Según los denunciantes, en todos los crímenes perpetrados de 2013 a la fecha, las víctimas fueron golpeadas y estranguladas, “con más furia que violencia”.
Los asesinatos, explicaron, se dieron en circunstancias muy similares, “y tenemos miedo de que vaya a haber un ataque nuevamente”.
De acuerdo con el grupo, desde hace algunos meses empezaron a analizar las condiciones en que fueron localizadas las últimas cinco víctimas, “y creemos haber detectado que hubo un asesinato” en cada punto cardinal de la ciudad.
“Empezamos primero hacia el norte de la ciudad, específicamente en el municipio de Ramos Arizpe; de ahí subimos al oriente, en colonia Mirasierra; después al sur, en Colinas de San Francisco, y luego en el poniente, donde fue asesinada la compañera Ruby”, expuso uno de los integrantes dela comunidad gay saltillense.
“Es algo que comentábamos: que ya estaban los cuatro puntos cardinales, solamente faltaba el Centro, y cuál sería la sorpresa que el pasado fin de semana nos encontramos con que había muerto otro compañero, un estilista (Enrique Salvador Hernández Pérez, Chava)”.
Los integrantes de la comunidad gay en Saltillo pidieron al gobierno estatal y a la Procuraduría General de Justicia que investiguen a fondo el asesinato de sus cinco compañeros, tomando en cuenta que hay coincidencias en todos los casos.
“Los (primeros) cuatro compañeros muertos vivían solos, fueron golpeados y estrangulados y sus edades oscilaban entre los 27 y 35 años de edad”. Y al menos en tres casos, subrayaron, las víctimas se conocían entre sí.
“El chico que asesinaron en Ramos y el de Colinas de San Francisco tenían amigos en común, y en el último caso Chavita era conocido y amigo de Ruby”.
Explicaron, asimismo, que los asesinatos en Ramos Arizpe y Mirasierra ocurrieron el año pasado, y hubo una diferencia de sólo cuatro meses en cada uno de ellos.
El homicidio en Colinas de San Francisco se perpetró en mayo pasado y el de Ruby un mes después. El de Enrique Salvador Hernández Pérez fue el último, el pasado domingo 14, pero “tenemos miedo” de que aumente la cifra de crímenes de odio, concluyeron lo jóvenes gay.
El lunes 22, la Vocería de Coahuila informó que cumplimentó la orden de aprehensión girada por el juez primero del ramo penal en contra de Martín Eduardo Garza Olivares, acusado de homicidio calificado contra Enrique Salvador Hernández Pérez.
Por otra parte, la Asociación Civil de Saltillo convocó a una marcha para el próximo domingo 28, en protesta contra la ley que autoriza el matrimonio entre personas del mismo sexo en Coahuila.
Eduardo Pacheco Ortiz, dirigente de la agrupación, dijo que se manifestarán porque la legislación recién aprobada atenta contra la moral y buenas costumbres de la población.
Lo que se busca, dijo, es que el Congreso local derogue el dictamen que estipula la unión entre personas del mismo sexo y que se materializó esta semana con la primera unión de ese tipo.