miércoles, 30 de noviembre de 2011

'Moreirazo' escondido hasta 2019

EFE/ MÉXICO, DF.

Las autoridades del estado mexicano de Coahuila, región del norte de México que aumentó sus deudas en 9.800 % entre 2005 y 2011, decidieron reservar hasta 2019 la información sobre sus polémicas cuentas públicas que son investigadas por la fiscalía federal, informó hoy el diario Reforma.

Ese periódico mexicano interpuso una solicitud de información oficial para conocer las cuentas públicas de 2010 del exgobernador de Coahuila Humberto Moreira, actual presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), la principal fuerza de oposición en México.

Sin embargo, la Auditoría Superior del Estado de Coahuila respondió al diario mexicano que la información sobre la cuenta pública del poder Ejecutivo del estado en 2010 quedaba reservada por ocho años, sin ofrecer razones de esa decisión.

De este modo, las cuentas públicas de Coahuila se conocerán hasta 2019, un año después de que el sucesor de Humberto Moreira, su hermano Rubén Moreira Valdés, concluya su mandato como gobernador de Coahuila, cargo que asumirá mañana.

El Ejecutivo de Coahuila estuvo encabezado el último año de manera interina por Jorge Torres López, tras la renuncia de Humberto Moreira para presidir el PRI.

Coahuila tenía en 2005 un endeudamiento de solo 323 millones de pesos (23.2 millones de dólares), pero sorpresivamente reveló en agosto pasado que la cifra saltó a 32,000 millones de pesos (2,302 millones de dólares), de la que una tercera parte es de corto plazo.

Apenas cinco meses antes, las autoridades de esa región carbonífera habían dado a conocer que el saldo de la deuda pública total del estado ascendía supuestamente a sólo 7.923 millones de pesos (570 millones de dólares).

La divulgación de esa información llevó a dos calificadoras a reducir en un solo movimiento la nota de Coahuila cinco niveles.

Según cálculos de Standard & Poor's, la deuda de Coahuila equivale al 260 % de sus ingresos totales en 2011, y el servicio de la deuda (pago de intereses y amortización de capital) al 85 %.

En el centro de la polémica se encuentra Humberto Moreira, máximo dirigente del PRI, un partido que arranca como favorito para ganar las próximas elecciones presidenciales de julio de 2012, con su virtual candidato Enrique Peña Nieto.

El caso de Coahuila se conoce popularmente como el "Moreirazo".

Según las investigaciones, el Gobierno de Coahuila falsificó decretos del Congreso para aprobar el endeudamiento.

Al respecto, un juez mexicano ordenó en octubre pasado procesar al extesorero de Coahuila Javier Villarreal, acusado de usar documentos falsos y fraude equiparado en la contratación de dos créditos por 3,000 millones de pesos (unos 220 millones de dólares).

Además, la fiscalía federal mexicana investiga otros préstamos obtenidos por las autoridades coahuilenses.

El martes el Gobierno de Coahuila, conforme a una ley local que se lo permite, otorgó 43 notarías de la región, la mayoría de ellas a funcionarios y diputados locales.