miércoles, 23 de noviembre de 2011

Alteran en SHCP registro de deuda en Coahuila

FRANCISCO RESÉNDIZ
23 Noviembre 2011

Investiga la PGR falsificación de documentos y sellos oficiales en Hacienda, para gestionar ‘megacrédito’

MÉXICO.- Desde el interior de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público se falsificaron documentos y alteraron sellos oficiales para hacer creer al Gobierno de Coahuila que se había registrado apropiadamente ante la Federación un préstamo por 550 millones de pesos para esa entidad.

La denuncia, presentada el 1 de noviembre pasado por la Procuraduría Fiscal de la Federación ante la Procuraduría General de la República, refiere que en la contratación irregular de ese pasivo participaron funcionarios estatales, pero “principalmente” un alto funcionario de la SHCP: Jaime René Jiménez Flores, entonces director de Deuda Pública de Entidades y Municipios de la Unidad de Coordinación con Entidades y Municipios de la SHCP. Jiménez Flores habría falsificado documentos, manipulado sellos y manejado a su discreción registros de deuda y utilizado “ilícitamente” información privilegiada.

La denuncia firmada por el procurador fiscal Javier Laynez Potisek apunta que los actos de Jiménez Flores fueron con el objetivo de avalar el registro de un préstamo para Coahuila con Bancomer por 550 millones de pesos sin que existiera un expediente, y utilizando el registro de un préstamo para un municipio de San Luis Potosí.

Información de SHCP apunta que Jiménez fue llamado ante el órgano interno de control y separado de su cargo. Hoy su plaza, con sueldo de 94 mil pesos mensuales, está vacante y en su domicilio de Lomas Verdes aparentemente no hay nadie.

Coahuila solicitó el préstamo a Bancomer con base en lo aprobado por su Legislatura local en 2009, pero de la investigación de la Procuraduría Fiscal se desprende que Jiménez utilizó “ilícitamente” información confidencial que tenía a disposición por su cargo y empleo para simular su registro.

Dicha información usada por Jiménez Flores a su favor consiste en los datos con que debió contar el documento para avalar la deuda, y con ello que el Gobierno federal realizara las retenciones para entregarlas a su vez a Bancomer: “Tales como el número de oficio, el formato utilizado en el trámite regular de un registro de tal naturaleza, la información necesaria para emitir el mismo, los datos del crédito que aparentemente se registraba, tales como el deudor directo, deudor solidario, acreedor y monto del crédito y los datos de la autorización de la Legislatura local con los que, en su caso, habría sido autorizado el citado crédito”.


Desde el interior de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) se falsificaron documentos y se alteraron sellos oficiales para hacer creer al gobierno de Coahuila que se había registrado apropiadamente ante el gobierno federal un préstamo por 550 millones de pesos para esa entidad.

El funcionario integró un expediente “fantasma” del cual sólo tenía un número de folio, pero que al ser revisado por solicitud de control de Bancomer, como parte del proceso de certificación del préstamo, se constató que el folio correspondió a la solicitud de deuda para el municipio de Tamasopo, SLP, por 11 millones 611 mil pesos.

La denuncia agrega que en un oficio enviado a la Secretaría de Finanzas de Coahuila, para avalar el préstamo con Bancomer, la información que asentó ahí Jiménez Flores “carece de veracidad, toda vez que el contenido y datos asentados en dicho documento no corresponden con la información que obra en los registros de la SHCP”.

Adelante agrega: “En la copia del contrato de apertura de crédito simple de 2 de septiembre de 2010, obran dos sellos, uno de los cuales corresponde a la SHCP, del que se advierte la falsedad del número de inscripción en el Registro de Obligaciones y Empréstitos de Entidades Federativas”.