miércoles, 23 de noviembre de 2011

Presuntos sicarios atacan Texas al 'estilo mexicano'

EL UNIVERSAL/MÉXICO, D.F.

Una operación encubierta en Texas, Estados Unidos para arrestar a un grupo de narcotraficantes al momento de una entrega de droga, terminó en una balacera que cobró la vida de un civil que colaboraba con las autoridades estadounidenses y dejó a un policía herido.

El incidente ocurrió en el Condado de Harris, en la zona metropolitana de Houston, cuando un infiltrado haciéndose pasar por camionero conducía hacia el lugar donde entregaría una cargamento de más de 130 kilos de mariguana.

De la nada, según reportan los medios estadounidenses Fox News y Houston Chronicle, tres camionetas tipo sport-utility con presuntos "Zetas" a bordo emboscaron el tráiler y abrieron fuego contra la cabina, matando al conductor.

"No vamos a tolerar este tipo de maleantes allá afuera usando sus armas como si estuvieran en el salvaje oeste. Vamos a ir tras ellos", dijo Javier Peña, el nuevo jefe de la división de Houston de la Agencia Antidrogas de EU (DEA, por sus siglas en inglés).

Los principales diarios fronterizos en Estados Unidos han calificado el ataque de los presuntos "zetas" como una emboscada "al estilo mexicano", debido al gran número de incidentes similares que ocurren en el sur del Río Bravo.

De acuerdo con los reportes de las autoridades, cuando los narcotraficantes abrieron fuego contra el camionero los agentes arribaron al lugar y repelieron la agresión con el objetivo de aprehender a los atacantes. La refriega terminó con un oficial herido en la pierna y el conductor del tráiler sin vida.

Hasta el momento las autoridades han capturado a cuatro sujetos identificados como Eric De Luna, Fernando Tavera, Ricardo Ramírez y Rolando Reséndiz, quienes dijeron pertenecer a una célula de "Los Zetas" que opera en Texas.

Sin embargo, las autoridades intentan descifrar por qué este grupo criminal autorizó un ataque tan violento en suelo americano por apenas 130 kilogramos de mariguana.

"Todo el mundo está sorprendido con el descaro del ataque. Nunca hemos visto esta clase de violencia, y nos preocupa", agregó Peña.