sábado, 26 de noviembre de 2011

Recibía Coahuila créditos exprés

El Universal
26 Noviembre 2011

En menos de tres horas, empleados de Hacienda extendían a funcionarios estatales el aval a préstamos públicos

MÉXICO.- Empleados bancarios relataron ante las autoridades que investigan la contratación fraudulenta de créditos públicos, cómo funcionarios de Coahuila, en complicidad con directivos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, obtenían en pocas horas el aval de esa dependencia federal para contar con préstamos de instituciones de crédito privadas.

Los funcionarios eran recibidos en Palacio Nacional y en menos de tres horas —mientras empleados bancarios los esperaban en una cantina cercana al histórico inmueble— recibían la autorización de Hacienda, según narran trabajadores de bancos en sus declaraciones ante las autoridades y que constan en el expediente de la investigación.

Sergio Ricardo Fuentes Flores, responsable de la contratación de la deuda de Coahuila, viajó al Distrito Federal con dos de sus cercanos colaboradores para presentar documentos.

En algunos casos incluso se falsificó la firma de Víctor Manuel Zamora, entonces secretario de Finanzas de la entidad, para obtener el aval de la SHCP.

Peritajes han determinado que la firma de Zamora fue falsificada en solicitudes de crédito del Gobierno de Coahuila, motivo por el cual el actual diputado local electo, presentó el 14 de noviembre pasado una denuncia contra quien resulte responsable de ello, y por haber usado su nombre y puesto para solicitar un préstamo con cargo a la deuda de esa entidad.

También el actual Tesorero General del Estado, Jesús Ochoa Galindo, denunció la falsificación de su firma para la obtención de créditos ilegales para el Gobierno de Coahuila.

Según la denuncia, en la Ciudad de México, Sergio Ricardo Fuentes se habría entrevistado con Jaime René Jiménez Flores, entonces director de Deuda Pública de Entidades y Municipios de hacienda, quien a su vez, presuntamente, falsificó documentos, manipuló sellos, manejó a su discreción registros de deuda y utilizó “ilícitamente” información privilegiada para simular el registro correcto de préstamos, según consta en la denuncia de la Procuraduría Fiscal de la Federación presentada ante la Procuraduría General de la República el pasado 1 de noviembre.

Declaraciones contenidas en el expediente de la investigación, indican que tres funcionarios bancarios, de los cuales se omiten sus nombres por ser parte de las indagatorias que realizan autoridades federales y estatales, confirmaron las visitas de Fuentes y sus cercanos a la SHCP y el tiempo en que lograban los registros de los préstamos.