martes, 25 de noviembre de 2014

¿Qué diablos pasa en un país donde desaparecen 43 estudiantes?: parlamentario británico


Maestros toman la sede de la PGR en Guerrero. Foto: Germán Canseco
Maestros toman la sede de la PGR en Guerrero.
Foto: Germán Canseco
LONDRES (apro).- El mundo entero debe saber lo que ocurre en México tras el caso Ayotzinapa para presionar cada vez más al gobierno de Enrique Peña Nieto a implementar reformas masivas en el país, incluidas al interior de la policía y las fuerzas de seguridad, y poner fin a las flagrantes violaciones de derechos humanos y atropellos.
Así lo dice el veterano parlamentario laborista británico, Jeremy Corbyn, el de mayor vínculo con América Latina y presidente del Grupo por México en la Cámara de los Comunes. En entrevista con Apro, llama a la comunidad internacional a solidarizarse con el pueblo mexicano y reclamar por justicia.
Nacido en 1949 en Inglaterra y representante parlamentario por la circunscripción electoral de Islington Norte, en Londres, desde 1983 Corbyn fue uno de los principales críticos dentro del laborismo contra Tony Blair por la guerra de Irak (2003), y activista desde sus inicios del influyente grupo Campaña contra el Desarme Nuclear.
Debido a su interés por la situación en México, el parlamentario presentó este mes una moción en el Parlamento por el caso de la desaparición de los 43 estudiantes en Iguala, Guerrero, que ya ha recibido más de 40 firmas de legisladores británicos.
La campaña contó con la firma de diputados laboristas, conservadores, liberales democráticos, del Partido Verde, del Partido Democrático Unionista (DUP), de los Demócratas Sociales, del Partido Respect y del Partido Nacionalista Escocés (SNP).
Titulada “Estudiantes desaparecidos en Guerrero, México”, la moción auspiciada además por los legisladores Mark Durkan, Sarah Teather, Caroline Lucas, Peter Bottomley y Katy Clark, destacó que la Cámara de los Comunes “está en shock por la desaparición de 43 estudiantes de la Normal de Ayotzinapa, en Guerrero, el 26 de septiembre de 2014”.
Los firmantes enviaron “nuestras conmiseraciones y solidaridad a los familiares y a sus maestros; pedimos al gobierno de México y a las autoridades que tomen todas las acciones posibles para localizar a los estudiantes desaparecidos y lleven a la justicia a aquellos responsables de su secuestro”.
Según los legisladores británicos “es profundamente preocupante que la desaparición de los estudiantes se haya producido luego que más de 25 mil personas desaparecieron en México desde 2006”.
La moción entiende “que los desaparecidos muchas veces incluyen a los más vulnerables, como los migrantes pobres, personas indígenas, campesinos, niños y mujeres, y destaca las preocupaciones de los parlamentarios del Reino Unido, de Amnistía Internacional y de otros organismos sobre la situación de derechos humanos en México, como quedó ejemplificado en un seminario realizado recientemente por el Grupo pluripartidario del Parlamento británico sobre México, y el Grupo pluripartidario sobre Derechos Humanos, y al que participó el cónsul de México en el Reino Unido, junto a otros”, agregó.
La moción “ofrece apoyo a todos aquellos en México que defienden los derechos humanos y a la justicia, contra la corrupción y la violencia, y pide al gobierno que apoye más diálogos entre los parlamentarios del Reino Unido, funcionarios del Gobierno mexicano, diplomáticos relevantes de la Cancillería británica, como también organizaciones de derechos humanos, sobre reformas en materia de derechos humanos como asunto de extrema urgencia”.
Entre los firmantes de la moción estuvieron los influyentes parlamentarios laboristas Diane Abbott, Jeremy Corbyn, Glenda Jackson y John McDonnell, el legislador por el DUP Nigel Dodds, los independientes George Galloway y Mike Hancock, la norirlandesa Lady Sylvia Hermon y la presidenta del Partido Verde, Caroline Lucas.
Inglés latinoamericano
En entrevista con Apro, Jeremy Corbyn habla sobre el caso Ayotzinapa:
–¿Por qué decidió sumarse a esta causa y cuán importante creé que es para el Reino Unido y el mundo?
–Es importante por varias razones. Una es que soy el presidente del Grupo sobre México en el Parlamento británico y por ende tengo cierto conocimiento e interés en ese país, de otro modo no sería presidente del grupo.
En segundo lugar, asegura, “estoy completamente en shock por la desaparición o muerte de los 43 estudiantes, y por ello presenté una moción en el Parlamento británico sobre este tema, como forma de expresar mi enojo al respecto. Además, al comienzo del mes participé en una delegación a Honduras y Guatemala. Luego extendí mi estadía para poder pasar por México donde di una conferencia de prensa en la capital”.
El británico comenta que en esa visita se dio cuenta de que “no es mi única preocupación en materia de derechos humanos en México, lejos de eso, pero esta campaña acaparó un interés de la gente, tanto aquí en el Reino Unido como en México y el resto del mundo. Y espero que esto lleve a que el gobierno de Enrique Peña Nieto despierte, y ponga fin a la vinculación de la policía en este tipo de cosas”.
–¿Cree que la moción que presentó en el Parlamento sobre el Caso Ayotzinapa será suficiente para presionar al gobierno mexicano a modificar las cosas?
–Evidentemente no ha sido suficiente porque las cosas no han cambiado en México y creo que debe hacerse una reforma masiva en la policía antes de que se logre un proceso real al respecto. Es una forma de involucrar a una mayor cantidad de personas a través del Parlamento, y espero que las preocupaciones en todo el mundo lleven a presiones similares de los grandes países para que México se reforme.
Según su opinión, es importante que los países pongan presión a México para que este tipo de atropellos no vuelvan a ocurrir. “Esta moción si ayudará a aumentar la presión al gobierno mexicano. Es hora de que las cosas comiencen a cambiar”, confía.
Recientemente Corbyn escribió un artículo titulado “Miren a América Latina para inspirarse”, donde menciona los gobiernos de Venezuela, Bolivia, Ecuador, entre otros como ejemplo para el Occidente.
–¿Qué cambios políticos y sociales ve en esos países, no sólo en los gobiernos sino en sus sociedades?
–Lo que pasa en América Latina es muy interesante en el sentido de que hay un enorme debate acerca de qué dirección económica, política y social debe tomar el continente. Por un lado, tenemos a los países del ALBA que cuentan con lineamientos de comercio contra la pobreza, algo muy significativo. Bolivia es el mejor ejemplo con enormes mejoras registradas.
Por el otro lado, continúa el especialista, está Estados Unidos presionando por acuerdos comerciales. “Obviamente NAFTA ya existe con México, pero también presiona por acuerdos comerciales con otros países en América Latina. Fundamentalmente se trata de una relación desigual, que continúa y genera pobreza y a la que América Latina debe oponerse”.
–La relación entre Gran Bretaña y muchos países en América Latina es y ha sido “tibia”. Teniendo en cuenta que el próximo año habrá elecciones generales en territorio inglés, ¿qué debería hacer el próximo gobierno para mejorar las relaciones con los países de América Latina, incluido Ecuador, Argentina, Venezuela?
–El gobierno británico debe reconocer que hay una enorme necesidad para un progreso social en toda América Latina. Debería estar más vinculado en la defensa de los derechos humanos en ese continente y participar más activamente en los procesos de reforma de la ONU sobre derechos humanos. Debería reconocer además que puede poner presión a ciertos gobiernos sobre temas graves, como es el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en México.
El activista comenta que todos los gobiernos deberían sumarse y preguntar: “¿Qué diablos está pasando en ese país que 43 estudiantes que se dirigían a una protesta pacífica han desaparecido, seis fueron baleados y el resto resultaron desaparecidos? Es muy shoqueante para todo el mundo. Nuestro gobierno debe entender esto”.
Interesado en los temas de territorio latino, asegura que ha visitado México durante mucho tiempo “y desde hace años me vienen diciendo que se están realizando reformas policiales, que habrá una mejor organización y mejor entrenamiento policial y luego pasan cosas como estas. Pienso que contar con dos mil fuerzas policiales diferentes en México no ayuda en esta situación”.
–Usted es el parlamentario británico que más involucrado está en casos de violaciones de derechos humanos en América Latina, pero también sobre temas sociales, económicos, contra el narcotráfico y la violencia. ¿De dónde viene esa pasión y ese interés por nuestro continente?
–La primera vez que fui a América Latina fue en 1969, cuando trabajé en Jamaica como voluntario. Viajé por todo el continente de mochilero haciendoautoestop. Me fascinó la historia del continente y estuve muy involucrado en campañas de solidaridad con el pueblo de Chile tras el golpe de Estado en 1973. Siempre mantuve este interés.
Cuenta que ha visitado la mayoría de los países de la región y que la historia de la colonización española le parece muy interesante. “El período colonial y de independencias, este último que siento que aún no ha sido completado totalmente. Lo digo porque en muchos países que lograron su independencia, en realidad se trató de una independencia de los terratenientes en lugar de la mayoría de la gente, incluidas las poblaciones indígenas”, dice.
Y justifica: “Por esa razón pertenezco al Grupo de América Latina en el Parlamento, donde debatimos sobre temas de medio ambiente, derechos humanos, políticos, etc”.