martes, 18 de noviembre de 2014

‘No voy a callarme’

PADRE ALEJANDRO SOLALINDE


Responsabiliza al gobierno de Peña Nieto de cualquier atentado en su contra
‘No voy a callarme’
Padre Alejandro Solalinde responsabiliza el gobiearno de Peña Nieto de cualquier atentado en su contra.
martes, 18 de noviembre de 2014
OAXACA, OAX. (Apro).- El padre Alejandro Solalinde responsabilizó al presidente Enrique Peña Nieto de cualquier atentado contra su vida, luego de que este fin de circularon rumores en el ciberespacio sobre su presunta muerte.
"No voy a callarme ni a silenciar mi conciencia", afirmó Solalinde Guerra al condenar las amenazas de muerte que atribuye al gobierno, porque "son señal de que tienen miedo y les está incomodando al desnudar las mentiras a las que han incurrido en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa, Guerrero".
Entrevistado vía telefónica, el fundador del albergue de migrantes "Hermanos en el Camino" reconoció que desde que empezó a declarar sobre el caso Ayotzinapa comenzó a recibir amenazas en su correo electrónico y ataques a través de las redes sociales, sin embargo, no dijo temer porque "estoy en manos de Dios".
"Sí, es una nueva amenaza. Ya sabemos que viene del gobierno. De nadie más que de él y el mensaje lo traduzco como, ‘si sigues hablando te vamos a matar, te vamos a cortar la lengua’. Yo lo rechazo, no lo acepto, yo sólo obedezco a mi conciencia".
AMENAZAS
Solalinde recordó que esta madrugada recibió un mensaje en su correo electrónico donde recibió la amenaza, sin embargo, aclaró que no es la primera, ya tiene semanas que recibe estos mensajes y, para ser más exactos, desde que empezó a declarar sobre el caso de Ayotzinapa.
Las calumnias van desde acusaciones de pederasta hasta que "hoy de plano ya me mataron".
Sin embargo, alertó, "cuando me quieran echar al pico lo van a hacer y ni carros blindados lo van impedir".
Pese a ello, sostuvo que "la población está despertando, se está dando cuenta de lo que pasa en el país y, si me pasara algo, acabaría de despertar".
El religioso dijo que es "incomodo al gobierno" porque a Peña Nieto "no le gustó que el mundo se enterara de cómo se desaparece a la gente en el país y ahora no sabe qué hacer cuando les caímos con la manos en la masa".
Lo lamentable es que "son personas insensibles y muestra de ello es que (Peña Nieto) se fue a China sin importarle lo que pasaba en Guerrero, y se va en un avión millonario y nos muestran esa lujosa casa, entonces, con esos mundos de fantasía televisiva ignoran la situación de los 54 millones de pobres, de trabajadores, indígenas y campesinos con hambre".