martes, 18 de noviembre de 2014

Nuevo gobernador de Texas amaga con 'cerrar' la frontera


Greg Abbott, gobernador electo de Texas anunció que reforzará la seguridad de la frontera con México y en caso de que el presidente Barack Obama anuncie esta semana alguna amnistía para los ilegales que viven en territorio estadounidense, la frontera texana será cerrada para evitar el ingreso de más inmigrantes.
martes, 18 de noviembre de 2014
Estamos preocupados de que se dé una nueva ola de actividad en la frontera (con México) en parte por una potencial acción que el presidente pueda tomar. Hemos tenido gente cruzando la frontera por Texas por años.
En la medida en que presidente esté abriendo la frontera a que vengan ilegalmente nunca veremos una frontera segura", expresó Abbott al diario El Universal.
Lo que menos se espera, dijo, es que la administración federal abra las puertas de la frontera a nuevos flujos migratorios, mientras que Texas tiene que pagar con sus recursos la seguridad de la frontera cuando es trabajo del gobierno de Obama realizarlo.
Está programado que Abbott asuma el cargo el martes 20 de enero de 2015.
 "Tras ganar la elección para gobernador de Texas, Abbott informó que está de acuerdo con su predecesor, Rick Perry, en emplear a los miembros de la Guardia Nacional para vigilar la frontera texana con México, por lo apoya que los militares se mantengan en la zona."
El nuevo gobernador también informó que el estado de Texas denunciará penalmente a la administración federal si el presidente Barack Obama decide hacer algún anuncio que en materia migratoria permita la legalización de los migrantes ilegales que viven en Estados Unidos.
Abbott explicó que la nueva administración a su cargo pretende pedir al gobierno federal de Estados Unidos la reintegración de todos los gastos generados por la aplicación de medidas para reforzar la frontera con México.
El republicano, quien fuera el procurador general del aún gobernador Rick Perry, señaló que una de las primeras acciones de su mandato es el reforzamiento de la frontera con México ante las peticiones recibidas de los ciudadanos de Texas.
La esposa de Abbott será la primera dama hispana en la historia de Texas, y durante las votaciones el nuevo gobernador recibió más del 50 por ciento de votos de la comunidad hispana que, además, dijo, está de acuerdo en asegurar la frontera con México.
Estados Unidos es un país que acepta la migración siempre que ésta sea legal, por lo que el gobierno texano espera que la administración federal solucione la situación que se está viviendo en la frontera con México, incluyendo el cruce de menores ilegales sin compañía, declaró.
EL UNIVERSAL