jueves, 20 de noviembre de 2014

Crece la deuda de Coahuila y se amplía a 30 años


Leopoldo Ramos
Corresponsal
Periódico La Jornada
Jueves 20 de noviembre de 2014, p. 33
Saltillo, Coah.
El Congreso local autorizó que el gobierno de Coahuila restructure hasta 37 mil millones de pesos de su deuda con bancos (34 mil 500 millones más 2 mil 500 de una línea de crédito para pagar a proveedores y contratistas).
Además, la administración estatal podrá contratar un crédito hasta por el equivalente a 5 por ciento de la restructura a fin de cubrir costos por liquidación anticipada de cualquier financiamiento vigente, costos de terminación anticipada de contratos de cobertura vigentes, la constitución de fondos de reserva, pagos de honorarios, comisiones y penalizaciones, costos por rompimiento de fondeo, gastos para calificadoras y cualquier otro gasto relacionado con la restructura o refinanciamiento de la deuda pública.
Los dos diputados locales del Partido Acción Nacional (PAN) votaron contra el decreto, con el argumento de que la deuda se incrementa y no se ha aclarado cómo se generó.
Tendremos una deuda de mucho más de 36 mil millones de pesos, pues debemos sumar los 2 mil 500 millones de pesos aprobados recientemente, expuso el legislador Fernando Gutiérrez Pérez.
A la fecha nadie sabe, ni los diputados del Partido Revolucionario Institucional, en qué se gastó cada centavo de la megadeuda. Tres años han pasado desde que se reconoció en forma pública el mayor desfalco financiero de la historia del estado y no hay responsables en la cárcel, agregó.
Una parte, a la bolsa
Del total de la deuda que se refinanciará, unos 7 mil millones entrarían a la Bolsa Mexicana de Valores mediante un convenio con el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos. Además de que se incrementa el valor de la deuda, también crece de 20 a 30 años el periodo en el que se deberán cubrir los pasivos.
Según la Secretaría de Finanzas, la restructura reducirá las tasas de interés de 2.75 por ciento a entre 1.38 y 1.90; así, el servicio anual de la deuda bajará en 700 millones de pesos y ese remanente se aplicará en inversión pública.