viernes, 28 de noviembre de 2014

EL INFIERNO MEXICANIZADO

Si alguien pensó que con los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, los asesinatos de Iguala y las incontables fosas clandestinas de Guerrero, México estaba en el cenit del horror, hoy sabe que apenas se asoma a la punta del iceberg porque ahora nos recetan el informe del secuestro de al menos 31 estudiantes de secundaria en Cocula raptados por enmascarados en 2013 y en total 82 secuestros y asesinatos en tres años. Los padres de los estudiantes guardaron silencio por temor, a lo que hay que agregar que esta semana fueron localizados 11 cuerpos decapitados y semicalcinados en Chilapa, ahora que esos hechos se hacen públicos a todos horroriza la crisis demencial que prevalece en este país, porque no sólo es Guerrero; estos hechos siguen impunes, y lo peor sin el menor resultado después de más de 2 meses de haberse desencadenado y a pesar del despliegue de un sin número de protestas nacionales e internacionales, las que ponen en evidencia por enésima ocasión la crisis de Estado que se padece. De nada sirvieron la renuncia del gobernador ni las detenciones del Alcalde de Iguala y de su esposa. Peña no puede.
En la lista del horror también destacan Tamaulipas y Coahuila, de aquí el sacerdote Pedro Pantoja asegura que México es un sembrado de fosas clandestinas ya que en Piedras Negras se han localizado 100, en Allende 300, además de las localizadas hace tiempo en Arteaga y San Pedro, de las que ya nadie se acuerda. 
El sacerdote denunció además el asesinato de dos defensores de derechos humanos de migrantes, en Tequixquiac, Estado de México, este doble homicidio revela el incremento sin freno de la inseguridad de la que el padre Pantoja denuncia: “La muerte de Adrián y Wilson, desgraciadamente, cristaliza la omisión del Estado para generar condiciones para que las personas puedan realizar su labor sin arriesgar su integridad física”.
Por otra parte, el próximo domingo Rubén Moreira rendirá su Tercer Informe de Gobierno, un documento de 395 páginas, en el que con el triunfalismo característico de él, de nuevo trata de maquillar los hechos ominosos, ¿dará Rubén resultados sobre las masacres de Allende y Piedras Negras? 
En un rápido repaso por el voluminoso bodrio, que ya circula discretamente por internet en los medios, no hay mención de algún resultado de las investigaciones de las masacres, en cambio se da cuenta de leyes y más leyes que hasta ahora han sido instrumentos ineficaces pero que sí han incrementado la burocracia y la cuenta corriente de las finanzas públicas.
En el documento se presume que gracias al fortalecimiento administrativo y de política financiera este año se presentó un incremento considerable en las calificaciones de las instituciones bancarias, lo que trajo el beneficio de una disminución en tasa de .25 por ciento puntos base promedio para todos los créditos… El saldo de la deuda, al cierre del ejercicio de 2014 será de 34 mil 268 millones de pesos (P.39)… o sea el endeudamiento es prácticamente el mismo de hace tres años. Nada se dice de los créditos solicitados durante su mandato, de 950 y 2 mil 500 millones de pesos, éstos últimos se dijo serán para pagar a los proveedores de la administración pasada, más no se proporciona información sobre a quienes se les pagará, cuánto, cuándo y cómo se les liquidará y en ello Ismael Ramos, Armando Rubio son los negociadores de ese proceso que se caracteriza por la opacidad, ése es el gobierno transparente.
El Informe presenta también, “Una nueva Propuesta de Desarrollo Social”, la cual no puede dejar de traer reminiscencias de aquel famosísimo programa, “Cero Marginación”, ¿lo recuerda? Sí, el que quedó en 0 y la marginación casi intacta.
Para cerrar podemos estar seguros de un Informe muy bien acabado en demagogia y en el que Rubén Moreira lucra con presentarse como paladín de los derechos humanos, lo que parece no entender el señor es que ya lo conocemos y que no tiene credibilidad. Amén.