miércoles, 22 de julio de 2015

Sierra Oil&Gas invertirá 150 mdd para explorar 2 áreas adjudicadas

Esa fase podría extenderse 4 años; desarrollo y producción necesitan más recursos, dice

La compañía participaría también en la licitación de campos no convencionales, adelanta
Entre sus accionistas se cuenta Hipólito Gerard Rivero, cuñado del expresidente Carlos Salinas
Foto
El petróleo se recuperó levemente en Nueva York, luego de cuatro sesiones en baja, alentado por el repliegue del dólar, cuando los inversionistas esperan los datos de reservas semanales y producción de crudo en Estados Unidos. El WTI ganó 21 centavos a 50.36 dólares. En Londres, el Brent subió 39 centavos a 57.04 dólares, mientras la mezcla mexicana de petróleo de exportación cerró en 49.32 dólares, al ceder 4 centavosFoto Ap
Juan Antonio Zúñiga
 
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de julio de 2015, p. 25
Iván Sandrea, director general de Sierra Oil & Gas, el consorcio al que se adjudicaron los únicos dos de los 14 bloques petroleros subastados en la primera fase de la ronda uno, con la que se puso fin a 77 años de nacionalización petrolera, manifestó que ese proceso de licitación fue completamente transparente e informó que su compañía evalúa alianzas con más empresas para participar en las próximas licitaciones de campos.
En un encuentro con diversos medios de comunicación, al que se negó el acceso a La Jornada, el directivo de la compañía que contó entre sus accionistas a Hipólito Gerard Rivero, cuñado del expresidente Carlos Salinas de Gortari, anunció inversiones de entre 144 y 150 millones de dólares para iniciar los trabajos de exploración en las áreas adjudicadas.
Ese monto es el mínimo suficiente, dijo, para la fase exploratoria de ambos bloques, la cual podría extenderse hasta cuatro años, ya que la inversión para el desarrollo y producción requerirá más recursos, según fuentes allegadas a la reunión con los medios. La línea de crédito que debemos poner para el programa que se va a ejecutar es de entre 144 y 150 millones de dólares, y eso cubre el plan inicial mínimo de trabajo, sostuvo Sandrea.
A partir de estos estudios sabremos cuándo empezamos con la fase de construcción para ser productores, pero esto aún es muy joven para saberlo. No conocemos bien la capacidad de estos dos campos, afirmó el también presidente del consorcio integrado por la petrolera inglesa Premier Oil PLC, recientemente denunciada en tribunales federales argentinos por realizar actividades de exploración sin contar con la autorización correspondiente.
Sierra Oil & Gas es socia de Premier Oil PLC y de la estadunidense Talos Energy LLC. Las tres participaron como consorcio en la licitación de 14 bloques subastados el pasado 15 de julio por el gobierno mexicano para la exploración y explotación de hidrocarburos en aguas someras y territoriales del Golfo de México, en la cual 12 fueron declarados desiertos y fueron adjudicados sólo el 2 y el 7.
Sandrea explicó que la probabilidad de encontrar petróleo en la mayoría de los bloques es de entre 25 y 33 por ciento, pero eso dependerá de la efectividad de cada empresa. Comentó que antes de la primera fase de licitaciones se tenía la expectativa de que entre 30 y 50 por ciento de los bloques serían adjudicados, y los que no, se debería a que quedaron debajo de lo requerido por el gobierno y eso, manifestó, me parece que está muy bien.
El resultado de la subasta fue de 14 por ciento, muy abajo de la estimación de la Secretaría de Energía, la cual calculaba que se asignarían entre 30 y 50 por ciento de los 14 bloques. Pero 12 fueron declarados desiertos al no haber recibido propuesta alguna y/o entregar propuestas por debajo de los valores mínimos fijados por la Secretaría de Hacienda.
El primer bloque petrolero asignado al consorcio encabezado por Sierra Oil & Gas, compañía creada en 2014, fue el que comprendió la área 2, localizada en la cuenca del sureste frente al estado de Veracruz, con extensión de 194 kilómetros cuadrados. El área 7 se localiza en aguas someras frente a la costa de Tabasco, la cual cuenta con una extensión de 464 kilómetros cuadrados, donde es posible extraer petróleo ligero.
En sus ofertas ganadoras, el consorcio encabezado por Sierra Oil & Gas ofreció al Estado una participación en las utilidades operativas de 68.99 y 10 por ciento en el incremento porcentual en el programa mínimo de trabajo. Ambos niveles superiores a los valores mínimos establecidos por la Secretaría de Hacienda que fueron de 40 y cero por ciento, respectivamente.
Según quienes participaron en el encuentro realizado ayer con los medios, Iván Sandrea comentó que la compañía que dirige podría participar también en la licitación de campos no convencionales, aunque descartó entrar al proceso que incluye la exploración en aguas profundas del Golfo de México.
Por la tarde, Ignacio Fernández, de Sierra Oil & Gas, informó que nunca hubo la intención de impedir el acceso de La Jornada al encuentro matutino realizado con su director general y presidente, Iván Sandrea. Luego de que se vetó la entrada de este medio al recinto donde se llevó a cabo el evento, se llamó tres veces al ejecutivo para ponerlo al tanto de la situación, pero su celular terminaba con enviar a buzón cada intento.