viernes, 17 de julio de 2015

Juan Ávalos Méndez y Anavel Fernández ambiciosos diputados de Durango


Anavel y Juan
Olvidan tirrias, rencores entre e inquinas ellos…por el momento
Juan Monrreal López
Julios 14 del 2015

Gómez Palacio, Durango.- Las tirrias, inquinas, rencores, deseos virulentos  y comentarios acres entre los diputados locales de Durango, Anavel Fernández y el presidente del PRI Juan Ávalos Méndez, han quedado atrás…por el momento; ahora la suavidad política entre ellos ha vuelto; la ambición de gobernar Gómez Palacio, los matrimonia, a pesar que el proceso electoral constitucional arranca en tres meses más y los destapes priistas llegarán probablemente en diciembre, según ha descubierto el gobernador Jorge Herrera Caldera al primer círculo de allegados.
Las diferencias entre Ávalos Méndez y la diputada Fernández son antológicas; prácticamente desde la aparición de Juan Ávalos en el mundo de la política estatal por obra y gracia del gobernador Jorge Herrera Caldera, quien lo convirtió en secretario de Turismo, sin experiencia alguna en el ramo.
Todo un fracaso como secretario, no importó.
Luego lo hizo diputado local, presidente del PRI municipal, con la intención de posicionarlo como el principal prospecto a la presidencia municipal de este ayuntamiento y en eso anda; jurando lealtades, prometiendo treguas; preparándose para ser ungido como candidato a la presidencia municipal 2016-2019.
Ligada grupo Carlos Herrera, en el inicio de su peregrinaje político, la diputada por el XII Distrito local, Anavel Fernández Martínez, ahora pretende construir su propio camino; alejada de las aspiraciones de la senadora Juana Leticia Herrera Ale,- ya relegada por el gobernador Jorge Herrera Caldera-, quien pretende ser nominada candidata a gobernadora, articulándose incluso con el llamado movimiento “Yo sí quiero”.
La vinculación de Anavel Fernández Martínez al PRI, inició en 1998, cuando fue secretaria de Organización de la Federación de Estudiantes de la Laguna de Durango (FELED), una organización porril al servicio de las autoridades, sin más pretensión que lucrar con ayuntamientos y gobierno estatal, extrayendo recursos económicos, materiales, viajes, plazas laborales a cambio de control estudiantil.
En 1998, Carlos Herrera Araluce, era alcalde de este municipio.
Así nació la relación con el grupo Carlos Herrera, vínculo que por el momento Anavel Fernández, ha prescindido.
Sin cumplir en lo mínimo como diputada local,- siendo presidenta de la Comisión de Equidad y Género, jamás solicitó subir a tribuna el asunto del regidor gómezpalatino golpeador de mujeres, Francisco de Santiago Campos “El Tachis”, ya que es miembro del PRI y un porro al servicio del gobernador-, Anavel Fernández, ahora se “apresta a concluir el mandato de José Miguel Campillo Carrete, de quien se menciona insistentemente en los círculos dominantes del partido (PRI) contenderá por una diputación local en el 2016”, devela un miembro del Comité Ejecutivo Estatal del PRI a Demócrata Norte de México.
Por eso, las tirrias, inquinas, deseos virulentos  y comentarios acres entre los diputados han comenzado a atemperarse.

Diputados incumplidos, pero ambiciosos

Las historias de la relación entre Juan Ávalos Méndez y Anavel Fernández Martínez, son compendio de desencuentros, según se sabe en el PRI municipal. Sin embargo, con las elecciones en puerta, las reuniones entre ambos diputados locales se suceden día con día, como sí nunca coincidieran en el recinto de los diputados de Durango.
Así se les puede ver en restaurantes, cafés de la capital del estado, de esta ciudad.
El motivo es que Juan Ávalos Méndez, no las tiene todas consigo a nivel del PRI municipal. Las manifestaciones del movimiento “Yo sí quiero” formarán “boquetes inevitablemente en el PRI. Por ello, al preferido del gobernador le urge amainar las confrontaciones con Anavel Fernández; diputada que ha trabajado para el grupo Carlos Herrera, desde 1998.
Reunidos el pasado 8 de julio, en la terraza del café Starbucks de Gómez Palacio, cerca de dos horas; los diputados locales afinaron estrategias de conveniencia.
La idea “es que Anavel Fernández, sustituya a Pepe Campillo, en la alcaldía, una vez que éste solicite licencia como presidente municipal para contender por una diputación local. Sí no fuera así; Juan Ávalos Méndez, ya le ofreció a la diputada ser Síndico del ayuntamiento como compensación”, el asunto es que Fernández Martínez, ya está pensando en brincar a otra liana presupuestal. Anavel, fue regidora en la administración de  Ricardo Rebollo Mendoza, hasta el 2010. Luego presidenta del PRI municipal. Ahora diputada del 2013-2016. Y quiere seguir en el presupuesto desde luego, aunque sus resultados de “servidora pública” la reprueben.
De Juan Ávalos Méndez, poco se puede decir.
Es capricho de Jorge Herrera Caldera.  Lo hizo secretario de Turismo, con saldos negativos para Durango. Pese a todo, lo convirtió en diputado local, donde es presidente de la Comisión de Turismo, con pésimos resultados.
El asunto es que, Jorge Herrera Caldera, tiene decidido que Ávalos Méndez, sea el candidato del PRI a la presidencia municipal de este ayuntamiento en 2016, a pesar que se conoce que el municipio requiere de personas que impulsen sus sectores productivos, más enfrentar desde ya, la falta de policía, inseguridad y ola delictiva.
Ávalos Méndez, apenas tiene formación administrativa en las tiendas OXXO, pero sus ambiciones ya se encuentran entrelazadas con las de la diputada local, Anavel Fernández Martínez,  y ambos codician medrar en el ayuntamiento.
Los gómezpalatinos tienen la respuesta.
Twitter@jmonrreall