miércoles, 1 de julio de 2015

Cuba, primer país en eliminar el contagio del VIH y la sífilis de madre a hijo

La OMS certifica el logro médico y destaca la atención sanitaria en la isla

Las pruebas de detección en embarazadas son un factor determinante en este aspecto
Foto
Imagen de un hospital de Cuba, nación donde sólo hubo dos contagios de VIH en 2013Foto Reuters
Afp y Dpa
 
Periódico La Jornada
Miércoles 1º de julio de 2015, p. 37
Washington.
Cuba se convirtió este martes en el primer país en eliminar la transmisión de la sífilis y el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) de madre a hijo, y su logro fue validado por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que destacó el papel del sistema de atención de salud en la isla.
El éxito de Cuba demuestra que el acceso universal y la cobertura universal de salud son factibles y de hecho son la clave del éxito, incluso en contra de desafíos tan complejos como el VIH, señaló Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), filial regional de la OMS.
La organización mundial considera eliminada la transmisión del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) de una madre a su hijo, cuando se registran menos de dos casos (2 por ciento) por cada 100 bebés nacidos de mujeres infectadas.
Expertos del organismo visitaron la isla en febrero para evaluar la situación en Cuba y proceder a la validación.
Como resultado del trabajo desarrollado en el plano de la atención primaria a madres infectadas con VIH, en 2013 nacieron sólo dos bebés contagiados en este país de 11 millones 100 mil habitantes.
Esta validación constituye un alto reconocimiento al sistema nacional de salud cubano, así como un estímulo y compromiso para continuar perfeccionando el trabajo en favor del bienestar de las madres, los niños y el pueblo cubano, afirmó el ministro de Salud Pública de Cuba, Roberto Morales Ojeda.
La OMS validó igualmente en Cuba la eliminación de la transmisión de la sífilis de madres a hijos, puesto que en 2013 sólo tres bebés nacieron con esa enfermedad en la isla, lo que representa una tasa ligeramente menor a 0.05 por cada 2 mil nacidos vivos que la OMS fija como umbral de eliminación.
En América Latina y el Caribe se estima que el número de niños que nacieron con VIH se redujo 45 por ciento entre 2010 y 2013, cuando nacieron 2 mil 324 niños con el virus.
Para lograr esa reducción, las pruebas de virus de inmunodeficiencia en embarazadas ha resultado un factor determinante.
De 2010 a 2013, las embarazadas que se hicieron análisis de laboratorio aumentó a 74 por ciento, lo que permitió a la vez elevar hasta 93 por ciento el tratamiento de mujeres contagiadas con retrovirales. Esto condujo a la reducción sustancial de la cantidad de bebés que nacieron con el virus.
El logro de Cuba enfatiza la necesidad de que los sistemas de salud en América Latina y el Caribe se fundamenten en la atención primaria, señaló la directora de la OPS. Ahí uno puede enfrentar desastres naturales, enfermedades infecciosas o cualquier otra cosa, afirmó.
Según la organización, otros seis países y territorios de América están en condiciones de solicitar a la OMS la validación de la doble eliminación de estas enfermedades: Barbados, Canadá, Estados Unidos, Puerto Rico y las islas británicas de Anguila y Monserrat, en el Caribe.
Cada año, reportó la OMS, alrededor de un millón 400 mil mujeres infectadas con VIH quedan embarazadas en el mundo y si no reciben tratamiento existe hasta 45 por ciento de posibilidades de transmitir el virus a sus hijos.