miércoles, 8 de julio de 2015

Combatir la corrupción y la mediocridad legislativa; Coahuila, legisladores oscuros


Diablito light
Horizonte ciudadano
Rosa Esther Beltrán Enríquez
Julio 8 del 2015
  
Tres académicos de la Universidad de Harvard desarrollaron una metodología para estimular el proceso de rendición de cuentas en la política mexicana, su objetivo es cooperar con la sociedad civil a disminuir la corrupción y el clientelismo en la política e impulsar la transparencia.
Recientemente los  académicos presentaron los resultados de esta metodología de la que surgió el Ranking 5D, que es una herramienta para comparar objetivamente el desempeño de los diputados y senadores; se trata de evaluar directamente la habilidad que demuestran los parlamentarios para impulsar y conseguir sus ideas y propósitos en su cargo, para mostrar su competencia en defensa de una agenda política, más allá de sus ideologías; las puntuaciones del Ranking 5D van de 0 a 5.
El descontento popular ante la falta de resultados de las políticas públicas de los gobiernos federales y estatales se ha mostrado mediante protestas multitudinarias que revelan el cansancio hacia los políticos irresponsables, corruptos y opacos, reclamos en los que se involucran  principalmente las generaciones jóvenes.
El Ranking 5D contiene 5 dimensiones: Activismo Legislativo [D1], Auditoría Legislativa [D2], Debate Parlamentario [D3], Asistencia [D4], y Transparencia [D5] estableciendo para cada legislador una puntuación de 0 a 5.
De los 10 diputados federales coahuilenses que muy pronto dejarán su curul, los panistas, el diputadoMario Alberto Dávila Delgado, ocupó la posición 3 de 500 en el Ranking con una puntuación de 3.90, fue el mejor calificado, le siguió, Marcelo de Jesús Torres Cofiño, en la posición 28 con 3.27 de puntuación,José Guillermo Anaya Llamas, bastante lejos de sus homólogos partidistas en la posición 127, con 2.46,Esther Quintana Salinas, en la posición 130 con 2.44 de puntuación, la cual no deja de sorprender por el activismo que mostró en la Cámara; los priistas, Miriam Cárdenas Cantú, logró el lugar 80, con 2.72, seguida de  José Luis Flores Méndez en el lugar 106 con 2.59; Salomón Juan Marcos Issa, ocupó el lugar 400, con apenas 1.15 puntos y el que de plano se fue al infierno fue Fernando Donato De las Fuentes Hernández quien quedó en el lugar 462 con un 0.74 de puntuación; del PRD, Alfa Eliana González Magallanes, alcanzó el lugar 102 con 2.61 de puntuación.
Excepto Mario Alberto Dávila, todos los diputados coahuilenses se llevaron un 0 en transparencia y Guillermo Anaya fue el más bajo en asistencia con un 0.20. Fernando de las Fuentes, obtuvo 0 en Activismo Legislativo, 0 en Auditoría Legislativa y 0 en Debate Parlamentario, Fernando logró imponer el record de la improductividad parlamentaria, de plano se ganó las orejas de burro, con perdón de los asnos.
Estos resultados muestran la primera medición elaborada por el Ranking 5D en México y antes sólo se había aplicado en Brasil. Sobra decir que la mayoría de los legisladores mexicanos exhiben una mediocridad asombrosa, que de plano dejan ver que van a cobrar y en pos de la haraganería.
Dejan ver que les importa muy poco ocuparse de las necesidades de la población, menos aún asistir puntualmente a los debates ni la supervisión de los pequeños detalles de las leyes que aprueban para que los ciudadanos vivamos en un mejor Estado de derecho.
Por supuesto que la presentación del Ranking 5D molestó a muchos legisladores y era de esperarse porque no están acostumbrados a que nadie los evalúe y mucho menos a que los exhiban como reprobados.
Posdata
Rubén Moreira debe estar muy orgulloso de que sean los tribunales texanos los que estén sacando toda la corrupción del gobierno de su hermano, mientras aquí impera la impunidad.