jueves, 14 de mayo de 2009

Acusa De la Madrid a Salinas de delincuente

Vincula con el narcotráfico a dos hermanos de su sucesor

*Fue entrevistado el pasado 15 de abril por la periodista Carmen Aristegui

Rosa Elvira Vargas


El ex presidente de México Miguel de la Madrid Hurtado (1982-1988) acusó a su sucesor Carlos Salinas de Gortari (1988-1994) de ser un delincuente por haber actuado en complicidad con sus hermanos Raúl y Enrique, a los cuales vinculó con el narcotráfico. También lo tachó de corrupto pues, según él, se robó al menos la mitad de la partida secreta de la Presidencia.

De la Madrid se dijo “muy decepcionado” porque se equivocó al elegir a Salinas de Gortari para ocupar la Presidencia del país, postulado por el partido en que ambos militan, el Revolucionario Institucional (PRI)... “pero en aquel entonces no tenía yo elementos de juicio sobre la moralidad de los Salinas. Me dí cuenta después que es conveniente que los presidentes estén mejor informados de la moralidad de sus colaboradores”.

El ex mandatario, quien tiene 74 años de edad, consideró que Carlos Salinas no debe ser enjuiciado porque “ya pasó mucho tiempo y al mismo gobierno de México no le conviene seguir con este asunto pendiente. Se haría un escándalo” muy grande y no sería útil para la salud de la República.

La justicia sí sirve, reflexionó De la Madrid, “pero a veces no es útil” e incluso “a veces” estorba para ejercer el poder. Y “si un escándalo va a significar desprestigio del gobierno, sea cual sea, es malo”, señaló.

Entrevistado el pasado 15 de abril durante hora y media por la periodista Carmen Aristegui, de la cadena MVS, dijo haberse enterado “cuando yo ya no era presidente”, de que Raúl Salinas de Gortari tenía vínculos con el narcotráfico, aunque no supo con qué cárteles.

Dijo que fue a mediados del sexenio de su sucesor cuando “me dí cuenta del dinero que se había llevado Raúl a la cuenta en Suiza”.

–¿Cómo se dio cuenta usted? –le preguntó Aristegui.

–Se hizo público. Me dí cuenta que las operaciones se hacían por conducto de bancos norteamericanos; hacían las transacciones, luego recogían el dinero y se lo llevaban a Suiza.

Sobre si tales operaciones se hicieron con la anuencia de Carlos –a la sazón ya titular del Ejecutivo–, De la Madrid respondió afirmativamente, e interrogado sobre la posible participación en esos ilícitos de los otros hermanos Salinas, dijo: “Podría ser. De Enrique sí se supo que hizo depósitos en Francia, de Adriana se piensa que fue capaz, pero no hay hechos que lo prueben”.

Entre los “negocios ilícitos” que adjudicó a Raúl Salinas de Gortari ubicó: “Conseguía contratos de gobierno, se comunicaba con los narcotraficantes”, los cuales, aseguró, le dieron dinero que se llevó a Suiza.

–¿Cuál de ese dinero?, porque había un grupo de empresarios que reconoció una parte...

–Lo reconocieron por complicidad –respondió
.
–¿Pero era dinero del narco?

–Es posible, sí.

–¿Y ellos pusieron su nombre para acompañar el envío de dinero de Raúl Salinas a Suiza?

–Y llevarse la “tajada”.

–Y Raúl Salinas tan campante. ¿Debería abrírsele una investigación a partir de informaciones como éstas?

–Es que son informaciones muy difíciles de obtener. Fue más fácil que se le procesara por la muerte de (José Francisco) Ruiz Massieu –expresó.

–¿Usted calificaría con lo que sabe, independientemente de que no hay un proceso ministerial en contra de nadie en ese sentido, a Carlos Salinas de Gortari como un criminal?

–No.

–Pero si habla de vinculación del hermano con el narcotráfico, y presumimos que Carlos lo sabía, eso lo hace delincuente, ¿no?

–Sí.

–¿Es o no un delincuente?

–Desde ese punto de vista, sí.

–¿Qué es Carlos Salinas? Use tres palabras.

–Cómplice de delitos de los hermanos.

Y sobre Enrique Salinas (quien fue asesinado y su cadáver hallado en Huixquilucan, estado de México, el 6 de diciembre de 2004), también señaló que su fortuna pudo haber estado ligada al narcotráfico, pues “se supo que Enrique hizo depósitos en Francia y que allá habían investigado que esos depósitos tenían su origen en transacciones de narcotraficantes”.

Al dejar Los Pinos, Miguel de la Madrid fue nombrado por Carlos Salinas de Gortari director de la editorial Fondo de Cultura Económica, el 16 de enero de 1990. En ese cargo permaneció hasta diciembre de 2000.

Hoy, a 20 años en condición de ex presidente, De la Madrid Hurtado acusó a su sucesor de solapar la corrupción de sus hermanos a través de contratos obtenidos “de manera indebida”, entre otros de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de amasar su fortuna abusando de la llamada partida secreta (desaparecida del Presupuesto de Egresos en el sexenio de Ernesto Zedillo).

“Cometió errores muy serios. El peor, la corrupción y sobre todo del hermano”, señaló el ex presidente.

–¿Cómo abusó Salinas de esa partida secreta?, porque era mucho más grande que la que usted ejerció, eso está claro.

–Ampliamente más grande.

–¿De qué tamaño era esa partida secreta en relación con lo que usted ejerció? ¿Cinco, diez veces, cien veces?

–Por ahí.

–¿Cien veces? ¿Y el dinero usado?

–Por ahí anda.

–Hace unas semanas surgió el escándalo con Luis Téllez (ex secretario de Comunicaciones) porque se registró su voz que decía “(Carlos Salinas) se robó la mitad de la cuenta secreta”.

–Sí.

–¿Usted cree que se robó la mitad?

–Sí, es posible.

–¿O completa?

–No.

–¿Pero la mitad sí?

–Sí.

–¿Y sí lo hizo Salinas?

–Sí.

–¿Cómo puede un presidente robarse la partida secreta?

–Pues porque es secreta.

–¿Y lo hizo Salinas?

–Sí.

En este tema la entrevistadora cierra inquiriendo a De la Madrid si la apropiación de ese dinero explicaría la fortuna actual de Salinas de Gortari y aquél responde: “es posible, sí”; y también, si habría obtenido su “tajada” de otros ámbitos como las licitaciones, y la respuesta fue: “Yo creo que sí. Sobre todo Raúl”.

–¿Qué le decepcionó más de Carlos Salinas?

–Principalmente esa inmoralidad que hubo.

–¿Respecto al dinero?

–Respecto al dinero.