lunes, 17 de diciembre de 2012

Requiere cafeticultura mexicana 2 mil 500 mdp para reposicionarse a nivel mundial

 


El sector necesita políticas más sólidas para volver a producir 6 millones de sacos –cada unidad es de 60 kilogramos-, pues durante las dos administraciones del PAN el cultivo cayó a 3.8 millones de sacos, señalaron productores.

Matilde Pérez
Publicado: 17/12/2012 15:09


México, DF. El Consejo Mexicano de Organizaciones de Productores de Café asentó que para retomar el rumbo de la cafeticultura y que México vuelva a estar entre los cinco principales productores mundiales del grano, se requiere un presupuesto de 2 mil 500 millones de pesos, además de realizar una auditoría al Fideicomiso del Café (Fircafé) y constituir un nuevo organismo público para dicha rama productiva.
Los representantes de las siete organizaciones aglutinadas en dicho consejo puntualizaron que la cafeticultura requiere políticas más sólidas para volver a producir seis millones de sacos – cada unidad es de 60 kilogramos-, pues durante las dos administraciones del PAN el cultivo cayó a 3.8 millones de sacos.
En conferencia de prensa, Javier Galván, de la Red de Café de la Unión Nacional de Organizaciones Regionales Campesinas Autónomas; Marcelo Herrera, de la Alianza Nacional de Organizaciones Agropecuarias y Cafetaleras, Federico Ovalle Vaquera, de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos, y Marco Antonio Ortiz, de la Coalición de Organizaciones Democráticas, Urbanas y Campesinas, propusieron que el nuevo organismo público del café debe contar con presupuesto propio y descentralizado, que incluya en su consejo a las organizaciones de productores; administre el padrón cafetalero y de comercializadores, controle las exportaciones e importaciones y los programas públicos que incidan en dicha rama productiva.
Pidieron que la Auditoría Superior de la Federación investigue el manejo del Fircafé para saber el destino de 667 millones de pesos acumulados por los descuentos que se han realizado a los productores, pues ha trascendido que se pretende disponer del recurso para financiar actividades comerciales de organizaciones privadas. “El capital, intereses y penalizaciones de dicho fideicomiso deben reintegrarse a los productores, no hacerlo así es tratarlos como infantes que no saben lo que tienen qué hacer”, apuntaron.
La cafeticultura requiere un mejor programa de fomento productivo para aumentar los rendimientos y que los beneficios lleguen al 95 por ciento de los 510 mil productores, pues actualmente sólo se entregan a 117 mil pues la autoridad agropecuaria impuso que quienes carecen de un registro federal de causantes no son beneficiarios de los programas.