domingo, 9 de diciembre de 2012

Asume Velasco Coello en Chiapas; dice que se bajará el sueldo

 
ISAÍN MANDUJANO
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (proceso.com.mx).- Con la ausencia de su antecesor, Juan Sabines Guerrero, Manuel Velasco Coello tomó protesta esta tarde como gobernador constitucional del estado de Chiapas y prometió una gestión incluyente conformada por no militantes y militantes de todos los partidos políticos.
Ante la presencia de Rosario Robles Berlanga, secretaria de Desarrollo Social como representante del presidente Enrique Peña Nieto, Velasco Coello, de 32 años, asumió el cargo ante miles de chiapanecos que se dieron cita esta tarde para ovacionar su asunción.
Velasco Coello se llevó más de 25 minutos en saludos y agradecimientos para todos sus invitados y otros 20 en su mensaje sobre lo que será su nuevo gobierno.
“Mi compromiso es encabezar un gobierno de coalición, un gobierno incluyente. Será conformado por militantes y no militantes de los diferentes partidos políticos.
“Ha llegado la hora de trabajar más unidos y más comprometidos en torno a un futuro en común, el bienestar de los chiapanecos”, señaló.
Prometió tener siempre un gobierno de puertas abiertas que establezca una relación institucional respetuosa con los poderes Legislativo y Judicial.
El político dijo que unirá fuerzas con el Poder Judicial para pugnar por un poder más autónomo y fuerte, y que dialogará con todas las organizaciones de la sociedad civil y los organismos no gubernamentales.
“Vamos a reducir los sueldos de los funcionarios de primer nivel comenzando por el sueldo del gobernador del estado que será reducido en un 50 por ciento”, aseguró Velasco Coello, quien fue ovacionado por la multitud en ese momento.
De igual forma destacó: “No permitiremos que haya gastos innecesarios ni suntuosos. Hoy, amigos y amigas, iniciamos un gobierno que sirva para todos, que sirva para la gente”.
Prometió además crear la Secretaría de la Juventud y del Deporte.
El gobernador saludó a las etnias presentes en el recinto donde tomó protesta y envió un saludo a los miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) a quienes tendió su “mano amiga”.
En el evento no fue visto el exgobernador Juan Sabines Guerrero, quien dejó a Chiapas con una deuda pública de más de 20 mil millones de pesos, aunque cifra extraoficiales hablan de 40 mil millones de pesos.
Sobre el gabinete de Velasco Coello, su jefatura de prensa dijo que “los titulares de las dependencias quedan como encargados hasta en tanto nombra a los nuevos funcionarios”.
En la toma de posesión estuvieron los gobernadores Fernando Ortega, de Campeche; Mariano González, de Tlaxcala; Jorge Herrera, de Durango; Francisco Olvera, de Hidalgo; Miguel Alonso, de Zacatecas; César Duarte, de Chihuahua y Carlos Lozano, de Aguascalientes.
También el mandatario electo de Tabasco, Arturo Núñez; el gobernador electo de Jalisco, Aristóteles Sandoval; Roberto Borge, de Quintana Roo; Gabino Cué, de Oaxaca; Rolando Zapata, de Yucatán; Rafael Moreno Valle, de Puebla; Javier Duarte, de Veracruz.
Asimismo, el gobernador Eruviel Ávila, del Estado de México; el jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera y Roberto Sandoval, de Nayarit.
Acudieron también los exgobernadores Jorge de la Vega Domínguez, Absalón Castellanos Domínguez, Eduardo Robledo Rincón y Patrocinio González Garrido.
Además, Pedro Esteban Penagos y Sergio Valls Hernández, magistrados de la Suprema Corte; Emilio Gamboa Patrón, presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados; Luis Miguel Barbosa, coordinador de los senadores del PRD; los legisladores Angélica Araujo, Arely Gómez, Ninfa Salinas Sada, Dolores Padierna, Fernando Mayans, Manuel Camacho Solís, entre otros personajes de la política.
Proceso
09/12/2012