domingo, 30 de mayo de 2010

Confirman hallazgo de 25 cuerpos en una fosa clandestina en Guerrero

Estaban en el respiradero de una mina a 200 metros de profundidad; sólo se han podido sacar cuatro.

Notimex
Publicado: 30/05/2010 14:39

Taxco de Alarcón, Gro. El director de la Policía Ministerial del Estado (PME), Valentín Díaz Reyes, confirmó que los equipos de rescate y peritos de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) han cuantificado al menos 25 cuerpos en el interior de un respiradero en este municipio.

El operativo comenzó ayer sábado, con elementos de la Policía Ministerial, Preventiva Estatal y Ejército Mexicano, en la hacienda de San Francisco Cuadra, en donde en un respiradero hallaron un número indeterminado de cadáveres y osamentas humanas.

Díaz Reyes informó que hasta este día se había logrado el rescate de sólo cuatro cuerpos, pero que los peritos y el personal de rescate han logrado cuantificar por lo menos 25 cadáveres; pero se presume la existencia de osamentas, que no han sido por el momento cuantificadas.

Los cuatro cuerpos hallados se encuentran en calidad de desconocidos. Personal de rescate trabaja para lograr extraer los restos humanos de una profundidad de más de 200 metros de longitud, afirmó.

Agregó que el operativo iniciado de manera conjunta con las autoridades federales y estatales llevaría “días o tal vez semanas” para lograr el rescate de los cuerpos; de los cuales ha sido posible sólo su conteo.

En el lugar de los hechos se encuentran patrullas de la policía preventiva municipal, brigadistas de Protección Civil del estado, quienes con el equipo a rapel, llevan a cabo los trabajos de extracción, así como peritos en criminalística.

De acuerdo con la información, se trata de un pozo que sirve como respiradero de una mina, ubicado a tres metros de la carretera que conduce a la hacienda San Francisco Cuadra.

El primer cadáver extraído se encontraba desnudo e irreconocible, debido a que la cara y la cabeza presentaban varios golpes, ocasionados durante su caída al fondo del pozo; sólo se le apreció una mancha como un tatuaje y el nombre de “Rosa” en la tetilla derecha.