martes, 18 de mayo de 2010

Calzada demanda “cuidar la imagen”

Indagan si aficionados plagiaron al panista

Mariana Chavez y Ciro Pérez S.
Corresponsal y enviado
Periódico La Jornada
Martes 18 de mayo de 2010, p. 3

Querétaro, Qro., 17 de mayo. A tres días de la desaparición de Diego Fernández de Cevallos, la principal línea de investigación que siguen autoridades federales y estatales es la de secuestro perpetrado por personas no profesionales. Lo que inquieta al grupo encargado de las indagatorias es el móvil, toda vez que hasta este momento no ha habido comunicación con los captores del abogado.

Esta versión la confirmaron diversos actores que se reunieron en privado con el gobernador José Calzada Rovirosa, quien, entre otras cosas, pidió a empresarios, legisladores y funcionarios estatales “cuidar la imagen del estado” para que ese acto no genere la percepción de violencia, tema que, de acuerdo con las personas consultadas, preocupa al mandatario queretano.

En esas reuniones, realizadas en el palacio de gobierno, Calzada Rovirosa recibió a grupos de diputados locales de todos los partidos, líderes de cámaras empresariales y funcionarios de su gabinete, a quienes hizo una relatoría de los avances en las investigaciones para que conocieran de primera mano los detalles.

El gobernador descalificó algunas versiones publicadas en medios de comunicación, principalmente las que vinculan la desaparición de Fernández de Cevallos con el crimen organizado.

Les pidió no especular y permitir al gobierno ser el único que canalice la información sobre el caso. Entre los detalles de la investigación que compartió en el Palacio de La Corregidora destaca que la camioneta en que fue interceptado Diego Fernández se encontró cerrada –al inicio se afirmó que estaba abierta–, además de que en un plazo no mayor de 24 horas se podría saber con certeza si la sangre encontrada corresponde al ex candidato presidencial.

Confirmó que la única versión con que cuentan las autoridades es la que proporcionó el velador de la propiedad de Fernández de Cevallos, quien sólo escuchó el motor del vehículo la noche del viernes, pero no vio al ex senador.

Desde las 9:30 horas de este lunes, brigadas de agentes y peritos de la procuraduría estatal, apoyados por helicópteros, recorrieron nuevamente las inmediaciones de la propiedad de Fernández de Cevallos en busca de indicios sobre la posible ruta de escape de quienes interceptaron al ex senador el viernes.
Los peritos confirmaron a La Jornada que uno de los motivos de este nuevo recorrido era revisar a pie las brechas y casas que se habían identificado desde el aire para interrogar a los moradores sobre la presencia de vehículos o personas sospechosas la noche en que se reportó como desaparecido a Fernández de Cevallos.

Destacaron que los indicios hallados el sábado se examinaron en laboratorios de dactiloscopia, de química y de identificación, entre otros, lo cual produjo hipótesis que deben confirmarse en el terreno de los hechos.

Informaron que un recorrido similar a cargo de los mismos peritos se llevó a cabo ayer en otro rancho propiedad de Fernández de Cevallos, conocido como El Estanco, a seis kilómetros de la cabecera municipal de Pedro Escobedo.

Hasta la finca llegó Miguel Fernández de Cevallos a bordo de una camioneta blindada con placas del Distrito Federal, escoltado por dos vehículos, y antes de ingresar a la propiedad reiteró a los medios de comunicación su preocupación por el estado de salud de su hermano, y afirmó confiar en que pueda ser encontrado pronto.

“Por favor comprendan la situación en la que estamos la familia. Les pido que nos ayuden, que no entorpezcan las investigaciones”, expresó.

Este lunes se volvió a reunir por la tarde el gabinete de seguridad en la 17 Zona Militar, adonde poco antes de las 16 horas arribó Luis Cárdenas Palomino, coordinador de seguridad regional de la Policía Federal.

El motivo del encuentro es continuar discutiendo la estrategia de búsqueda de Diego Fernández a partir de la coordinación de los diferentes cuerpos de seguridad de los municipios y los estados del país.

Sobre éste y otros temas, la dirección de comunicación de gobierno del estado, a cargo de Rubén Díaz Infante, indicó que ni el gobernador de la entidad ni otro funcionario emitirán declaración alguna sobre la desaparición del ex senador.

Por la noche en el templo de El Pueblito, municipio de Corregidora, hubo una misa, en la cual el párroco rezó por la salud y pronta localización de Fernández de Cevallos. La ceremonia fue convocada por la dirigencia estatal de Acción Nacional. Acudió todo el panismo de Querétaro, incluidos legisladores federales y funcionarios de la pasada administración.