domingo, 8 de enero de 2017

Esteban Villegas Villarreal (PRI), ilegalidad y negligencia en la muerte de sus 2 promotoras


Esteban texto
La vida de las dos mujeres, sólo valieron dos tuits para el candidato del PRI
Juan Monrreal López
Abril 10 de 2016

Gómez Palacio, Durango.- Una pick up, marca Chevrolet,  tipo Silverado, avanza rápido rumbo a la ciudad de Durango, sobre el kilómetro 79+500 a la altura del poblado El Salto, Pueblo Nuevo. Circula veloz aprovechando los pocos tramos rectos de la carretera libre Durango-Mazatlán. El chofer, Jesús Efraín Castillo Ibarra, de 31 años, viaja rendido, después de haberse desplazado durante todo el día junto con una brigada de más de 15 personas, enganchadas para promocionar la campaña del candidato priista a la gubernatura de Durango, Esteban Villegas Villarreal.
Jesús Efraín Castillo, lleva más de 12 horas de ajetreo continuo, trasladando a los promotores desde la ciudad de Durango hasta Pueblo Nuevo; para luego repartir volantes, pegar propaganda, adherir calcomanías, agitar banderolas del PRI con la figura de Esteban Villegas, lanzar gritos a favor del candidato oficial; invitar a la población al evento del candidato de la alianza PRI, PANAL, PVEM, PD, y por supuesto, mal comer antes de que a la tarde-noche sobrevenga el accidente; evitable.
“Protegidos” por la impunidad priista que permea toda la actividad de la vida pública gubernamental duranguense, Jesús Efraín Castillo Ibarra, no fue molestado por los agentes de tránsito de la ciudad de Durango, ni en el trayecto hacia Pueblo Nuevo por la Policía estatal, o Policía Federal, por trasladar a cuando menos 12 personas en la caja del vehículo; acción que viola las Leyes de tránsito de los tres niveles de gobierno; municipal, estatal y federal.
El salvoconducto ante las autoridades, son las banderas oficiales de Esteban Villegas Villarreal.
Amontonados sobre la caja de la pick up Silverado, la mayoría son mujeres jóvenes, quienes recibirán pagas exiguas de 100 pesos por la jornada, más promesas de trabajo ofrecidas por los coordinadores de campaña, una vez que el candidato priistas se convierta en gobernador.
Los cuerpos sudados se amontonan en la cajuela bordeada por tubos que forman una reja, de esas empleadas para trasladar ganado. Bajo los pies de los animadores se encuentra parte de la publicidad que habían repartido. Cansados pero plácidos por regresar a casa, comentan de todo, sin que las frases lleguen completas a los interlocutores; las expresiones son cortadas por el viento que pasa rápido debido a la velocidad de la camioneta, que después se dijo, se volcó porque un camión de carga de madera “trocero” invadió el carril del vehículo donde viajaban los promotores de la candidatura de Esteban Villegas.
Después de volcarse, la Chevrolet, queda destrozada. El chasis se ve descuadrado. El frente del automotor resulta aplastado. Los cristales laterales del vehículo saltaron dejando huecos en ventanillas y puertas. Las puertezuelas traseras quedan botadas de par en par por el impacto del vuelco. Las delanteras sufren las mismas consecuencias. La velocidad y el rebote del vehículo al volcarse arrojaron hacia afuera de los marcos las hojas de lámina. Las llantas traseras se reventaron. Quedan inclinadas hacia al exterior del chasis, casi zafadas de los ejes.
En el desconcierto de la camioneta volcada, “hay confusión, dolor impotencia, sentimientos de abandono” dicen algunos de los accidentados a  Demócrata Norte de México, con la condición de guardar anonimato.
Los resultados son de muerte.
Dos mujeres fallecen en el lugar de los hechos como consecuencia de las lesiones de traumatismo craneoencefálico y traumatismos abdominales.
Yolanda Mijares Saavedra, de 31 años, y Rita Guadalupe Adame Alanís, de 32, de la ciudad de Durango, quedaron tendidas entre quienes minutos antes hablaban de los pormenores del día.
De acuerdo a los reportes del los hospitales, entre éstos el  Hospital Regional del IMSS en El Salto, Pueblo Nuevo y la Fiscalía General de Durango, los heridos del accidente son; Judith Cháirez Rosales, de 24 años; Alma Delia Cabrales Ramírez, 36 años; José Luis Castillo Magallanes, de 34; José Eduardo Salazar Medina,19 años; Karla Yazmín Amaya Hernández,18; Melina Mercedes Ávila Flores, 33 años; María de los Ángeles y Rosa Isela, Hernández Escobedo, de 19 y 18 años.
Pura carne joven, fuerte para la campaña; también el sector más desempleado de la población duranguense.

Ilegalidad y negligencia, en el “accidente”; los promotores eran trasladados en la cajuela de la camioneta, con sobrepeso y exceso de velocidad
En la violación a las leyes de tránsito de los niveles municipal, estatal y federal, más la impunidad priista, se encuentra la raíz del “accidente” que hasta el día de hoy, quitó la vida a dos personas.
El 7 de abril a las 21:35 de la noche, Esteban Villegas escribió en su Facebook que “Lamento profundamente el accidente ocurrido sobre la carretera El Salto, Pueblo Nuevo – Durango, donde tristemente perdieron la vida dos integrantes de mi equipo de trabajo. Me encuentro en el Hospital Regional del IMSS al pendiente de lo sucedido (Sic). Expreso mi solidaridad a las familias por este desafortunado suceso (ReSic)”.
El percance de nada sirvió, a excepción de arrancar la vida a las jóvenes.
El  candidato del PRI a la gubernatura, sigue solapando el desplazamiento de sus equipos de trabajo sin las mínimas normas de seguridad de tránsito.
Los vehículos priistas circulan con exceso de peso. Con promotores colgando de camionetas. Atiborrando carros sedán hasta con 10 personas.
Desde ese mismo día y los subsiguientes, la alianza conformada por el PRI, PANAL, PVEM y PD, siguen trasladando a los propagandistas en condiciones ilegales y peligrosas.
Las camionetas de todo tipo acarrean a los brigadistas del PRI fuera de la ley, generando las condiciones reales para que otro percance suceda.
¿De qué sirvieron los 2 tuits de Villegas Villarreal, lamentando lo sucedido y quien por cierto, se traslada en convoyes de 4 y 5 camionetas blancas blindadas con todas las comodidades?
Por lo pronto, fuentes de Demócrata Norte de México, revelaron que los familiares de los accidentados en El Salto, Pueblo Nuevo, no han recibido propuestas claras de indemnización, pues de la manera que fuera, estaban contratados por Esteban Villegas Villarreal y el PRI.
En cuanto a al conductor Jesús Efraín Castillo Ibarra, se desconoce su estatus legal, en un “accidente” que dejó, hasta el momento, saldo de dos muertos, 10 heridos, uno en situación grave; consecuencias tipificadas como homicidio culposo, cuando menos.

Candidatos “políticamente correctos”

Como consecuencia del percance, varios de los candidatos saltaron a la palestra de la “solidaridad humana”, manifestando a través de tuits o páginas del Facebook los pésames correspondientes para los deudos de los fallecidos y fracturados, a la vez que  lamentaron  las pérdidas de las vidas de las dos mujeres.
“Lamento el accidente de tráfico en el que han perdido la vida dos colaboradores de Esteban Villegas. Mis oraciones y condolencias con ellos y sus familias”, publicó el candidato a la gubernatura de la alianza “Unidos por Ti”, José Rosas Aispuro Torres,  en su página del Facebook.
Así, la aspirante priista a la presidencia municipal de Gómez Palacio, la senadora Juana Leticia Herrera Ale; el pretendiente priista, a la presidencia municipal de Durango, Manuel “El Meño” Herrera Ruiz; así como el candidato de la alianza PAN-PRD, “Unidos Por Ti”, al gobierno de la ciudad capital, José Ramón Enríquez Herrera; lamentaron los fallecimientos del par de  jóvenes; sin embargo, nunca mencionaron,-mucho menos exigieron-, la aplicación de la ley en el “accidente” y en cada una de las actividades políticas de esta campaña y subsecuentes.
De esta manera,  las condiciones de que se genere un nuevo “accidente” existen objetivamente.
Sin aplicación del marco de las leyes, no hay democracia alguna.
¿De qué hablan los candidatos entonces?
Twitter@jmonrreall