domingo, 8 de enero de 2017

Beltrones, tomó protesta a Esteban Villegas Villarreal; el nuevo mesías del desastre en Durango


Esteban toma de protesta1
Beltrones, tomó protesta a Esteban Villegas Villarreal; el nuevo mesías del desastre en DurangoLos priistas acarreados al Auditorio Centenario lo ahogaron con el grito de Leti, Leti, Leti
Juan Monrreal López
Febrero 15 de 2016
http://www.democratanortedemexico.com
http://www.democratanortedemexico.blogspot.com
Gómez Palacio, Durango.- Ni la presencia del presidente del CEN del PRI Manlio Fabio Beltrones, en la toma de protesta de los 39 candidatos a las presidencias municipales y las 15 diputaciones locales de mayoría dejó sabor de unidad entre los aspirantes priistas, que confrontados con distintas fuerzas de ese partido, dieron señales de naufragio, de orfandad política, una vez que las candidaturas de representación popular fueron repartidos entre los tres grupos que dominan la escena política duranguense; la pandilla del gobernador Jorge Herrera Caldera, el grupo Carlos Herrera y la banda del senador Ismael Alfredo Hernández Deras; las tres camarillas con roces profundos entre sí.
Menos de 45 minutos tardó el rito de unción de los aspirantes, casi a mediodía de este domingo. La mera formalidad de la toma de protesta de los candidatos, quienes por ahora desean conducir a Durango políticamente, usando el apoderamiento de la gubernatura, los ayuntamientos, el Congreso; de hacer efectiva la toma de tajada política que alcanzaron a rasguñar mediante negociaciones con el gobernador Jorge Herrera Caldera,- quien tiene al estado hecho jirones en lo económico, en lo político, en los social-, y con el jerarca priista Manlio Fabio Beltrones.
Allí sobre el estrado, conviven a su pesar, los representantes de los grupos que dominan la escena social y mafiosa en el estado.
Esteban Villegas Villarreal, orondo, soberbio, con desplantes de divo,- siempre tratando de mostrar el perfil de su nariz operada-, ahora que sí se sabe candidato a gobernador, una vez que sus jefes políticos,- el gobernador, su hermano Antonio Herrera Caldera y el primo Rafael Herrera Piedra-, consiguieron arrebatarle al poder central de Fabio Beltrones la postulación que lo ha convertido en el nuevo mesías del desastre duranguense.
También está allí, la senadora Juana Leticia Herrera Ale, que empujó y peleó desde la Región Lagunera la posibilidad de ser nombrada candidata a gobernadora.
Los resultados ya se conocen. Sin embargo, hubo momentos que sacudió los favoritismos de Jorge Herrera Caldera, a quien sin importarle que en las encuestas la intención del voto ciudadano estuviera inclinado hacia una mujer para gobernante, finalmente impuso a Esteban Villegas, su alfil de siempre, su caja de seguridad para guardarle las ilegales Cuentas Públicas que dejará, con una deuda enorme para la entidad, tan enorme proporcionalmente como la consumada por el moreirato en Coahuila.
Por ahora, se trata de pasar el trago amargo de compartir espacio en el templete entre los aspirantes. Por eso, no hay saludos entre varios aspirantes; apenas sí muecas de aceptación…de lejos.
Las sonrisas forzadas se convierten en mímicas de enfado. La mercadotecnia del Día del Amor y la Amistad no funciona. Los enconos se rozan encima de la tarima.
Abajo, en la duela del gimnasio deambulan los damnificados políticos de grupos como el de Ricardo y Rocío Rebollo Mendoza; los seguidores del presidente del PRI municipal y diputado local,- que siempre creyó ser el próximo alcalde de este municipio-, Juan Ávalos Méndez; simpatizantes de la secretaria General del PRI estatal Anavel Fernández,- enriquecida irregularmente con dinero público-, todos queriendo ser vistos por la cantidad de abrazos y besos en las mejillas que reparten, ataviados con los mejores trapos que contrastan con las pobres y gastadas indumentarias de los acarreados que sentados en las gradas sólo atinan aplaudir cuando sus líderes indican.
Desde su llegada, Manlio Fabio Beltrones, se mantiene en medio de la senadora Leticia Herrera Ale, y del ahora candidato a la gubernatura Esteban Villegas Villarreal.¬¬¬¬¬¬¬
Flanqueado por ambos personajes, el presidente del PRI dice afuera del Auditorio Centenario, que ambos protagonistas políticos representan el eje de la fortaleza y triunfo del PRI en Durango, olvidando la fuerza electoral que representa la ciudad de Durango, en la que su abanderado es el ex presidente estatal del PRI, Manuel “El Meño” Herrera Ruiz, quien mintiendo, se había auto descartado para contender por alguna posición de representación popular.
Antes de entrar al recinto Centenario, Manlio Fabio Beltrones, habla de la “unidad priista” que ya no es suficiente para que el antes “invencible” PRI gane elecciones sin las alianzas con los partidos rémoras del tricolor como el PVEM, PANAL, PT o partidos locales como el PD.
Manlio Fabio, apuntó que la decisión de José Rosas Aispuro Torres de militar en el PAN es una determinación equivocada; mientras el presidente del CDE del PRI, Ricardo Fidel Pacheco ronda en torno a Beltrones como mosca sobre apetitosos despojos.
Manlio Fabio Beltrones, insiste en defender a los candidatos priistas, muchos de ellos, embarrados de acciones de ilegalidad que han atentado contra el marco de las leyes y que ahora de nueva cuenta, vuelven a la contienda electoral pese a su desempeño turbio que debería tenerlos frente a un juez o en la cárcel.
El presidente del CEN del PRI habla de un Durango que no existe.
Manlio Fabio, afirma que gracias a las políticas de Enrique Peña Nieto y los gobiernos del PRI, la gente siente el dinero en las bolsas.
Luego, Manlio asegura que la toma de protesta de los candidatos se hace en La Laguna, porque “La Laguna merece más atención por parte de todo Durango (Sic), La Laguna ha sido uno de los lugares más productivos de Durango, y muchos pensamos que debe recibir más apoyo (Resic)” cuando en la realidad la estructura productiva se ha ido cayendo a pedazos y la violencia, así como la delincuencia, tienen profundas raíces en las instituciones gubernamentales.
Ya sobre el filo de mediodía, Manlio Fabio Beltrones arriba al escenario. Justo atrás de él, la senadora Juana Leticia Herrera Ale, arranca la mayor porra y gritos de apoyo de los presentes. En seguida como queriendo neutralizar los gritos de apoyo a la candidata a la presidencia municipal de esta ciudad, aparece detrás de las mamparas un efusivo y grandilocuente Esteban Villegas Villarreal,- cual torpe bailarín de valet-, quien tuvo que aceptar que se tomara la protesta de los candidatos fuera de la capital estatal por temor a la rebeldía del grupo Carlos Herrera.
Manlio Fabio Beltrones toma la promesa a Esteban Villegas Villarreal pidiéndole cumplir con los principios de la Revolución mexicana, como en las épocas del echeverriato.
Entonces el presidente del CEN del PRI, sigue con su discurso de ignorancia de lo que sucede en la realidad duranguense.
“Decirles porque queremos ganar nosotros las próximas elecciones” le dice al auditorio. “Porque es aquí en Durango, donde nosotros podemos hacer el mejor de los esfuerzos para alcanzar más progreso para los duranguenses”, afirma, en una entidad empobrecida por las políticas priistas; saqueada por los ex gobernadores Mayagoitia Domínguez, Maximiliano Silerio Esparza, a José Ramírez Gamero, Ismael Alfredo Hernández Deras y sus pandillas, convertidos en grandes señores del dinero…ajeno.
Entonces, Esteban Villegas Villarreal, “el mesías artificioso”, desde el micrófono, asevera que “el PRI, no olvida, el PRI siempre recompensa…y por todos ustedes me la voy a jugar” dice a una tribuna que ahoga su desgañite con el grito de Leti, Leti, Leti.
“Les aseguro, que Esteban Villegas, no firma documentos sin valor, porque siempre cumple sus compromisos, aquí frente a ustedes empeño nuevamente mi palabra, yo nunca traicionaré mi institución” afirma quien abandonó la presidencia municipal de Durango, que alega ser médico, sin haber ejercido nunca esa carrera que dice que estudió; el mismo sujeto que todavía antes de ser presidente de la porril Federación de Estudiantes de la Universitarios de Durango (FEUD), amenizaba y hacía proselitismo en los eventos del PAN.
“Vamos unidos por un triunfo contundente, uno que nos permita seguir teniendo buenos gobiernos (¿?) Sin triunfalismos con resultados” bla, bla, bla, siguió arrojando quien desde ahora, ha tapado delitos de lesa humanidad como las narcofosas de la ciudad de Durango, el mismo que endeudó al municipio de Durango sin justificación de obra, y desde ahora, beneficiario del dinero ilegal y oscuro con el que sostiene su campaña.
jmonrreall@yahoo.com
Twitter@jmonrreall