domingo, 8 de enero de 2017

Buitres sobre las luchas del pueblo…


nosotros
RAÚL A. RUBIO CANO
Enero 4 de 2017

No cabe duda que muchas son las expresiones de lucha contra “el gasolinazo” (cuando esto ya no debería de existir, según pasadas declaraciones de Peña Nieto), o los incrementos ilegales a los pagos del predial (decretados por los maléficos alcaldes) y, el pago de una tenencia (que supuestamente eliminaría el Bronco). La gente anda enfurecida y la cosa va en grande y bueno, ante este estallido social en la entidad y en todo el país, doña Sociedad Civil, es muy creativa en las redes sociales y en las acciones en calles y edificios públicos, pero, en ello no falta las acciones de buitres que “a río revuelto, ganancia de pescadores” y el caso de Liliana Flores Benavides, acompañada de Tatiana Clouthier y hasta del Padre Chema, ahora bajo una organización denominada “Nosotros”, buscan hacer lo suyo ofreciendo supuestas soluciones de amparos a los agravios arriba mencionados. La cosa es sería, porque la experiencia de Liliana en tales colectas de billetes de gente afectada por la maldad de las autoridades, quedó más que patentizada en las luchas del Barzón y, en donde este personaje hizo las grandes millonadas con el dolor humano y patrimonio de las familias y ¡Oh! nunca ganó un caso apegada a Derecho, como nos lo ha hecho saber asesores jurídicos de la señora y que algunos de ellos, quedaron como los afectados de inmuebles que supuestamente defendían: en la calle. ¿Cómo es posible que Liliana ahora se presente como supuesta defensora Fiscal del Pueblo? Cuando no tiene ningún título profesional y hoy, en pleno Siglo XXI, el ejercicio profesional se encuentra regido a la presentación de cédula profesional; sin ella, no puedes litigar, hacer representaciones o actuaciones jurídicas, mucho menos presentarte a dar “recetas de cocina jurídica”; situación que amerita también, contar con el respaldo de una Barra, Colegio o Asociación de Derecho, para poder emitir ante el público necesitado, indefenso, supuestas soluciones pero, Liliana & Co, jamás han tenido contacto con los quirófanos jurídicos. Por eso, es lamentable la forma en que exponen soluciones a sabiendas de que serán devorados por los leones del Derecho y lo más triste, es afirmar o sostener que van a tener éxito. Eso, en el devenir profesional, no se puede asegurar que se va a tener éxito del todo en una operación, mucho menos, con personajes de negro pasado Barzoniano. ¡Cuidado! Advertimos que ese grupúsculo encabezado por la Liliana es un engaño; más, el cobro que se solicita formula la ecuación de: maquinación más enriquecimiento ilegítimo, es igual a fraude jurídico. Demuéstrenme que son abogados o que una Barra, Colegio o Asociación de abogados los avala. En fin, todo indica que, por el negro historial de Liliana de traicionar y reventar movimientos, que estos amparos masivos que ofrece, es una vacilada, fabricada y ordenada desde las oficinas de Fernando Elizondo, para sabotear el movimiento popular contra el mentirosos del Bronco y sus secuaces, que han traicionado a más de un millón de votantes que los llevaron al Poder ¡Órale! raurubio@gmail.com