domingo, 8 de enero de 2017

Juana Leticia Herrera Ale, en cierre de campaña, prometió de todo, menos seguridad


Leti cierre 29 de mayo 2016.jpg2
Juan Monrreal López
Mayo 29 de 2016

Gómez Palacio, Durango.- Tres horas después de haber citado al cierre de campaña en las esquinas de avenida Morelos e Independencia, por fin Juana Leticia Herrera Ale, sube al estrado acompañada por el candidato priista a gobernador y los aspirantes a diputados locales, mientras abajo del templete, aproximadamente  8 mil cuerpos sudados que forman la escenografía movible del PRI sienten que por fin están cerca de marcharse a sus casas, una vez que los candidatos lancen las promesas recicladas que no cumplirán.
Poco antes de que los candidatos priistas suban al tablado, un grupo de Camisas Blancas, con los logos de Esteban, junto con algunos policías siguen buscando entre la multitud,- como en los años 70´s y la tenebrosa Dirección Federal de Seguridad (DFS) en apogeo represivo-, a “infiltrados que parezcan del PAN para remitirlos a la cárcel”.
Minutos previos a que la aspirante a la presidencia arribe,  los gendarmes atosigan a voceadores del periódico Palabra Vecinal y a su director, el profesor Gustavo Oteo Oropeza, interrogándolo acerca de su medio y amenazándolo con remitirlo a  prisión por vender su publicación. De hecho, los policías sacaron de la plaza de armas al contingente de MORENA que se aprestaba a realizar el mitin de cierre de campaña municipal alrededor de las 4 y media de la tarde, empujándolos hasta el Parque José María Morelos.
Ya con la plataforma llena de priistas, un presentador alharaquiento se confunde y se arrepiente justo a tiempo, cuando intenta presentar a Mari… (na Vitela) como candidata a presidenta municipal, pero alcanza a recular.
Juana Leticia Herrera Ale, salta al frente de la palestra y reverencia con los brazos cruzados sobre el pecho, inclinando el tronco y extendiendo las palmas de las manos como si estuviera en trance.
En la primera fila se encuentra el presidente del PRI municipal Juan Ávalos Méndez, quien ya se encuentra cabildeando con periodistas de la ciudad de Durango, para que manejen en sus notas y columnas que sustituirá a Leticia Herrera en la alcaldía. Puro fuego amigo.
Paseando por el templete, la senadora Herrera Ale, da gracias y gracias, en un discurso que nace desparpajado, tal como han sido todas las arengas pronunciadas en los mítines proselitistas.
Habla de todo.
Soy de los Herrera, de los de aquí,-sólo le falta terminar la frase y decir que no de los Herrera Caldera, Jorge y Toño;  y Rafael Herrera Piedra, los primos del triunvirato del poder que vetaron su candidatura-. Que ya “no se va ir de aquí”. Y luego suelta una retahíla de promesas y ofrecimientos, aunque dice que ella no promete; “aunque tengo compromisos, porque nosotros no prometemos, hacemos”, afirma, una vez que  arranca los síííí suficientes de las gargantas de la muchedumbre que se encuentran al frente de la plataforma.
Qué sí quieren pavimento, qué sí quieren drenaje, qué sí quieren la modernización (Sic) de sus casas, sííí responde la gente,- y se corrige de inmediato-, “sobre todo en el Centro Histórico”. ¿Quieren empleos? ¿Quieren que haya más progreso para Gómez Palacio? La turba  acomodada al frente del  tablado grita, mientras los niños lloran por el cansancio y calor.
Juana Leticia Herrera Ale, ya se da por ganadora el próximo 5 de junio,- el candidato simulador de la alianza Unidos por Ti, Francisco León Ezquerra, “Pancho Leoncillo”, quien no hizo campaña, salvo algunos videos escolares-, dice que el día primero (de septiembre) empezará a “pavimentar los caminos vecinales de las comunidades rurales de Gómez Palacio, con mi recurso” afirma.
Luego, evidencia la rapiña a los que son sometidos los recursos públicos, “Todo mundo le saca (a la administración), pero nadie le mete” confiesa.
Luego vuelve a la carga en contra del candidato a gobernador de la alianza PAN-PRD, José Rosas Aispuro, sin mencionarlo.
Habla que la dupla es la conformada por Esteban Villegas y Leticia Herrera,y pide a gritos a los acarreados “que no se confundan, ni dejen que los engañen”,  intentando detener  la corriente de opinión de voto cruzado Rosas Aispuro-Leticia Herrera que se ha propagado entre los votantes del municipio de Gómez Palacio.
Mientras Leticia Herrera, increpa en contra de Rosas Aispuro, diciendo “que no se vengan a colgar quienes no tienen propuestas de a de veras y que no tienen como sacar el dinero en el momento para poder hacer de Gómez Palacio, lo que queremos hacer; se agarran del prestigio (¿?) de los Herrera que somos nosotros; y ese hombre (José Rosas Aispuro ) no se va a venir a colgar de mí, ni él, ni nadie, somos Esteban y yo”, y corre a tomar de la mano al priista Esteban Villegas, para ponerlo en primer plano levantándole el brazo en señal de victoria; en tanto Juan Ávalos Méndez lanza besos a distancia y la ex alcaldesa y diputada federal Rocío Rebollo,- colocada casi todo el evento al lado de Ernesto Herrera Ale-, aplaude a rabiar, para luego levantar el puño derecho.
Juana Leticia Herrera, cierra; “aquí estamos los que no damos rollo (Sic), y después ya andamos con el Jesús en la boca, viendo como se largan ya (ReSic)”, en alusión al actual alcalde José Miguel Campillo Carrete.
Termina:
“¿Nos van a dar la oportunidad este 5 de junio a Esteban y a mí? ¿Me van a dar la oportunidad de tener los votos que les he venido pidiendo? Porque quiero decirles que con la votación que me he comprometido para Esteban y para mí, tendremos todavía más recursos para dejar a Gómez Palacio, como ustedes lo quieren y como mi padre (Carlos Herrera Araluce), lo hubiera hecho”, en tanto se tira de rodillas en el escenario, inclinando la testuz y tocándose el pecho, para finalizar con los brazos en alto junto con Villegas Villarreal.
Por ahora, faltan 7 días para las votaciones. Los herreristas de Leticia,-los de aquí-, dicen que conseguirán 100 mil votos; ni en sueños lo lograrán. No alcanzarán siquiera 70 mil, en una elección para gobernador que se pronostica muy cerrada, tanto o más que  la del 2010; tan parecida que incluso ya está siendo alimentada con odio por los candidatos priistas, incluido el aspirante Esteban Villegas Villarreal.
Que Juana Leticia Herrera Ale, se alce con el triunfo electoral el próximo 5 de junio, es un hecho; sobre todo porque Francisco León Ezquerra fue un candidato simulador, un aspirante de pacotilla que engañó desde el principio y jugó con los deseos de cambio de la ciudadanía gómezpalatina.
Ahora, con las promesas recicladas hechas por Leticia Herrera,-incluso algunas que realizó desde el año 2001-, sólo se espera que cumpla y que la seguridad pública retorne a este municipio; más no con cuerpos policiacos como los GORI, quienes sembraron el terror  hasta convertirse en un cuerpo delincuencial ligado a los secuestros y tráfico de drogas.
Tanta promesa de Juana Leticia Herrera Ale, la harán quedar mal; no cumplirá, pero encontrará justificaciones suficientes, así como medios de comunicación con cargo al erario que la ensalcen.
Al tiempo.
Twitter@jmonrreall