domingo, 8 de enero de 2017

Alcaldesa de Mapimí, Judith Marmolejo de la Cruz; “la sinvergüenzada como forma de vida”


collagedurango
Para pagar favores a la ex presidenta Martha Castro; Marmolejo pretende “cuadrar faltantes en Cuenta Pública”
Juan Monrreal López
Octubre 3 de 2016


Mapimí, Durango. – Cabeza de la Hidra de la corrupción que permea a la administración pública de este municipio, la alcaldesa Judith Marmolejo de la Cruz, está convertida en la “tapadera” de millonarios desvíos de recursos públicos desde la época que ocupó la Sindicatura con el ex presidente Bernardo de Anda Magallanes y ahora de la ex presidenta Martha Eugenia Castro González, quienes derivaron dinero y recursos materiales ajenos de los objetivos con los que fueron etiquetados “destinándolos a aumentar  su patrimonio personal”.
Con negra fama familiar como consecuencia de la secuela de ilegalidades en las que ha operado su familia directa e “incluso ella misma”, Judith Marmolejo de la Cruz, fue una imposición de Antonio Herrera Caldera al PRI municipal. “Judith, siempre mantuvo una relación cercanísima con el hermano del ex gobernador”, expresan militantes priistas con decenas de años de pertenecer a ese partido a Demócrata Norte de México; de hecho, la candidatura de Marmolejo de la Cruz, resquebrajó al PRI y estuvo a punto de perder la presidencia municipal.
Entrevistados en el anonimato, comerciantes y empresarios del municipio, exponen que el compromiso de Judith Marmolejo con Martha Castro es encubrirla a fondo, ya que cuándo ésta fue presidenta ocultó los millonarios desvíos de Bernardo de Anda Magallanes, administración en los que la actual alcaldesa fue Síndica.
Lar irregularidades administrativas de Bernardo de Anda Magallanes eran tantas, que La Entidad de Auditoría Superior del Estado de Durango (EASE) hizo observaciones severas al detectar errores, omisiones e inconsistencias por varios millones de pesos.
La EASE ubicó que la Cuenta Pública 2011 alcanzó desvíos por 6 millones 586 mil 994 pesos. Pero de Anda lejos de aplicarse y corregir los daños al patrimonio público, nuevamente en 2012 presentó irregularidades en el manejo de recursos por 6 millones 371 mil 047 pesos; cantidades muy similares entre un año y otro, por lo que se presupone que las mismas prácticas de desviación y apropiación de patrimonios públicos, siguieron patrones semejantes.
Las afectaciones a los dineros destinados a Mapimí, impactaron prácticamente en todos los rubros de la administración municipal de Bernardo de Anda; Obras Públicas, Aportaciones para la Infraestructura Social Municipal, el Fondo de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios, el Sistema de Agua del Municipio de Mapimí y por supuesto, el manejo económico financiero de la tesorería.
El desorden administrativo de Bernardo de Anda Magallanes fue tanto que la EASE resumió en su análisis que como resultante de la revisión y fiscalización de la Cuenta Pública de Mapimí se encontraron diversas omisiones, errores e inconsistencias relacionado con el sistema de control interno tocantes con la recaudación, manejo, custodia, control y aplicación de los recursos oficiales que el Municipio llevó a cabo.
Un auténtico relajo administrativo de Bernardo y su Sindica Judith Marmolejo de la Cruz, hoy presidenta de este ayuntamiento.
Así, Bernardo de Anda, – quien aplicó dinero y patrimonios oficiales a la campaña política de Martha Castro-, condicionó a Castro González para no proceder legalmente contra él, porque los faltantes indicaban que de Anda Magallanes tendría que haber pisado la cárcel.
La impunidad de Bernardo era tanta, – como hasta ahora-, que incluso solicitó un préstamo por 1 millón 245 mil 500 pesos para el Sistema de Agua del Municipio de Mapimí, sin tomar en cuenta al Consejo Directivo, aunque así lo hizo también con los organismos descentralizados del municipio de los que llegó a desviar 1 un millón 433 mil 500 pesos, según señaló la EASE.
Aun así, pese a los señalamientos de la EASE, Bernardo de Anda, nunca fue requerido para reparar los daños a los bienes públicos; Antonio Herrera Caldera, Rafael Herrera Piedra y el ex gobernador Jorge Herrera Caldera, prohijaron la impunidad a favor de de Anda Magallanes.
Ahora con cuantiosos desvíos de dinero y recursos materiales de la Cuenta Pública que ejerció alrededor de 2 años, la ex presidenta Martha Eugenia Castro González, “se encuentra con apuros para poder justificar los faltantes, una vez que el gobernador no es del PRI”, sin embargo, los compromisos que la propia Judith Marmolejo contrajo con la ex presidenta “al recibir apoyos desde la sub secretaría de SEDESOE en donde Martha Castro fue ubicada por el ex gobernador (Jorge) Herrera Caldera, sumados además, los patrocinios económicos y en especie que el alcalde sustituto ,- por cierto, imposición de Martha-, Claudio Cisneros entregó a Judith para realizar la campaña política, la mantienen comprometida para tapar los malos manejos de Martha Eugenia Castro”, tal como señalan los números de la Cuenta Pública en poder de la EASE.
Por lo pronto, con los tiempos encima para cuadrar la Cuenta Pública ejercida por Martha Castro y Claudio Cisneros, la presidenta municipal Judith Marmolejo de la Cruz, está buscando las formas de realizarlo, y, sobre todo, orientada por su asesor de cabecera, Bernardo de Anda Magallanes.
Vaya póker de sinvergüenzas.
Twitter@jmonrreall