domingo, 8 de enero de 2017

Leticia Herrera Ale y Ricardo Fontecillas Almaraz, dirigen policías y vehículos fuera de la ley


collage_lety-02
Carros “donados por empresarios” no cumplen con la norma marcada por el SUBSEMUN
*Policías no presentaron exámenes de Control y Confianza
Juan Monrreal López
Octubre 2 de 2016

2 de octubre no se olvida

Gómez Palacio, Durango. – Rompiendo las normativas que señala el Catálogo de bienes para el equipamiento de las corporaciones de seguridad pública de los beneficiarios del SUBSEMUN publicado en Diario Oficial de la Federación (DOF) en el año 2011, así como las reglas estipuladas para la operación del Mando Único, la alcaldesa de esta ciudad Juana Leticia Herrera Ale, junto con el jefe de la Dirección de Seguridad Pública Municipal (DSPM), Ricardo Fontecillas Almaraz, anunciaron la incorporación de 21 autos donados por “empresarios” a la flotilla  policial pese a que los carros no cumplen con los requerimientos señalados en el decreto Subsemun.
Como si esto fuera poco, el pasado día 27 de septiembre anunciaron que la corporación integró 40 policías más “llegando a un total de 191”; el asunto es que los 40 elementos “no están certificados”, ya que no salieron de academia de policía alguna, y tampoco presentaron el examen de Control y Confianza, paso indispensable para convertirse en agente del orden, tal como confiaron a Demócrata Norte de México, agentes de la DSPM.
La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, sustenta las pruebas de control y confianza, así como las leyes secundarias de Seguridad Pública.
Esto mismo sucede con las características que deben guardar los vehículos usados como patrullas. El decreto SUBSEMUN, señalado líneas arriba, especifica los lineamientos a seguir con el equipo usado en las labores de Seguridad Pública, y los vehículos regalados a la ciudad no los cumplen, aun así, ya se encuentran en circulación.
En esta ciudad, persiste la figura del Mando Único de Seguridad Pública, por ser un municipio donde la operatividad policial tiene fallas graves, a tal punto que la policía preventiva municipal fue desaparecida en febrero de 2013. Desde entonces, el cuerpo policiaco no recupera el número mínimo indispensable de elementos para proporcionar seguridad a los ciudadanos, así como elementos confiables para desempeñar esta tarea pública.
De manera que Juana Leticia Herrera Ale y Ricardo Fontecillas Almaraz, anunciaron avances en materia de seguridad rompiendo la ley.

Los mecanismos de Control de Confianza

Los dispositivos de Control de Confianza, se convirtieron en componentes indispensables para conseguir mayor seguridad y garantía institucional, según declaran mandos policiacos.
Los exámenes, de Control y Confianza abarcan desde pruebas físicas hasta investigación de los núcleos familiares, incluidos formas de vida y bienes patrimoniales.
Para la conformación de los cuerpos policiacos mexicanos en estos tiempos de sangre, se aplican;
Escrutinios toxicológicos, evaluación psicológica, evaluación poligráfica, investigación socioeconómica y por supuesto la valoración médica; todas estas exploraciones se llevan a cabo en academias policiacas bajo el control del Mando Único policial, pruebas que los 40 policías anunciados por Ricardo Fontecillas Almaraz no realizaron, lo  que en automático los convierte en agentes policiacos fuera de la ley, tal como lo confirmaron miembros de la DSPM a Demócrata Norte de México.

De acuerdo con la normativa SUBSEMUN publicada en Diario Oficial de la Federación (DOF) en 2011patrullas habilitadas por Juana Leticia Herrera, no reúnen requisitos legales

Publicado el 15 de febrero de 2011 “El Catálogo de bienes para el equipamiento de las corporaciones de seguridad pública de los beneficiarios del SUBSEMUN”, marca las características que deben guardar los equipos usados por los cuerpos de seguridad; de acuerdo a esta normativa, los carros habilitados como patrullas por la presidenta municipal Juana Leticia Herrera Ale, se encuentran fuera de la ley.
Según el SUBSEMUN, a los 8 vehículos habilitados como patrullas, les falta de entrada “la protección delantera reforzada “el llamado “tumbaburros”, gancho de arrastre, porta esposas en la parte trasera de las unidades e incluso el espacio suficiente para la instalación de equipos electrónicos, incluido el radio; tal como lo confirmaron fuentes de la DSPM., a Demócrata Norte de México.
De hecho, varias de las camionetas de la DSPM están fuera de este decreto. Carecen de tumbaburros y hasta de placas, tal como lo pueden atestiguar los ciudadanos.

“Empresarios” donaron los vehículos policiales

Entre el grupo de hombres de negocios que “donaron” a la ciudad, se encuentran varios funcionarios de la actual administración que encabeza Juana Leticia Herrera Ale.
Destacan los “panistas” Rodolfo Walls, Ignacio Corona Rosríguez. El primero era empleado de la empresa “Chilchota”, propiedad de la familia de la presidenta y hoy ocupa la plaza de licitaciones en el municipio. El segundo, fue delegado de la SAGARPA y regidor en la ciudad de Torreón, hasta el 30 de agosto, – precisamente el día que la alcaldesa tomó protesta de su cargo-, antes de pasar a formar parte del actual gobierno municipal.
También se encuentra el director del Sistema de agua potable y alcantarillado (SIDEAPA) Adelmo Ruvalcaba Nieto, un personaje ligado al clan Herrera Ale, desde siempre.
Otro funcionario donador es Manuel Ramos, sub secretario de Gobierno en La Laguna del llamado “Gobierno de la alternancia” del panista José Rosas Aipsuro Torres.
Manuel Ramos, fue jefe de Recursos Humanos de la compañía Chilchota y mantiene vínculos familiares con la presidenta.
Otros empresarios que donaron fueron; Rafael Villegas Attollini, Eduardo Tricio, Christian Colliere, Andrés Sánchez Lima, Rafael Ramos, Gustavo Adolfo Soto Medinaveitia, Juan Salazar, Fernando Uribe, Armando Valdez, Dorian Michel, Manuel Bitar Canavati, Óscar García Villarreal, Ricardo Aguiñaga, Rodolfo Aguiñaga hijo, Salomón Issa, Francisco Moncholín, Roberto Ramírez, Santiago Gómez, Luis Miguel Lozano, Gustavo Garza.
Mención aparte merece Víctor Chaúl, un mecenas que sin fondos económicos suficientes donó la construcción de un pozo de absorción en la Colonia Hamburgo, con un costo de 23 millones de pesos. Ahora, “aunque se endeude” ha donado carros para las patrullas municipales, por lo que desde este momento habrá que “proponer construirle un monumento, por su filantropía” dicen constructores a Demócrata Norte de México, señalándolo como posible beneficiario de obras públicas sin concurso alguno.

Lo que Viene

La incorporación de elementos a la DSPM que cumplen los requisitos de ley no es nuevo en el municipio. Los ciudadanos recuerdan con temor la creación del Grupo Operativo de Reacción Inmediata (GORI), – creado en el segundo periodo presidencial de Carlos Herrera Araluce-, que terminó operando como grupo delincuencial y cuyo jefe, Arturo Gorena Hermosillo, acabó siendo perseguido por la Procuraduría General de la República (PGR); muriendo asesinado en un motel.
Los ciudadanos y dirigentes empresariales entrevistados por Demócrata Norte de México, le tienen temor de la alcaldesa Juana Leticia Herrera Ale, por ello siempre pidieron anonimato a este medio y sólo tienen la esperanza que el General Juan Manuel Díaz Organitos, jefe del Mando Único de La Laguna, ponga en orden y dentro de la ley a la alcaldesa.
Del Consejo de Seguridad Pública de Gómez Palacio, que preside Fernando Zúñiga Hernández, acompañado de Boyardo Salmón Acosta; Abraham Flores Luna; Luis Arturo Dávila de León; José Antonio Márquez; Andrés Acosta; Ernesto Ayala; sólo es figura decorativa, un instrumento del poder municipal en el que los ciudadanos no cuentan, mucho menos tienen injerencia.
Por lo pronto, la presidenta quiere un orden, su orden, aunque esté fuera de las leyes.
Twiteer@jmonrreall