domingo, 8 de enero de 2017

Presidenta priista, Leticia Herrera Ale, arremetió contra reportera Karla Paloma Blanco en Durango


letitxt1_428x502
La alcaldesa sigue agrediendo a la gente de medios
Juan Monrreal López
Noviembre 29 de 2016


Durango, Durango. –  Indetenible en la ruta de agresión a los reporteros, la presidenta municipal de Gómez Palacio, Juana Leticia Herrera Ale, volvió a hacer de las suyas en contra de los trabajadores de los medios de información el pasado día 23 de este mes, quien a gritos en contra de la informadora de la revista Durango Informativo, Karla Paloma Blanco, la descalificó como periodista, ante el silencio cómplice y pasmo de los enviados que cubrían la ceremonia de instalación del Comité de Planeación para el Desarrollo del Estado (COPLADE), presidida por el gobernador José Rosas Aispuro Torres..
La presidenta, en menos de 100 días de gobierno, está denunciada ante las autoridades estatales y federales por el Director de la Revista Demócrata Norte de México, Juan Monrreal López, pero, además, fue expuesta públicamente por el profesor Gustavo Oteo Oropeza, director del periódico Palabra Vecinal,- toda vez que fue agredido por los policías y guaruras de la alcaldesa, para arrebatarle la publicación, además de amenazarlo con recluirlo a la cárcel-; Juana Leticia Herrera, siguió con este derrotero ya que un voceador del rotativo Raza Cero, editado en la ciudad de Durango, fue golpeado y amenazado al interior de la presidencia municipal de Gómez Palacio, por un  grupo de guaruras que además decomisaron la edición del rotativo, hechos que fueron publicados en el mencionado medio.
De acuerdo a testigos de la agresión y la versión de la propia reportera publicada en su página de Facebook, la alcaldesa, no titubeó “en gritarme frente a todos los que estaban a su alrededor” en cuanto le preguntó erróneamente sí el “CRIT Teletón en Gómez Palacio, acababa de ser inaugurado”, lo que motivó los gritos rabiosos de la alcaldesa.
Pero allí no acabó todo.
La reportera relata en su página de Facebook, “entonces le pregunté que cuáles eran las discapacidades con mayor prevalencia en su municipio” y la redactora infiere que la presidenta “parece que no las sabe, porque no me quiso contestar y dijo que ella no participó en la apertura del centro de rehabilitación” lo que exasperó aún más a Juana Leticia Herrera Ale.
Dispuesta a llevar “la nota a la redacción” la informadora escribió en el Facebook que, “para mi mala suerte, quise hacerle una pregunta de seguridad en su municipio, pero me confundí y dije estado. Entonces (Leticia Herrera Ale) hizo cara como de asombro, duda, pena ajena, de desesperación y levantó la voz, y enfrente de todos me gritó, – discúlpame, pero no eres periodista, eres una aprendiz de periodista”.
Karla Paloma Blanco, prosigue “algunos (corresponsales) me vieron con cara de “pobrecita”, y otros compañeros reporteros me dijeron que “así es ella”; sin embargo, pese a que los periodistas se encontraban apelotonados como moscas entorno de la política gómezpalatina, nadie osó hacer frente a la actitud grosera de la alcaldesa, por el contrario, compungidos se alzaron de hombros frente a la grotesca respuesta de la presidenta.
Demócrata Norte de México, entrevistó a varios reporteros preguntándoles acerca de los actos de defensa de la reportera llevados a cabo por las diversas organizaciones de periodistas que existen en la ciudad de Durango, por ejemplo; Periodistas y profesionales de la comunicación (PEPROC) que preside Verónica Terrones, hoy directora de Comunicación Social del gobierno de Durango, y la Asociación Mundial de Mujeres Periodistas, Escritoras y Comunicadoras, Delegación Durango (AMMPE) que dirige la locutora, Lorena Portillo Rojas, pero los reporteros, quienes pidieron anonimato, dijeron a este medio que “nos encontramos tratando de encontrar líneas de equilibrio con el poder con tal de conservar los convenios con el gobierno y sus instituciones”, así que, la solidaridad llegó sólo ese día, hasta “algunos (enviados de medios) me vieron con cara de “pobrecita”, y hasta allí.
Ya, por último, detectablemente dolida, Karla Paloma Blanco se pregunta en su disertación pegada en el muro de Facebook: ¿Es necesario que un servidor público humille a un reportero? La señora pudo retirase, ignorarme si quería, o contestarme la pregunta… espero…que su actitud no signifique que trata así a todos”.
Termina, “acepto que me equivoqué, quizá fuertemente, pero no creo que sea necesario el intento de humillación ante muchos sobre todo porque el ser novata en una profesión no es malo, o seguramente ella hace todo perfecto en su administración”.
La agresión a medios y periodistas de parte de la alcaldesa Juana Leticia Herrera sigue imparable; por eso, imposibles de ocultar estos hechos, ya han desfilado dos directores de Comunicación social del ayuntamiento en menos de 100 días de gobierno, – por no mencionar a otros funcionarios-, ahora, la presidenta trajo para cuidarle la imagen a Juan Noé Fernández, un reportero que bien puede ser funcionario público y presidente de la asociación de periodistas Voces Irritilas. Juez y parte. Aquí todo se puede.
Twitter@jmonrreall