viernes, 15 de febrero de 2013

Periodistas mexicanos sufren 'problemas horrendos'

Descata la Misión internacional
 
Una misión de organismos internacionales de prensa que visitó en los últimos días México afirmó hoy que los periodistas mexicanos sufren "problemas horrendos", aunque reconoció los esfuerzos oficiales para fijar mecanismos legales que protegen a esos profesionales.
 EFE/México


La delegación, que visitó México entre el 10 y el 13 de febrero, estuvo integrada por representantes del Instituto Internacional de la Prensa (IPI, en inglés) y la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA).
"En México nos enfrentamos con problemas horrendos. Una parte importante del país está controlada por las mafias del narcotráfico y el crimen organizado", afirmó Roger Parkinson, que estuvo al frente de la misión, en un comunicado difundido hoy por ambas organizaciones.
"Estas mafias torturan y asesinan a los periodistas, obligándoles a la autocensura", agregó Parkinson, expresidente de WAN-IFRA, miembro de IPI y expresidente del grupo editor canadiense Globe & Mail.
Según datos dados a conocer en diciembre pasado por la Comisión Nacional de Derechos Humanos de México, desde 2005 y hasta entonces fueron asesinados en este país 82 periodistas y 15 más están desaparecidos.
La delegación llegó a México para evaluar las medidas del Gobierno con el fin de garantizar la seguridad de los periodistas y las estrategias de los medios de comunicación para informar desde los lugares más peligrosos del país.
Durante su estancia, la misión se reunió con altos funcionarios, legisladores, periodistas, editores, diplomáticos y representantes de organizaciones sociales de México, según el comunicado.
Parkison dijo que el Gobierno mexicano "ha dado un paso adelante al reformar la Constitución, cambiando la estructura legal para el procesamiento de los asesinos e instaurando un mecanismo para la protección de los periodistas".
"Sin embargo -agregó-, sólo se alcanzará un progreso real cuando los criminales estén entre rejas".
Barbara Trionfi, también integrante de la misión y gerente de Libertad de Prensa del IPI, recordó que en los últimos seis años "México ha sido uno de los países más peligrosos del mundo para el ejercicio del periodismo".
Expresó su "decepción" por el hecho de que, "pese a la buena voluntad manifestada por las autoridades mexicanas, el desarrollo de leyes y otras medidas destinadas a erradicar los ataques contra los periodistas es lento", y constatar que "muchos de esos mecanismos aún no han empezado a funcionar".