lunes, 25 de febrero de 2013

Hay que tratar el tema de la violencia en la literatura: Sicilia

La escritura "tiene que expresar la dimensión humana y ética que resuelve la violencia en el sentido humano", expresó en entrevista el poeta y activista.
  • Notimex
  • 25 febrero 2013
México, DF..- El tema de la violencia y la literatura es álgido por su propia naturaleza, se trata de una maridaje que duele, pero que al mismo tiempo es inevitable en el quehacer literario, aseguró Javier Sicilia Zardain (Ciudad de México, 1956) activista, poeta, ensayista, novelista y periodista mexicano.

"La violencia y la literatura parecerían algo indisoluble por sus complejidades al ser tratada, sobre todo en estado de guerra. Hay muchos tipos de registros a lo largo de la historia. Mi tema siempre ha sido el mal y la gracia, y mi más reciente novela, El fondo de la noche, toca el tema brutal de la violencia en Auschwitz", señaló.

En realidad, dijo en entrevista, ese binomio no es indisoluble, como no es indisoluble en la literatura el conflicto, consideró Sicilia.

Y es que para el poeta, "en el tratamiento de la literatura lo importante es entrar al conflicto y a final de cuentas resolverlo", y para conseguirlo, su propuesta es marcar el asunto ético, como lo hace él en su citada novela, enclavada en uno de los momentos más horrendos del Siglo XX, cuyo emblema fue Auschwitz.

"En la novela tomo un caso real, donde en medio de ese horror, de esa degradación moral, se da el gesto inmenso de amor de un hombre que cambia la vida por otro para salvarle la existencia. Esa es una forma de solución, o sea, la literatura tiene que expresar la dimensión humana y ética que resuelve la violencia en el sentido humano de la palabra", subrayó.

El tratamiento del tema a partir de la literatura, destacó, es absolutamente importante y muy necesario. "Alguien tiene que hacerlo y ahí es donde yo retomo a Primo Levi (Turín, 1919-Turín, 1987) escritor italiano autor de relatos, memorias, novelas poemas, autor de su gran trilogía de Auschwitz, quien se formula una gran pregunta".

¿Cuál? "Para qué y por qué yo sobreviví" y la respuesta más ética y humana, es "para dar testimonio del horror, porque si no denunciamos el horror, el horror seguirá ahí", detalló el entrevistado, quien consideró que la política de querer borrar el horror y la dimensión de la tragedia humanitaria es equivocada".

Acto seguido, el escritor ingresó al Salón de Actos de la XXXIV Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería (FILPM) para sostener la charla "Violencia y literatura", con la también autora de textos emblemáticos Rosa Beltrán, moderada por Andrés Ramírez. El público atendió la invitación asistiendo y escuchando atento.