miércoles, 6 de febrero de 2013

«Estados Unidos también dio el visto bueno a titulares de Sedena y Marina»

Agencias de ese país opinaron sobre los candidatos, afirman mandos castrenses

 

Peña Nieto debe deslindarse de los señalamientos de dependencia hacia Washington: Garfias

Jesús Aranda
Periódico La Jornada
Miércoles 6 de febrero de 2013, p. 9
Mandos del Ejército y de la Armada de México reconocieron que el gobierno de Estados Unidos dio el visto bueno al general Salvador Cienfuegos Zepeda y al almirante Vidal Francisco Soberón Sanz para que ocuparan las secretarías de la Defensa Nacional y de Marina.
En tanto el general de división retirado Luis Garfias Magaña señaló que la revelación hecha por el periódico estadunidense New York Times de que el gobierno de Barack Obama presionó para que el general Moisés García Ochoa no fuera designado secretario de la Defensa Nacional, por presuntos vínculos con el narcotráfico y por corrupción, es tan delicada y tan grave que el presidente Enrique Peña Nieto, en su calidad de comandante supremo de las fuerzas armadas, debe dar una respuesta contundente sobre estos hechos.
La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no hizo ningún pronunciamiento al respecto.
Sobre la relación con Estados Unidos, los mandos comentaron que si bien la última palabra la tuvo el presidente Peña Nieto, las agencias estadunidenses le hicieron llegar sus comentarios sobre los candidatos, por lo que no descartaron la veracidad de la información publicada sobre García Ochoa, en cuanto a que uno de los factores para no ser designado titular de la Defensa Nacional fue el punto de vista de la Casa Blanca.
Dentro de las fuerzas armadas, apuntaron, se sabe que la posición que tuvo en el pasado sexenio García Ochoa, como director de Administración de Sedena, es una de las más susceptibles de incurrir en actos de corrupción, por las millonarias cantidades de dinero que están en juego y porque los proveedores de servicios de las fuerzas armadas son proclives a ofrecer dinero extra a los funcionarios encargados de las adquisiciones.
En cuanto a los posibles vínculos con el narcotráfico, los entrevistados señalaron que en todo caso, si los estadunidenses tienen pruebas de presuntos actos de corrupción, deberían entregarlas al gobierno mexicano para que obre en consecuencia.
En cuanto a las acusaciones que menciona la publicación, de que siendo coronel fue el primer director del Centro de Inteligencia Antinarcóticos (Cian) de la Defensa Nacional –tiempo en el que habría sido uno de los oficiales que probablemente deseaban seguir lucrando con una relación continua con organizaciones de narcotráfico, o que en su momento organizó una redada contra el cártel de Juárez con el propósito de permitirle a Amado Carrillo Fuentes que escapara–, los informantes señalaron que esos señalamientos no parecen ser del todo sólidos para involucrar a García Ochoa con el crimen organizado.
También señalaron que sería extraño que habiendo sospechas sobre la conducta del general –quien fue considerado para dirigir la Sedena hace unos meses–, hubiera sido designado comandante de la 12 Región Militar, que abarca estados tan delicados como Chihuahua y Cohauila.
A su vez, el general Garfias dijo en entrevista que el Ejército no se merece esto, particularmente cuando estamos en víspera de que el instituto armado cumpla 100 años de existencia.
Indicó que lo publicado por el diario estadunidense amerita sin duda una respuesta contundente del presidente Peña Nieto, porque, de no hacerlo, queda en evidencia la creciente dependencia hacia el gobierno de Estados Unidos, al grado de que participa en la designación de los titulares de las fuerzas armadas.

Aclaración del gobierno
La Secretaría de Gobernación aseveró anoche que el presidente Enrique Peña Nieto designó al titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Salvador Cienfuegos) haciendo uso de la facultad que le confiere la Constitución para nombrar y remover libremente a los secretarios de Estado.
De esa forma el gobierno federal respondió a la información divulgada en la víspera en el diario estadunidense New York Times, en el sentido de que Estados Unidos presionó para impedir que el general Moisés García Ochoa fuera nombrado secretario de la Defensa Nacional, ante sus posibles vínculos con el nacotráfico y casos de corrupción.
En seguida el texto íntegro del comunicado: “En relación con la nota del periódico estadunidense The New York Times, que recogen diarios mexicanos, en el sentido de que el Gobierno de Estados Unidos vetó en diciembre pasado un supuesto nombramiento para la Secretaría de la Defensa Nacional de la actual administración, esta dependencia afirma lo siguiente:
El Presidente de la República valoró en su oportunidad los perfiles de los generales de división en activo del Ejército Mexicano para seleccionar al secretario de la Defensa Nacional, decisión que realizó en ejercicio pleno de las facultades que la Constitución le confiere para nombrar y remover libremente a los secretarios de Estado.
(Fabiola Martínez)