lunes, 18 de febrero de 2013

Miguel Riquelme Solís; candidato ilegal


Rubén Moreira lo destapó cuando Riquelme era secretario de Desarrollo Social

*Parte de la faramalla priista fue registrarlo como precandidato
Torreón, Coahuila.- Destapado el pasado 3 de enero, como candidato del PRI a la alcaldía de Torreón por el gobernador Rubén Moreira Valdez, estando aun como secretario de Desarrollo Social, Miguel Riquelme Solís, es desde entonces, candidato ilegal, ya que se emplearon puestos y recursos públicos en actividades proselitistas, al mismo tiempo que se realizaron actos anticipados de campaña contraviniendo el Código electoral de Coahuila.
Aquel 3 de enero, Rubén Moreira usó la inauguración del “Banco de materiales”,- parte integrante de los “Programas sociales 2013”-, en la colonia El Tajito. Allí, Moreira Valdez (con Z), entre gracejadas, anunció al nuevo secretario de la SEDESOC, el diputado Rodrigo Fuentes Ávila.
Para qué no quedara duda, el hoy candidato a la alcaldía de Torreón por el PRI,- el registro de Marco Mora Varela, como contrincante de Riquelme es parte de la farándula priista-, dijo en entrevista a los medios que los acompañaban, “sí quiero ser alcalde de Torreón y quiero trabajar por mi ciudad. Acepto los retos que eso implica y estamos junto con mi partido, el PRI, preparados para lo que significa’’.
Después, todo fue esperar 30 días a que Miguel Riquelme saliera de la SEDESOC; tiempo que dispuso de la dependencia para amarrar convenios con los líderes de los seccionales priistas de la ciudad.
Registro de precandidatos; la chacota priista
Poco después de las 10 de la mañana del 12 de febrero, Miguel Riquelme Solís, se apersonó a las oficinas del PRI a registrarse.
En un remedo del tricolor acarreador, lo acompañaron alrededor de 500 personas. También lo escoltaron cuadros representativos del “nuevo PRI”.

Los ex alcaldes, Heriberto Ramos Salas 1988-1990, Carlos Román Cepeda 1991-1993; el sustituto, Salvador Jalife García, 1996-1997; así como el líder precarista, el indiciado por homicidio, Mario Cepeda.

Entre la bola también rodaba el ex presidente de COPARMEX-Torreón, Roberto Rodríguez Cruz; un grupo de periodistas “de bolsillo del PRI”; priistas resucitados, como el compadre de Humberto Moreira, Pedro Almaraz; estudiantes del Tecnológico de La Laguna; y por supuesto, los lideres de seccionales que Miguel Riquelme ha usado con recursos públicos.

Allí, al interior del edificio priista, jugando a la democracia, lo esperaba ataviado con un saco color gris rata a cuadros, el ex alcalde 1985-1987, Manlio Gómez Uranga, quien ahora ocupa Comisión Municipal de Procesos Internos de Elección de Precandidatos.

Total que la guasa no dio para mucho.

A las 11 de la mañana, los fantasmas de la ausencia invadieron el local, hasta casi el mediodía que se presentó Marco Antonio Mora Varela, a registrarse como otro de los precandidatos, previa negociación de posiciones con Riquelme Solís.
Así, con el papel de patiño, el cetemista Mora Varela,- ex presidente municipal del PRI, ex regidor-, quedó registrado luego de las 12 del mediodía.
Miguel Riquelme, ilegal de origen
Una vez dedeado por Rubén Moreira; Miguel Riquelme se placeó por el municipio prometiendo a los líderes priistas de todo.
Materiales de construcción, pagos semanales de hasta 3 mil pesos, despensas, impermeabilizantes, es decir, lo de siempre.
Según el Código electoral de Coahuila, esto se castiga como violación de la ley electoral.

Las sanciones que contempla esta ley contra los precandidatos infractores van desde la amonestación pública, multas que alcanzan cinco mil días de salario mínimo general, hasta el impedimento de registrarse como candidato o en caso haberse registrado como tal, cancelarle el registro.

Sólo falta que los partidos opositores lo cuestionen. Que presionen a las autoridades electorales de Coahuila, pese a que Miguel Riquelme Solís se siente seguro, pues en un remedo de la confesión hecha en el año 2010, en la guarida de mapaches coahuilenses en Zacatecas, “Rubén Moreira, me debe a su esposa-Alma Carolina Viggiano Austria-. Yo se la conseguí. Soy secretario de la Comisión de Desarrollo Metropolitano,- en la Cámara de diputados-, así que los acerqué”, mencionó entonces.

Ahora dice que, “soy la continuidad del proyecto moreirista de Rubén, aquí en Torreón; con este apoyo, le gano a cualquiera”.
jmonrreall@yahoo.com
Twitter@jmonrreall