sábado, 20 de noviembre de 2010

Viudas de la Revolución: "Hoy hay más violencia"

Rufina Sánchez Cervantes y Maria Elena Chavarría dan su testimonio como integrantes del grupo de las 64 viudas de la Revolución

MÉXICO, D.F.- Nací en 1921. A los 12 años estaba en mi casa de Tlaxcala y de pronto un hombre entró y me llevó a otra casa. Estaba armado, me quedé a su lado por disciplina. 21 años después fui su esposa porque el seguro social lo pedía para atender a nuestros 14 hijos. 7 ya murieron. Vi pasar la revolución en forma de caballos galopantes que dejan una estela de polvo.

En ese tiempo los balazos eran por un ideal, una causa. Hoy hay más violencia porque los balazos son por nada. Mi marido era un golpeador, borracho y mujeriego, se llamaba Trinidad Flores Razo. Después de la revolución se convirtió en inspector de cantinas. Una tarde lo acusé de maltrato con dos policías, me sangraba la cabeza. Lo detuvieron, no llegamos a la delegación porque los policías me dijeron que se habían arreglado con él y que no volvería a ocurrir el incidente.

Estoy por cumplir 90 años, soy Rufina Sánchez Cervantes. Fui feliz los días que mi marido no tomó. Dios decidió cuántos hijos darme y cuándo quitármelos, no sé cómo le hice para sobrevivir.

14 hijos, le sobreviven 7, fue robada por Trinidad a los 12 años de edad. a los 13 era madre. Originaria de Tlaxcala. Una de las 64 viudas de revolucionarios de este país. 29 viven en el Estado de Morelos.

La nena de las viudas. Maria Elena Chavarría

Tiene 73 años, se casó a los 21 con un hombre de 66 años, ella se llama Maria Elena Chavarría Viuda de Estévez, su marido se llamaba Jose Luis y era Revolucionario. Hoy ella vive en la Narvarte, tiene tres hijos y recibe una ayuda de la Secretaría de la Defensa Nacional por un monto de $ 4, 551.79 pesos cada seis meses. ¿El Motivo? Ser una de las 64 viudas que sobrevive de algún revolucionario mexicano ...

"Hacía mucho frío el día que lo conocí, yo era una chamaca de 20 años y el me cayó muy mal desde el primer día .... " así nos cuenta su historia la Viuda de Estévez, eso sí, agerga: " si volviera a nacer, me volvería a casar con él" " Era un hombre excepcional "

Aunque no llegaron a estar ni 6 años juntos, procrearon eso sí, tres hijos en ese lapso. El murió a los 72 años de edad y la dejó con tres bebés, uno de 16 meses, otro de 3 años y uno más de 4 años y medio. Se quedó viuda a los 27 años. Hoy se le llenan los ojos de lágrimas, cuándo recuerda a su marido.

José Luis Estévez Estévez, tenía 17 años en 1910 cuando se fue a La Bola, hacía Veracruz y se volvió Revolucionario, combatió cerca de 5 años y se unió a los Carrancistas; era hijo de una madre soltera, que fue abandonada por su padre apenas supo del embarazo. Ella sola, registro al pequeño Jose Luis con el apellido de su hermano, de ahí el Estévez Estévez, no había de otra.

El siempre estuvo orgulloso de ser parte de la revolución, cuando terminó la guerra, le dieron trabajao en la naciente secretaria de Salud, ahí conocería a su segunda esposa en 1958. Don José Luis siempre dijo que la Revolución fue contra el mal gobierno y sus abusos. Su primer esposa, por ejemplo, era producto de una violación en una Hacienda, el típico hacendado que abusaba de su servidumbre, ahí nació ella, y ahí se gestó la mecha en su ánimo rebelde.

Doña Maria Elena dice que a 100 años de la Revolción, no hay nada que celebrar, "estamos mal..." " He visto la destrucción del Patrimonio Nacional por intereses corruptos ", para ella el México de Hoy es carente de Valores, desde la Familia, cero unión familiar, cada quien hace lo que quiere. No lo duda: tarde o temprano vendrá otra "Revolución" , - pa cómo están las cosas no veo de otra.

Hoy sus tres hijos rondan los 50 años y ella sigue conservando los recuerdos y fotografías de su marido, el Carrancista José Luis Estévez Estévez.

Milenio
20/11/2010