miércoles, 24 de noviembre de 2010

Procuraduría: probable, que el hecho sea por conflicto gremial

Liberan al líder minero Carlos Pavón; fue autosecuestro, afirma el sindicato

Alfredo Valadez y Patricia Muñoz
Corresponsal y reportera
Periódico La Jornada

Miércoles 24 de noviembre de 2010, p. 19

Carlos Pavón Campos, líder del Frente por la Renovación del Sindicato de Mineros en el país, acudió ayer ante la agencia del Ministerio Público de Fresnillo a presentar una denuncia, “contra quien resulte responsable”, por los delitos de privación ilegal de la libertad, daños, robo, lesiones y los que resulten, luego de sufrir un levantón el lunes pasado.

El Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana, que encabeza Napoleón Gómez Urrutia, se deslindó de los hechos contra Pavón. Se pronunció por que las autoridades judiciales de Fresnillo aclaren la situación, pues no descarta que se trate de un “autosecuestro”.

El sindicato y los dirigentes nacionales y locales en Zacatecas “no tienen absolutamente nada que ver con ese supuesto hecho”, el cual debe ser investigado, porque “no se descarta que podrían quedar inculpados el propio Pavón y sus patrocinadores de la empresa Grupo Peñoles, de Alberto Bailleres, como autores de este autoatentado”, sostuvo la organización.

En tanto, Francisco Javier Martínez Gallo, subprocurador de Justicia en Fresnillo, informó en esa ciudad que tras la desaparición forzada de Pavón Campos, éste fue liberado cerca de las 23 horas del mimo lunes en calles de la colonia La Fortuna, al poniente de esa ciudad.
Expresó que “es muy probable” que los hechos hayan ocurrido a consecuencia del conflicto en el sindicato minero, y dijo que el sindicalista presenta lesiones que no ponen su salud en riesgo.

En su declaración ministerial, Carlos Pavón sostuvo que hombres con armas largas entraron violentamente a su casa, ubicada en la calle Hidalgo de esa ciudad, de la cual lo sacaron y no pudo ver el rostro a sus captores, porque le taparon la cara con su camisa. Aseguró que lo subieron a una camioneta, en la cual lo golpearon en cabeza, pecho y espalda.

En un comunicado, el sindicato que encabeza Gómez Urrutia expuso en abril de este año que Pavón “traicionó” a la organización gremial y se dedicó a atacar a la agrupación y a su dirigente. “En una línea de complicidades con Peñoles, de Bailleres; Lozano Alarcón y Grupo México, de Larrea, este individuo ha pretendido crear un sindicato blanco, en cuya denominación usurpa innoblemente el respetado nombre de Napoleón Gómez Sada”, con lo cual pretende confundir a la base trabajadora.