sábado, 20 de noviembre de 2010

Inaugura junto con Peña Nieto la sede de la sección 36 del SNTE

Anuncia Gordillo nuevo sistema de evaluación para los maestros
“A veces encontramos gobernantes que ni de historia nacional conocen”

César Arellano

Periódico La Jornada
Sábado 20 de noviembre de 2010, p. 14

La presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), Elba Esther Gordillo, y el gobernador del estado de México, Enrique Peña Nieto, inauguraron ayer la sede de la sección 36 del SNTE en Ecatepec, de la cual la maestra fue secretaria general de 1977 a 1980. En el acto la líder aprovechó para llamar “nuestro gobernador” al mandatario mexiquense, para enviar un mensaje de solidaridad y compromiso al presidente Felipe Calderón y para defender a su gremio ante los ataques que se le han hecho por la baja calidad educativa.

“Aquellos que nos cuestionan y quieren acusar únicamente al sindicato como responsable de que la calidad educativa no avance, deberían ir y ver las condiciones de desnutrición de los niños, las condiciones de los padres de familia que no tienen empleo, que fueran y vieran las condiciones emocionales de nuestros adolescentes”.

Sin mencionarlo por su nombre, hizo alusión al dirigente Misael Núñez Acosta, quien fue asesinado el 30 de enero de 1981, al señalar que “de muchas cosas nos han acusado... pero en Ecatepec hubo un líder, a quien no sé quién le segó la vida y al cual le daría gusto hoy observar que en el estado de México hay un gobernante preocupado por las grandes causas sociales y económicas de su pueblo”.

Ante las críticas y cuestionamientos que ha recibido el SNTE por la baja calidad educativa que se ofrece en el nivel básico, Elba Esther Gordillo anunció que en breve presentará un sistema universal de evaluación con el propósito de que los docentes sean calificados.

“No tenemos miedo de que nos evalúen; lo que nos preocupa es que lo hagan con una visión de inequidad. Si me vas a calificar dame los instrumentos para que sea a la altura de igualdad, de equidad. Al gobierno le exigimos que cumpla con lo que le toca”.

Elba Esther Gordillo se quejó de “la falta de perspectivas en canchas, en recreación, en cultura, (y de) la equívoca visión de que sólo dando computadoras podemos arribar al mundo del conocimiento.
“Computadoras sí, pero educación más. Enseñar a los niños a discernir, a distinguir qué es bueno y qué es malo, a poder clarificar entre la verdad y la mentira”, sobre todo hoy, añadió, “que los medios de comunicación nos atiborran de una manera aterradora”.

Enseguida describió como “terrible” la sensación que genera en los mexicanos estar temerosos de la violencia, de la pobreza y de la falta de empleo. “De que a veces encontramos gobernantes que ni de historia nacional conocen, quizá porque no fueron a escuelas públicas.”

Indicó que no importa que “nos hagan películas –en referencia a De panzazo, documental de Juan Carlos Rulfo, que aborda el tema educativo–, porque el SNTE tiene claro que integra junto con la industria automotriz una de las dos organizaciones mundiales más poderosas”.

También fustigó a los que llamó “los grandes poderes económicos” que no quieren a los sindicatos. “’Digan lo que quieran, la historia es sociológica. Maestros no se detengan; maestras, no se detengan. Hoy no me ven las canas porque me tiño el pelo, con ustedes he envejecido, con ustedes he soñado, ¡Esta es mi casa, la sección 36 y el estado de México”.

Elogios del gobernador

El gobernador mexiquense, Enrique Peña Nieto ratificó esa condición doméstica de la líder del SNTE: “nos da mucho gusto recibirla en esta que es su casa por partida doble, en el estado de México tiene usted historia, trayectoria, afectos y cariños”.

Además, agradeció a Elba Esther Gordillo su “voluntad” para trabajar de forma cercana con su gobierno y avanzar en la calidad educativa y la cobertura estatal.