miércoles, 24 de noviembre de 2010

El acceso al líquido es un factor de pobreza y marginación, señala el organismo

México afronta una aguda crisis de agua; deficiente gestión del recurso: BM
Roberto González Amador

Periódico La Jornada
Miércoles 24 de noviembre de 2010, p. 31

México enfrenta una aguda crisis de agua. Las causas están no sólo en el crecimiento de la población, que llega ya a 110 millones de personas, sino también en una deficiente gestión de los recursos hídricos, aseguró el Banco Mundial.

El acceso al agua se mantiene como un factor de pobreza y marginación en el país, en especial en las áreas rurales y las comunidades indígenas, sostuvo el organismo multilateral. Según el Banco Mundial, al menos 10.6 millones de personas en el país no tienen acceso a agua potable (casi uno de cada 10 habitantes del país) y más de una tercera parte no cuentan con un sistema apropiado de alcantarillado.

En el país persisten severas disparidades regionales respecto de la disponibilidad de agua, aun cuando se han logrado mejoras en el acceso en los años recientes, indicó el organismo en el documento que sirvió de base para valorar un préstamo de 100 millones de dólares, anunciado el 10 de noviembre pasado, para mejorar la eficiencia de los operadores de agua.

El documento elaborado por los expertos del Banco Mundial sostiene que México enfrenta una aguda crisis de agua debido al acelerado crecimiento de la población y a una deficiente gestión de sus recursos acuícolas.

La explotación de los mantos subterráneos es especialmente dramática, y la calidad del agua se está deteriorando debido a la carencia de un adecuado tratamiento, apuntó el documento. Añadió que tanto en superficie como en subterráneos, se experimenta sobre explotación y contaminación del agua, debido a un ineficiente uso de este recurso en un contexto de escasez.

Como referencia, destaca que en 1995 la disponibilidad de agua en el país fue de 11 mil 500 metros cúbicos por persona al año. En 2005 disminuyó a 4 mil 288 metros cúbicos.

Otro de los puntos de atención que apunta el organismo es el relacionado con la recuperación de los costos de distribución.
El sector de abasto y saneamiento de agua se caracteriza por significativas ineficiencias físicas y comerciales y un bajo nivel de recuperación de costos financieros, apuntó. Mencionó que muchas de las instalaciones de abasto y saneamiento no hacen un uso eficiente de los recursos hídricos.

En el proyecto que será financiado con el préstamo del Banco Mundial se consideran dos componentes: el mejoramiento en la administración de información y conocimiento en el sector de oferta de servicios hídricos y servicios sanitarios básicos, y la modernización de los servicios de operadores de agua para mejorar la eficiencia tanto comercial como física.

Nuevos préstamos

Este martes, el directorio ejecutivo del Banco Mundial liberó recursos al gobierno mexicano por 713.2 millones de dólares para financiar acciones en energía, transporte y medio ambiente, encaminadas a atender los efectos del cambio climático, informó el organismo.

Se trata de: un préstamo por 401 millones de dólares para el desarrollo de políticas públicas para alcanzar los objetivos de mitigación y adaptación ante los efectos del cambio climático; otros 307.7 millones de dólares para un proyecto de iluminación eficiente y cambio de electrodomésticos; y una donación de 4.5 millones de dólares para un proyecto de adaptación a los impactos del cambio climático en los humedales costeros del Golfo de México.

Enfrentar los retos por el cambio climático por medio de medidas de mitigación como proponen las mejoras previstas en las tres operaciones aprobadas hoy tendrá efectos positivos en mejorar la competitividad del país en el sector energético y ambiental, generándose así mayores oportunidades de empleos en estos sectores, aseguró el Banco Mundial.