viernes, 7 de junio de 2013

Falleció el escritor británico Tom Sharpe, maestro del humor negro

 


Creador del famoso antihéroe Henry Wilt. Era considerado el “novelista más divertido de nuestros días”.

Afp
Publicado: 06/06/2013 08:07


Madrid. El escritor británico Tom Sharpe, autor de la famosa serie de novelas satíricas Wilt, murió este jueves a los 85 años en el noreste de España, donde vivía desde hacía dos décadas, informó su editor en este país.
Sharpe “ha muerto esta madrugada de una complicación de la diabetes que tenía”, afirmó una fuente de la editorial Anagrama.
Maestro de la farsa y creador del famoso antihéroe Henry Wilt, un profesor de literatura idealista y frustrado, Sharpe tenía una casa en la localidad de Llafranc, en Cataluña, región costera donde vivía desde finales de los años 1980, precisó.
Autor de gran éxito comercial gracias a su corrosivo humor negro, Sharpe se dio a conocer internacionalmente con la novela Wilt (1976), a la que siguieron Las tribulaciones de Wilt (1979), ¡Ánimo, Wilt! (1985), Wilt no se aclara (2004) y La herencia de Wilt (2010).
En ellas, el que fue calificado por el diario The Times como “el novelista más divertido de nuestros días”, según Anagrama, relata las peripecias de Wilt mientras planea la muerte de su mujer, se enfrenta al terrorismo internacional o se convierte en sospechoso de tráfico de drogas.
“Tom Sharpe fue uno de nuestros mejores escritores satíricos y un autor brillante: ingenioso, a menudo escandaloso, siempre intensamente humorístico sobre los absurdos de la vida”, afirmó Susan Sandon, responsable de la editorial británica Cornerstone Publishing, parte del grupo Random House.
“En privado, Tom era cálido, comprensivo y totalmente comprometido. Me siento enormemente privilegiada de haber sido su editora”, agregó. Escribiendo las desventuras de Wilt, un hombre sobrepasado por su vida familiar, sus estudiantes y las complicadas rivalidades académicas en su trabajo, Sharpe se convirtió en un fenómeno editorial.
Sin embargo, huía de las pretensiones literarias cuando hablaba de sus novelas: “Quizá le extrañe, pero todavía pienso que mis libros tienen algo de basura”, confesaba en 2002 un libro de conversaciones con el periodista catalán Llàtzer Moix reseñado por el diario El País.
Después, con 81 años, llegó a afirmar que sus obras no marcarían la memoria de los lectores como hicieron los literatos ingleses de hace siglos: “Ellos eran grandes escritores. Yo no soy un gran escritor, por el amor de Dios. Sólo soy un loco”, afirmó en una entrevista con el diario Cambridge News.
Nacido en Inglaterra en 1928, tras estudiar historia en la Universidad de Cambridge, Sharpe se trasladó a Sudáfrica en 1951, país donde se dedicó a la enseñanza y que inspiró algunas de sus novelas como Reunión tumultuosa (1971), su primera obra, publicada cuando tenía 43 años, o Exhibición impúdica (1973).
Expulsado de Sudáfrica en 1961 por sus críticas al régimen del Apartheid, regresó a Gran Bretaña, donde entre 1963 y 1972 trabajó como profesor de Historia en la facultad de artes y tecnología de Cambridge, ciudad donde, según Random House, aún pasaba parte de su tiempo.
En 1989 Wilt llegó a la gran pantalla de la mano del cineasta británico Michael Tuchner. Otros dos libros de Sharpe fueron convertidos en series de televisión: Portehouse Blue (Zafarrancho en Cambridge), sobre la académicamente mediocre facultad de Porterhouse, y Blott on the Landscape (El temible Blott), que relata la lucha de un jardinero, Blott, para impedir la construcción de una autopista en una pintoresca región de la campiña inglesa.