jueves, 27 de junio de 2013

Augusto Ávalos Longoria; asesores y planilla con priistas, su fortaleza


 
Tercera llamada tercera, para ganar la presidencia municipal

*Con golpe de mano en el PAN se apropió de la candidatura

*Miembros de la planilla son ilegales de acuerdo a Estatutos del PAN

 
Juan Monrreal López
Junio 27 del 2013

http://www.democratanortedemexico.blogspot.com

 

Gómez Palacio, Durango.- Contrario a las estridencias del PAN nacional que usó como uno de sus ejes de “guerra sucia”  la segunda candidatura de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) representando al Movimiento Progresista, Augusto Ávalos Longoria, reapareció dedeado por los jerarcas panistas estatales y nacionales, para pelear  su tercera intentona por ocupar la presidencia municipal de este Ayuntamiento, atropellando con su ambición el proceso interno del PAN a nivel municipal en la que ni siquiera se registró como candidato.

Con una actitud recargada, este 2013, Ávalos Longoria, regresó por tercera ocasión a la palestra electoral, con costales más llenos de irregularidades estatutarias; con actitudes más pragmáticas para romper con el pudor de sumar a su equipo en los puestos más relevantes de su campaña electoral  a priistas que se habían caracterizado por el rechazo intransigente a las posturas de Acción Nacional y cualquier oposición; con favores nepotistas,- registrando en su planilla familias completas-, que aseguraran la cohesión de la estructura formal del PAN municipal; con más dinero qué se ve claramente en la campaña proselitista dilapidada en pendones, mantas gigantes, repartición de libelos, brigadas de promoción, vehículos, repartición de prebendas, efigies descomunales de su persona de cuando menos 6 metros de altura etcétera.

Dos de tres veces, Augusto Ávalos Longoria,- formado en la filas del empresariado gómezpalatino con apoyos del priista Carlos Herrera Araluce para ocupar puestos directivos en organismos de patrones -, se ha retirado a sus negocios una vez que perdió las dos anteriores ocasiones contra los hermanos Rebollo Mendoza,- Ricardo Y Rocío-, olvidando los “anhelos de servir (Augusto Ávalos 2007, dixit)” primero ( http://democratanortedemexico.com/augusto-avalos-longoria-demagogo-ex-candidato-panista.php ); “hagamos que suceda (Augusto Ávalos 2010, dixit) después ( http://www.democratanortedemexico.com/noticias/durango/mayo_10/noticia_1_2.php ).

Tras cada elección que perdió, Ávalos Longoria olvidó los furores de pasión por Gómez Palacio, refugiándose en cursos, diplomados, pero sobre todo, se empeñó en cultivar las relaciones con panistas de poder,-principalmente con el grupo del diputado federal y compadre de Felipe Calderón, Guillermo “Memo” Anaya -, que pudieran derivarle negocios para su empresa.

Los anhelos de servir se le olvidaban rápidamente.

Las campañas perdidas de Augusto

Entre las cruzadas electorales del 2007 y la del 2010, Augusto Ávalos, aumentó la votación a su favor.

Pasó de 39 mil 421 sufragios a 46 mil 268.  

Tuvo incremento de 6 mil 847 papeletas; sólo que con relación a las  tarjetas del PRI también aumentó la diferencia.

En el 2007, Augusto Ávalos Longoria obtuvo 8 mil 145 votos menos que Ricardo Rebollo Mendoza, diferencia que creció contra Rocío Rebollo, - pese a la desastrosa administración de Ricardo y del alcalde sustituto, Mario Calderón Cigarroa-,  la distancia se alargó a 9 mil 66 sufragios.

En términos netos,  el trecho Augusto Ávalos y el PRI, se amplió en 921 votos, pese a que a la candidatura de Ávalos Longoria se sumaron los votos del PRD y el entonces Partido Convergencia.

De las listas nominales, entre las votaciones del 2007 y el año 2010, Augusto Ávalos incrementó su porcentaje en 1.35 por ciento, mientras los Rebollo Mendoza lo hizo en 1.39 por ciento.

En realidad entre una elección y otra, el ganador fue el abstencionismo, como ya se vislumbra desde ahora.

Augusto Ávalos, campañas repetitivas 

Si algo caracteriza las tres campañas de Augusto Ávalos es la grandilocuencia, la fatuidad. La visión de que Gómez Palacio es un municipio pedigüeño, de ciudadanos gorrones que se conformarán con un plan de gobierno clientelar de despensas, becas y ayudas; sin presentar un plan de repunte acorde a una ciudad que representa casi el 50 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) estatal, pese a los gobiernos rapiñeros que han gobernado a la ciudad.

Ávalos Longoria, no es diferente al PRI.

Augusto, al igual que el PRI, mantiene la ciudad llena de espectaculares, de efigies gigantes que lo retratan, pero la vacuidad del acarreo promocional es su sello.

El copar los cruceros con propagandistas mal pagados repartiendo publicidad que indica el asistencialismo sin fin, en un municipio quebrado, es pura demagogia blanquiazul, que no quiere tocar a los grupos de poder del municipio que por siempre han saqueado recursos públicos,- dinero, infraestructura urbana y campestre-, agua, tierras urbanas y rurales; que han llevado al Ayuntamiento casi a la quiebra.

Ávalos Longoria, asesores y planilla priista

Para Augusto Ávalos, las dos campañas anteriores dejaron enseñanzas.

La primera, incorporar a su equipo a personajes que sirvieron al PRI robando votos, rasurando padrones electorales, aplicando la llamada “Operación Ratón Loco”, espiando a candidatos, e incluso, denunciando al propio Augusto.

Uno de estos tipos es José Ángel Orona Romero, http://www.democratanortedemexico.com/noticias/durango/marzo_10/noticia_1_2.php  un mapache electoral formado en el grupo del ex gobernador priista, Ángel Sergio Guerrero Mier, quien lo trasladó a distintos puntos de la República a manipular procesos electorales.
Luego lo premiaron con la asesoría del Congreso de Durango, donde permaneció 6 años.

El 19 de febrero del 2010, el ex gobernador, Ismael Hernández Deras, lo convirtió en subsecretario de Gobierno en La Laguna, con la intención de operar desde esa oficina gubernamental en contra del propio Augusto Ávalos, que contendió por segunda vez por la alcaldía. Y, así lo hizo.

Ahora, José Ángel Orona Romero, es jefe de asesores y coordinador de la manipulación electoral de Ávalos Longoria.
Además revisa y estructura las listas de lo que ellos llaman los promotores o coordinadores de  ruta (de afinidades hacia Augusto) y de los promovidos (ciudadanos a los que los números y copias de sus credenciales para votar permanecen en un padrón de fidelidad hacia Ávalos Longoria, listos para votar el 7 de julio por este candidato).

José Ángel Orona Romero, es amigo del responsable de los mapaches priistas de Gómez Palacio y Ciudad Lerdo, Mario Alberto Saucedo Reyna, con quien recorrió diversos sitios del país trucando elecciones a favor del PRI.

Luego Ávalos Longoria atrajo al priista Francisco “Paco” Bardán Ruelas, quien cobró en las administraciones de Ricardo y Rocío Rebollo Mendoza, como súper asesor y cuya misión específica en los procesos electorales consistía en recoger credenciales de votación a cambio de prebendas; despensas, regularización de terrenos, etcétera.

Bardán Ruelas fue denunciado por un grupo de lideresas por exigirles dinero a cambio de gestoría y cuyos documentos se encuentran en poder de Demócrata Norte de México.

Paco Bardán es hermano de Alejandro Bardán Ruelas, parte integrante del PRI estatal en la Comisión de Procesos Internos del PRI, miembro del Ayuntamiento de Durango gobernado por el PRI.

Los priistas duranguenses señalan a  Alejandro Bardán Ruelas, como prestanombres del ex gobernador Ismael Hernández Deras. También le apodan “El señor Frijol” o “Mr. Bean”, pues los apoyos que entregó en las colonias populares de Durango, apenas si llegaron a 3 cuartos de kilo de frijol.

Ahora, Augusto Ávalos usa a Paco Bardán como asesor y secretario Particular, “el llevador de la agenda” del candidato panista a la presidencia municipal.

También, Ávalos Longoria, incorporó a la octava regiduría al ex asesor jurídico del PRI, y sempiterno servidor del grupo priista Carlos Herrera, José Lorenzo Natera, un abogado que impugnó, cuestionó y agredió a la “Coalición Durango Nos Une”, en el proceso electoral del año 2010. Ávalos Longoria fue candidato a la presidencia municipal por esta alianza de partidos, pero ahora sin pudor alguno añadió la candidatura de Lorenzo Natera en la planilla “revoltijo” que encabeza.

De igual forma, Ávalos Longoria pegó en la sexta regiduría la candidatura de Hassan Chaúl García, un fanático anti oposición, especialmente anti panista, proveniente de la Coordinación de Jóvenes Empresarios del PRI que trabajó en la candidatura de la actual alcaldesa priista del municipio Rocío Rebollo Mendoza, promoviéndola desde la coordinación de redes priistas en el año 2010.

 
Hassan Chaúl García, es afín al grupo priista Carlos Herrera.

 
Es hermano del regidor panista, asesor y secretario de Augusto Ávalos, Víctor Chaúl García.

 
En esta campaña, Ávalos Longoria aprendió que las planillas champurradas donde la mezcla de nepotismo, miscelánea de candidatos con origen en otro partido, sobre todo el PRI, y las combinaciones de lazos familiares entre miembros de su planilla y operadores priistas, son, según él, las claves que ahora sí, lo sienten en la silla de la presidencia municipal.

La propaganda priista de Augusto Ávalos

Tal como conformó “la planilla revoltijo” Augusto Ávalos Longoria así diseñó las consignas de su propaganda.
Primero se apropió de la frase de gobierno de Ángel Sergio Guerrero Mier “Al Progreso de una Vez Tenlo por Seguro”, de donde tomó De Una Vez y agregó Al Cambio.

Luego de Ismael Hernández Deras, acomodó él de la frase de Ismael; de aquí armó elcambio.
De manera que de las frases de campaña de los dos últimos gobernadores priistas, Ángel Sergio Guerrero Mier e Ismael Hernández Deras, Augusto Ävalos Longoria, armó la frase central de su campaña:

De una vezelcambio.

Augusto Ávalos y el uso de Asociaciones Civiles en la “guerra” electiva hedionda

Con mayores cantidades de dinero a la mano, el empresario Augusto Ávalos, no ha escatimado en emplear métodos para exhibir al que considera su rival más peligroso en el actual proceso electivo, el candidato del PRI, José Miguel Campillo Carrete, con quien creció juntos y participaba de las francachelas junto a los hermanos Ricardo y Rocío Rebollo Mendoza.

Ahora, más resuelto a echado mano de Asociaciones Civiles, como la Asociación Ciudadana de Cambio y Desarrollo, que el domingo 16 de junio, publicó a media plana un desplegado en el periódico regional “El Siglo de Torreón” denunciando las deudas que José Miguel Campillo Carrete, tiene por alrededor de 17 millones de pesos y por lo que se encuentra inmerso en un juicio mercantil ejecutivo.

La novedad de esto es que la Asociación Ciudadana de Cambio y Desarrollo,- cuya presidenta es la panista Gregoria Reveles Luna-, es una A.C. totalmente carente de recursos, de hecho se encuentra en el padrón de Asociaciones Civiles que reciben apoyo de la presidencia municipal de Gómez Palacio.

Sorprende además que el responsable del desplegado insertado - con tremendo aforismo de Georg Christoph Lichtenberg-  sea José Manuel Basurto Espinoza, vecino de la Colonia Los Viñedos, y al igual que la A.C no cuenta con recursos económicos como para pagar una inserción de 75 mil pesos.
Después de 3 campañas, Augusto Ávalos, muestra que  sí ha aprendido de las luchas fétidas que se dan en cada proceso electoral.

Que la presidencia municipal vale esas actitudes ruines y más.
Sabe que esta será la última oportunidad de ocupar la silla ubicada en las calles de Madero e Independencia.

De acuerdo a varios sondeos, los candidatos, del PRI, José Miguel Campillo Carrete y del PAN Augusto Ávalos Longoria se encuentran en un empate técnico en términos de preferencia del voto. Situación que no corresponde con su plan de gobierno, pues sus propuestas de dádiva, y concertación con los saqueadores de la ciudad, distan mucho del gobierno que necesita Gómez Palacio.
Quizá ahora sí se le haga a Augusto Ávalos vencer, pero eso no significa que el municipio gane, cuando ya desde ahorita se ve que su equipo está podrido de origen.

La reversa, también es cambio.

twitter@jmonrreall