miércoles, 26 de junio de 2013

Se desploman en mil 557 mdd las reservas internacionales del país

El saldo disminuyó a 166 mil 377 mdd por cambio en la valuación de activos: BdeM

 

Es la pérdida más grave de los últimos cuatro años; equivale a una baja de 0.9% del valor total del depósito, dice el banco central
En una semana se dio la merma más fuerte, refiere

Foto
El peso mexicano se apreció ayer ligeramente, al cerrar en 13.2345, frente a 13.2599 del cierre del lunes en la categoría interbancaria, de operaciones de 48 horas al mayoreo, de acuerdo con datos del Banco de México. En las operaciones libres, en ventanillas bancarias, la moneda local también ganó valor ante la divisa estadunidense, al cerrar en 13.45 unidades, respecto a las 13.50 del lunes, de acuerdo con datos de BanamexFoto Yazmín Ortega Cortés
Víctor Cardoso
Periódico La Jornada
Miércoles 26 de junio de 2013, p. 24
 
Durante la semana pasada, una de las de mayor volatilidad financiera desde 2008, las reservas internacionales del país tuvieron un descenso de mil 557 millones de dólares, con lo que su saldo cayó a 166 mil 377 millones de dólares, informó el Banco de México (BdeM).
La institución atribuyó la reducción al cambio en la valuación de los activos internacionales, aunque destacó que aún se mantiene un acumulado de 2 mil 861 millones de dólares entre el cierre de 2012 y el 21 de junio pasado, además de que la pérdida equivale a una reducción de 0.9 por ciento del valor total de la reserva internacional.
Pero aún así, el retroceso de la reserva de divisas del país es el más fuerte de los últimos cuatro años. El dato se presenta más significativo si se considera que en las tres semanas anteriores los depósitos habían aumentado, y que sólo en una semana se perdió más de una tercera parte de los 4 mil 418 millones de dólares que se habían sumado a las reservas entre el cierre de 2012 y el 21 de junio.
Los peores descalabros sufridos por la reserva internacional ocurrieron en 2008, durante el estallamiento de la crisis financiera mundial: el 3 de octubre de ese año el valor de los activos cayó 8 mil 994.6 millones, al pasar de 84 mil 115.8 millones, a 75 mil 121.2 millones. El 17 de aquel mes hubo otro tropezón de 2 mil 84.3 millones, cuando las reservas se hundieron de 78 mil 655 millones, a 76 mil 570.7 millones.
Otro dato poco alentador para la economía es que en el mismo periodo la base monetaria, compuesta por billetes y monedas, así como depósitos bancarios en cuenta corriente en el Banco de México, también disminuyeron 8 mil 570 millones de pesos, con lo que su saldo se ubicó en 765 mil 136 millones de pesos, es decir, una variación anual de 3.6 por ciento.
La cifra alcanzada por la base monetaria al 21 de junio significó una disminución de 80 mil 883 millones de pesos en el transcurso de 2013. Se estima que este comportamiento es congruente con el ciclo y la estacionalidad de la demanda por base monetaria, considerando los efectos del proceso electoral del año pasado, explicó el banco central.
Cosas de los mercados
Ayer el Banco de México explicó que la excepcional turbulencia de los mercados financieros internacionales que se observó desde el pasado 19 de junio se tradujo en aumentos sustanciales en las tasas de rendimiento de los instrumentos de deuda emitidos por el Tesoro de Estados Unidos, lo cual se reflejó en una reducción de sus respectivos precios de mercado, impactando negativamente la valuación de algunos de los activos que componen la reserva internacional.
La reserva internacional del Banco de México está invertida desde hace varios años de manera diversificada en instrumentos financieros emitidos por gobiernos soberanos y entidades financieras, denominados tanto en dólares de Estados Unidos como en otras divisas. Por eso, reconoció la institución, la turbulencia reciente ha tenido un impacto negativo en la valuación de muchos de los activos que la componen (la reserva internacional).
El banco central mencionó que hasta ahora, la reserva internacional se ha mantenido invertida de manera diversificada entre distintos tipos de activos y monedas con el propósito de mitigar los movimientos abruptos en los precios de un instrumento en particular. Lo anterior ha dado como resultado que se haya logrado obtener rendimientos adecuados, al tiempo que se limitan los riesgos. A pesar de lo anterior, las extremas condiciones que se han observado recientemente en los mercados internacionales han generado minusvalías significativas en diversos instrumentos financieros, por lo que en la semana del 17 al 21 de junio de 2013 se observó una pérdida por la revaluación de los activos internacionales del instituto central de mil 557 millones de dólares.
Hizo notar que como hacen la mayoría de los bancos centrales, el Banco de México sigue la práctica de valuar a precios de mercado los instrumentos financieros que integran su balance. Esto implica que la situación extraordinaria que en estos últimos días se ha observado en los mercados financieros internacionales, genera pérdidas en la reserva internacional aun cuando éstas no han sido realizadas y que en la medida que los bonos de mediano y largo plazos se mantengan a vencimiento, dicha minusvalía sólo sería transitoria.