sábado, 29 de junio de 2013

Parálisis en el conflicto de Vícam; se prevé solución la próxima semana

Esperan a que la Corte notifique resolución que ordena nuevo proceso de consulta

 

Hay denuncias de que empresarios agrícolas financian el bloqueo a la carretera México-Nogales

Foto
Las autoridades de los ocho pueblos yaquis decidieron permitir el tránsito vehicular, en la carretera México Nogales, de las 11 de la mañana a las cinco de la tarde y mantener cierres intermitentes de dos horas por una de libre pasoFoto Miroslava Breach
Miroslava Breach
Enviada
Periódico La Jornada
Sábado 29 de junio de 2013, p. 30
Vícam, Son., 28 de junio.
El gobernador de Sonora, el panista Guillermo Padrés Elías, no acudió hoy, como ofreció ayer, ante las autoridades de los ocho pueblos de la etnia yaqui que protestan por el transvase de agua de la presa El Novillo a la ciudad de Hermosillo, a través del acueducto Independencia.
Al cumplirse un mes de bloqueos a la carretera México-Nogales, las autoridades indígenas decidieron abrir un compás de espera, en tanto la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) notifica a la Comisión Nacional del Agua (Conagua), a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales, al gobierno del estado y al pueblo yaqui la ejecución de la resolución que ordena la reposición del proceso de consulta sobre la operación del acueducto, puesto en marcha a finales de marzo pasado.
La medida de distensión, explicó, consiste en abrir el libre paso al tráfico vehicular durante seis horas continuas, de las 11 a las 17, las de calor intenso, en tanto el resto del día se mantendrán los cierres intermitentes de dos horas por una de paso a los camiones, autobuses y vehículos que transitan por la vía.
El mandatario estatal envió al sitio de la protesta a César Bleizeffer Vega, subsecretario de Asuntos Sociales y Prioritarios, quien entregó a los manifestantes un documento en el cual se establecen algunas condiciones para el diálogo.
Sin embargo, para el vocero de los manifestantes, Tomás Rojo, lo importante no es reunirse con Padrés, es lo que menos nos interesa. Hay que dar tiempo a que se complete el proceso legal y que las instituciones sean notificadas del fallo judicial.
Los gobernadores tradicionales de los pueblos yaquis acordaron reunirse de nuevo el próximo jueves para analizar la estrategia a seguir y, en caso de que no haya un acercamiento serio y comprometido (con el gobierno), darán una postura definitiva.
La decisión fue avalada por Juan Leyva, presidente del Movimiento Ciudadano por el Agua, integrado por los agricultores mestizos de la región del valle del Yaqui y del Mayo que también se han desplazado a esta zona para protestar contra la extracción de agua de El Novillo.
Foto
La senadora Ana Gabriela Guevara ofreció su intermediación para solucionar el problema del agua en la cuenca del YaquiFoto Miroslava Breach
La demanda de los manifestantes es que se detenga la extracción de agua de la presa El Novillo a través del acueducto Independencia, que se inició a finales de marzo. Desde entonces se han extraído 16 millones de metros cúbicos, y se pretende extraer 75 millones de metros cúbicos por año, de acuerdo con la Conagua.
El conducto –que pretende resolver la carencia de agua en Hermosillo por 50 años– mide 143 kilómetros y cruza los municipios de San Pedro de la Cueva, Villa Pesqueira, Mazatán y Hermosillo, el único beneficiado de la obra. En la capital del estado residen 715 mil 61 habitantes, quienes han tenido 18 años de desabasto.
Hoy mismo, autoridades tradicionales disidentes y en conflicto con quienes mantienen el bloqueo, de los pueblos de Pótam, Vícam, Huirivis, Bácum, Tórim y Rahúm, acudieron a Hermosillo, donde criticaron los cortes a la circulación en Vícam y dijeron que son realizados por grupos de choque con yaquis corrompidos por intereses económicos ajenos a la lucha de la etnia, establecida desde hace siglos para la revindicación de su territorio y de mayores dotaciones de agua.
En voz de Francisco Delgado Romo, secretario del gobierno tradicional de Vícam, los yaquis que tienen tomada la carretera México-Nogales obedecen a los intereses de poderosos empresarios y agricultores de Ciudad Obregón, los mismos que históricamente han despojado de tierras y agua a la tribu, quienes han generado gobiernos duales para debilitarlos.
Nuestra única demanda legal es la que está en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, de la ONU, es una completa mentira la que promueven los ricos del valle a través de periódicos controlados por ellos y yaquis sobornados, que con este fallo (el de la SCJN que ordena la restitución del estudio de impacto ambiental con audiencia a la tribu) los yaquis van a sembrar más tierras: ningún yaqui en su sano juicio cree que los ricos del valle le van a ceder el agua a quien tiene actualmente en su posesión las tierras de las cuales se los despojó, añadió.